Publicado el 30. agosto 2018 In Campaña

Más de 600 niños abrazaron el Santuario de Tupãrenda

PARAGUAY, Carolina Cristaldo •

En Paraguay, el 16 de agosto se festeja el día de los niños y, como en años anteriores, la Campañita del Rosario convocó a todos los misioneritos al Santuario nacional de Tupãrenda. El festejo fue el domingo 12 a partir de las 7:00 horas, y Tupãrenda vivió una gran fiesta, un verdadero Schoenstatt, con más de 600 niños de varias comunidades de todo el país.—

Se vivió un momento de mucha alegría y emoción. Después de 3 años de conquista, se pudo saborear y disfrutar la fusión de todas las modalidades que forman parte de la Campañita: Misioneritos, monaguillos, coro y danza.

El abrazo al santuario

La hermosa jornada se inició con bailes y canciones donde los niños fueron reaccionando con mucho entusiasmo. Luego partieron en peregrinación hacia la Iglesia Santa María de la Trinidad, donde participaron de una maravillosa misa, en la que cada comunidad pudo presentar el capitalario que fue conquistando durante este año. Al término de la celebración eucarística, realizaron el ya famoso abrazo de los chicos al santuario, que se volvió costumbre y tradición en esta Jornada Nacional. Los niños pudieron sentir el abrazo de mamá María y de su hijo Jesús.

Luego, llegó el momento de dividirse por equipos, en los que se mezclaron los niños de las diversas comunidades, para participar de una dinámica grupal. En cada stand había imágenes de santos y personalidades destacadas de diferentes épocas como San Tarcisio, San Domingo Savio, Beata Chiquitunga Guggiari, el siervo de Dios João Pozzobon, nuestro padre fundador José Kentenich, el Ángel de la Guarda, el Papa Francisco, el Espíritu Santo, y por supuesto Jesús y la Mater, protagonistas de este gran día. En cada rincón, los niños iban aprendiendo un poco más de ellos, de sus vidas y sus enseñanzas, a través de juegos y diferentes dinámicas.

Una experiencia de iglesia joven

El día estuvo extraordinario, y fueron llegando al gran cierre de esta gran jornada con un gran festejo: un concierto infantil preparado para los chiquitos, donde se mezcló alegría y entusiasmo.

Hoy quiero dar las gracias a todos los que dan su sí a la Mater, y sobre todo a los niños; mi gratitud a los esfuerzos y entregas de cada coordinador de todas las comunidades, todos hacemos que esto crezca cada día más, y sobre todo que los chicos crezcan con una linda experiencia de Iglesia.

El gran regalo de trabajar con niños

Soy Carolina Cristaldo, coordinadora de la Campañita del Rosario. Cuando la Mater me llamó a esta gran misión de amor, como yo la llamo, me sentí muy feliz. Servir a ella es un honor y, hacerlo al lado de mis personas preferidas, es un regalo.

Trabajo con niños hace 20 años, desde que tenía 15 años de edad, y a lo largo de mi vida pude darme cuenta que los niños son nuestros maestros y amigos. Ellos te quieren de verdad, te aceptan y, sobre todo, ven tu corazón, no las apariencias, como los adultos muchas veces lo hacemos.

Soy docente y catequista y afirmo que recibo y aprendo más de lo que doy. Si quieres aprender algo y quieres ser mejor, escucha un niño, abraza un niño y convive con él. Ellos nos ayudan a ir por el camino del amor verdadero.

Mi vida hace tiempo está consagrada a la Madre y Reina de Schoenstatt y a los niños. En ellos encuentro mi fuerza de continuar, de seguir luchando por más Campañita del Rosario.

Siento que estoy por el camino correcto, a pesar de las dificultades, llevo presente conmigo las palabras que una vez me dijo un pequeño misionerito “Profe Caro, este es el camino correcto porque es el más complicado, pero estás a salvo porque vas de la mano de la Mater y llegarás muy lejos”.

Todos los días aprendo que nunca hay que rendirse, que siempre sale el sol, que debemos creer en nosotros mismos y tener fe. Estoy segura que la Campañita seguirá redundando y pasará fronteras, porque los niños son semilleros para nuestro Movimiento Apostólico de Schoenstatt y nuestra sociedad.

Para mí, esta misión no es solo un apostolado, para mí es un regalo de la Mater.

Carolina Cristlado (centro)

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *