cáncer

Publicado el 2022-01-14 In Alianza solidaria, Obras de la misericordia

Todos los que día a día luchamos contra el cáncer

URUGUAY, Elena Colman, vía www.schoenstatt.org.uy

El sábado 11 de diciembre se realizó la misa en el Instituto Nacional del Cáncer, celebrada por el cardenal Daniel Sturla, acompañado de varios sacerdotes, en el salón principal de dicho instituto. En ese lugar, tan especial para tantas personas, estuvo presente en el altar la imagen de la Mater Peregrina. —

El cardenal Sturla invitó a acercarse a todas las personas, sin distinción de credos, a una Iglesia de amor, porque el amor es la gran fuerza que mueve, sustenta y unifica.

Me parecieron muy acertadas y valiosas sus palabras en esta época de tantas divisiones sociales, de razas y credos, cuando el mundo está sufriendo enfermedades y pandemias que no discriminan. Pongamos en práctica aquel mandamiento que dice: “amaos los unos a los otros”.

También el cardenal se refirió a todos los que día a día luchamos contra el cáncer, donde siempre hay un vencedor que es Dios, más allá de los resultados.

cáncer

Es un camino

A mí, personalmente, no me gusta hablar de batalla porque esto nos lleva a pensar que uno gana y otro pierde. Prefiero hablar de “camino”. Porque el camino del cáncer es un camino de aprendizaje y de encuentro con Dios y con nuestra Mater, que fue a través de ella que Dios se hizo hombre y vino a nosotros.

Es un camino que nunca se transita en soledad, siempre hay amigos, familia y personas que vas conociendo en el andar, que te sostienen cuando ven flaquear tus fuerzas y que a veces ni siquiera se dan cuenta de lo valioso que puede ser un gesto o una palabra…

Quiero destacar la labor del Director del Instituto Dr. Robinson Rodríguez, que es un hombre de fe con una hermosa historia de vida, con una niñez muy humilde en un pequeño poblado de Artigas y a todo su equipo médico y enfermeras que se hicieron presentes en la misa, con quienes tenemos la esperanza de que el próximo año podamos tener una mayor concurrencia y sobre todo es mi deseo personal tener buena presencia de nuestro querido Movimiento de Schoenstatt.

cáncer

Etiquetas: , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.