Publicado el 10. junio 2019 In Vida en alianza

La Reina del restaurante – tres veces admirable

URUGUAY, Maria Fischer

“¡Mirá, la Mater!”. Estábamos en el restaurante “Don Juan”, en el centro de Nueva Helvecia, mi amiga y yo, felices de haber encontrado este lugar que nos había recomendado la Hna. María Laura al salir del santuario, pero también un poco tristes porque no pudimos ir, como todos los años, a comer al Hotel Suizo, que había cerrado su restaurante pocas semanas antes.

Y allí estaba ella, entronizada entre docenas de botellas de vino. La reina del restaurante, mirando desde arriba, a los dueños y empleados, a los huéspedes en las mesas, a los que entraban para buscar una vianda.

 

“Mi hijo estaba en el colegio de las Hermanas”, nos contó el dueño del restaurante. “A través de él, conocimos el santuario y a la Mater. Ella debe estar allí, donde trabajamos, pensé. Y allí está”. No es un hombre de muchas palabras, pero se nota el orgullo de haberle ofrecido a ella este lugar.

En verdad, no reina solo sobre las botellas de vino. Hay una imagen de la Mater en el rincón donde se reciben las solicitudes de los huéspedes, y encontramos otra sobre el mostrador.

Hace más de 75 años, la Madre tres veces admirable se estableció en el pequeño santuario de Nueva Helvecia, el primer santuario filial de todo el mundo.

En el curso del tiempo, han surgido mas de 200 santuarios filiales en todos los continentes, varios de ellos con más peregrinos en un solo día que este primer santuario filial en todo un año. Sin embargo, ella está presente y atrae desde este santuario a los corazones de mucha gente, aquí en Nueva Helvecia, aquí en este restaurante en la plaza central de esta pequeña ciudad en el interior de Uruguay.

Etiquetas: , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *