Publicado el 10. junio 2019 In Campaña

Apareció la Virgen Peregrina de los enfermos

ESPAÑA, Belén García Izquierdo •

Mi madre, Raquel, siempre ha sido una persona muy devota. Quizá, ese ha sido su fuerte para luchar contra la enfermedad sin faltarle nunca las ganas de seguir adelante. Es con su fe con lo que consiguió vivir con una sonrisa todo este proceso. Con amor se agarraba a la Virgen durante las dolorosas pruebas a las que tuvo que someterse, con amor aceptó estoicamente que este era su camino de sanación.  —

Aún recuerdo a Agustín, uno de sus médicos, que siempre le decía “Yo te pincho, pero Dios me guía”.

Cuando la situación comenzó a empeorar, apareció en nuestra vida la Virgen Peregrina de los enfermos. En los días duros, esos días donde no había fuerza ni para rezar, leíamos la conocida poesía de Margaret Fishback Powers, escrita en 1964 y difundida en todo el mundo:

Una noche tuve un sueño: caminaba por una playa con Jesús mientras en el cielo iba viendo escenas de mi vida. En cada escena veía dos pares de huellas sobre la arena: unas eran las mías y las otras del Señor, que caminaba a mi lado.

Sin embargo, noté que en los momentos difíciles de mi vida había sólo un par de huellas. Esto me molestó mucho y me llevó a decirle al Señor: “Tú me dijiste que siempre estarías conmigo, pero veo que en los momentos más difíciles de mi vida sólo hay huellas de una persona. No entiendo por qué cuando más te necesité, me dejaste solo”. 

Y el Señor me contestó: – «Te quiero mucho y nunca, nunca, te dejaría sólo, menos aún en las horas de prueba y de sufrimiento. Si ves un solo un par de huellas es porque en esos momentos Yo te llevaba sobre mis hombros”.

Esta historia le devolvía la fe a mi madre en los momentos duros.

Dicen que creer es la mitad de la sanación. Creer en la cura, creer en el futuro que nos espera. La Virgen ayudó a mi madre a cumplir con creces su mitad.

Estaré eternamente agradecida a María, Paz y la hermana Mónica por ayudarnos a cumplir este cometido.

Mi mamá murió en enero pasado. Por su 60° cumpleaños, fuimos en peregrinación a Guadalupe, esta Semana Santa. Su cumpleaños coincidió con el Domingo de Resurrección.

Etiquetas: , , ,

1 Responses

  1. Que bonito testimonio de la Mater de los enfermos!!🙏🙏💗

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *