Publicado el 19. octubre 2017 In Santuario Original

“Ya soy aliado”

SANTUARIO ORIGINAL, María Fischer •

“¡Ya soy Aliado! Ya escribí mi artículo, ahora lo paso a la computadora y apenas tenga internet se lo envío. Muchas gracias por la hospitalidad y el carisma acogedor. Si necesita a un paraguayo más que escriba para schoenstatt.org, yo con gusto estoy dispuesto”. Así decía el mensaje recibido en Whatsapp temprano el 19 de octubre, como culminación de un 18 de octubre dorado, no solo por el sol y los 25 grados de calor veraniego en pleno otoño alemán.

Apenas 48 antes había llegado a Schoenstatt, a la Casa Marienau, Andrés Romero, de la Juventud Masculina del Santuario Joven en Asunción, Paraguay, quien saludó con incredulidad: “¿Qué hace un paraguayo un 18 de octubre fuera de Tupãrenda?” – “Sellar mi Alianza de Amor en el Santuario Original”, fue la respuesta, y murmuraba “Qué Padre Kentenich” al pasar por la casa donde el Padre Kentenich estaba tantas veces y repitiéndolo con todavía más emoción al encontrar su habitación en el mismo piso que la del Padre Kentenich.

Entre estos dos momentos de Andrés (hablará más de su vivencia en un artículo que ya prometió) está la fiesta del 18 de octubre en torno al Santuario Original, una fiesta vivida por muchos y de muchas maneras, que culminó poco antes de las cinco de la tarde en el Santuario Original.

Este Santuario es el centro de todo Schoenstatt

Hay celebraciones más numerosas (pensando solo en Tupãrenda, con sus 50.000 peregrinos en este día), más emotivas (el primer 18 de octubre con Santuario en Costa Rica y Caieiras), más internacionales, más juveniles, más jubilosas, pero ésta es la renovación de la Alianza de Amor en torno al Santuario Original, ese pequeño lugar que es nuestro hogar común y nuestra fuente de gracias específicas, sin el que ni somos ni podemos actuar, ni como Familia del Padre ni como Movimiento Apostólico al servicio de la Iglesia y de la sociedad.

Antes de renovar la Alianza de Amor, el P. Juan Pablo Catoggio, quien está a cargo de la Presidencia Internacional de Schoenstatt, recordó esta realidad invocando la presencia de los miles y miles de schoenstattianos de los cinco continentes que este día espiritualmente peregrinaron al Santuario Original.

El P. Juan Pablo pidió a los presentes unirse con ellos y saludó a aquellos que estaban vinculados vía la transmisión por parte de Schoenstatt-TV. Es un verdadero “Nada sin ti, nada sin nosotros”, una verdadera Alianza Solidaria: el regalo más grande para tantos schoenstattianos es la promesa de llevarlos ahora, en este momento, al Santuario Original – y ellos, desde los 50.000 en Tupãrenda hasta los tres o cuatro en la ermita más alejada del mundo, son los que alimentan, con su capital de gracias, a este pequeño Belén.

Un símbolo fuerte para esta realidad es el momento de quemar los papeles de la tinaja del Santuario Original en el fuego que se encendió como símbolo de la entrega del capital de gracias, con la antorcha del jubileo de la Alianza de Amor.

Hay cartas entre estos papeles enviados desde Costa Rica, Paraguay, Croacia, Brasil, Colombia, Uruguay, España, Chile, Sudáfrica, Ruanda, Estados Unidos, Ecuador, México y otros países.

“Hace 17 años estaba aquí y hoy volví”

El grupo más numeroso era el de los que peregrinaban desde el Santuario de Liebfrauenhöhe, en el sur de Alemania. Sus pañuelos con el logotipo de Schoenstatt daban un toque especial a la fiesta,

Se vieron muchos schoenstattianos que viven en el lugar o cerca de él, y también unos que viajaron desde otras partes del país para participar. Hubo peregrinos ecuatorianos, paraguayos, mexicanos, suizos, checos y de otros países.

“Hace 17 años estaba aquí y hoy volví”, dijo un hombre de México, radiante de alegría, aún más, cuando el P. Ignacio Camacho entonó “Fuego de su fuego”…

Después de la celebración, se entregaron Vírgenes Peregrinas a nuevos misioneros, y después se realizó la Alianza de Amor, primero unos alemanes, después Andrés Romero, acompañado por varios jóvenes paraguayos y chilenos que se encontraron como peregrinos en el Santuario Original. Cada uno de los que en este día selló su Alianza de Amor, firmó en el Libro de Alianza, en el altar del Santuario Original…

Ahora ya son aliados, mostrando con hechos que ese pequeño lugar es nuestro hogar común y nuestra fuente de gracias específica, sin el cual ni somos ni podemos actuar, ni como Familia del Padre ni como Movimiento apostólico al servicio de la Iglesia y de la sociedad.

 

 

Más fotos
18.10.2017 Santuario Original

Etiquetas: , , , , , ,

1 Responses

  1. Somos aliados claro. .En la mañana leí el artículo de una joven siempre en esta pagina y me gustó cuando decia. ..hablando de este año del padre fundador. .kentenich en salida. .Si ser sus aliados llevando al padre a los ambientes..Hacer que otros lo conozcan..Que otros encuentren en su gran mensaje las respuestas de este momento histórico que vivimos y sobre todo su gran pedagia para forjar el hombre nuevo en la nueva comunidad. ..estamos en un momento histórico grande pues a la vez que un mundo viejo se destruye va emergiendo el hombre nuevo del mañana a la sombra del santuario. ..seamos en nuestros lugares portadores de la alianza. .creando una red solidaria con maria con el padre con cada persona especialmente esas personas que son marginadas o incomprendidas. ..especialmente el joven. ..
    En alianza solidaria. …P. Mike

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *