Publicado el 3. julio 2015 In Proyectos, Schoenstatt en salida

Pastoral penitenciaria “Visitación de María”

PARAGUAY, por el P. Pedro Kühlcke •

Hace mucho que me mueve la inquietud por la proyección social de Schoenstatt. Gracias a Dios y a muchas personas muy apostólicas, la Mater puede llegar a muchas personas y lugares necesitados – Dequení es emblemático en este sentido; pero siempre podría ser más. A comienzos del año pasado, cuando me tocó pasar ya mucho más tiempo en Tupãrenda, me planteé seriamente qué podría hacer desde nuestro Santuario Nacional para ir hacia esas periferias existenciales de las que siempre habla nuestro Santo Padre.

Sabía que había personas muy guapas, especialmente de la Rama de Hombres del Santuario Joven que iban todas los sábados al “Centro Educativo Itauguá” (CEI), más conocido como “Panchito”: la cárcel de menores más grande del Paraguay, ubicada a unos 5 km de Tupãrenda. Les propuse acompañarlos algún que otro sábado, como para ofrecer confesiones o lo que haga falta. Ni me imaginé cuánto la Mater me iba a involucrar en un apostolado que era totalmente nuevo para mí… A mitad de año, con la autorización de mis superiores, Mons. Sebelio Peralta, el finado obispo de San Lorenzo, ya me nombró oficialmente capellán católico por tres años.

En esta cárcel están privados de libertad unos 160 adolescentes varones de 14 a 18 años, en condiciones bastante difíciles. Lo que más me duele es constatar que prácticamente todos ellos son de las clases sociales más desfavorecidas; viven en barrios de emergencia o directamente en la calle. Muchos con familias muy disfuncionales, o directamente sin familia; la gran mayoría con tremendas carencias afectivas, desde chicos; y también con problemas de adicciones. Me llama mucho la atención que no hay chicos de clase media ni alta en la cárcel …

Hemos podido formar un equipo de Pastoral penitenciaria muy guapo, la gran mayoría integrantes del Movimiento de Schoenstatt, de Tupãrenda y Asunción. Encontré personas muy generosas, que con gran sacrificio entregaban amor, tiempo y dinero, para regalar algo del amor de Dios y de la Mater a estos chicos tan carenciados. Todos los sábados compartimos con ellos cantos, oraciones, abrazos, y sobre todo una merienda abundante. También vivimos muy de cerca la situación tan difícil y dolorosa de muchos de ellos – situación familiar, social, jurídica, médica, etc. – y les damos una mano en lo que podemos.

150703-04-pastoral-carcelaria

“La inmensa mayoría de los pobres tiene una especial apertura a la fe; necesitan a Dios…”

Pero a la vez, Dios nos concede el privilegio de experimentar lo que el Papa escribía: “La inmensa mayoría de los pobres tiene una especial apertura a la fe; necesitan a Dios…” Constatamos una apertura espiritual muy grande en muchos de estos jóvenes, una sed de Dios impresionante. Incluso chicos no bautizados nos cuentan que rezan todas las noches a Dios y a la Virgencita. Me impresionan mucho las confesiones y conversiones de vida que Dios regala allá. Cuando puedo, celebro la Misa dominical, a las 15 hs., después del horario de visita. Cada vez participan más internos, y con el tiempo van descubriendo que les gusta mucho cantar, ser monaguillos, lectores, etc. A pedido de ellos, empezamos a ofrecer catequesis de preparación a los sacramentos de iniciación cristiana, y ya el mismo año pasado más de 40 chicos recibieron el Bautismo, y más de 50 (un tercio de la población penitenciaria!) la Primera Comunión.

Los que quieran ayudar más concretamente, se pueden poner en contacto con Ismelda Vázquez (0981 623291), que es la responsable del milagro de todos los sábados: ¡llevar una buena merienda para 160 adolescentes eternamente hambrientos! O también conmigo (0981 406638 o [email protected]). ¡Qué Dios y la Mater les retribuyan abundantemente!

150703-06-pastoral-carcelaria

La Esperanza

A las pocas semanas de empezar a ir al CEI, el director me llevó hasta el fondo del terreno, y me hizo conocer el “Centro Educativo La Esperanza”: un sector semiabierto, donde están internados unos 18 adolescentes que por buena conducta merecieron ese privilegio de parte de sus jueces. Pueden salir por una hora para jugar fútbol en el barrio, o para ir a la capilla cercana. Algunos van a colegios de la zona. Armamos otro equipo de Pastoral penitenciaria, para compartir con ellos todos los sábados a la mañana. Muy pronto conseguimos el permiso del Ministerio de Justicia para que ellos participen todos los meses de la Misa de jóvenes en Tupãrenda. Al comienzo se quedaban tímidamente al fondo, pero cada vez se fueron integrando más: les pudimos celebrar Bautismos y Primeras Comuniones aquí mismo en la hermosa Iglesia SMT, algunos ya se ofrecieron para ser acólitos – incluso una vez se pudieron quedar un rato más para una pileteada en la Casa de la JM.

150703-07-pastoral-carcelaria

 ¿Cómo donar?

Cuenta bancaria en Paraguay

Banco GNB
Cta Nro. 001-065259-003
Congregación Padres de Schoenstatt

Cuenta bancaria en Europa

Schönstatt-Patres International e. V.
IBAN  DE91 4006 0265 0003 1616 26
BIC/SWIFT GENODEM1DKM
Uso previsto: P. Pedro Kuehlcke, Casa Madre de Tuparenda

Donaciones via Paypal

150703-05-pastoral-carcelaria

Etiquetas: , , , , ,