Publicado el 26. diciembre 2017 In Iglesia - Francisco - Movimientos

Una Alianza humanitaria

EUROPA, Maria Fischer con material de Sant’Egidio.org •

“Más de 3.100 personas han perdido la vida este año en el Mediterráneo. Ahora, el ejército de Italia ha traído refugiados directamente desde Libia. La Iglesia italiana lo hace posible”, esta es una noticia que da la vuelta al mundo en Nochebuena. La Iglesia italiana lo realiza en colaboración con la Comunidad de Sant’Egidio, un movimiento fundado en 1968, pequeño y muy comprometido.

En la mañana del 22 de diciembre, Andrea Riccardi, fundador de la Comunidad de Sant’Egidio, fue recibido en audiencia por el Papa Francisco. Junto al intercambio de deseos para Navidad, llegó la conversación – en vísperas del 50° aniversario de la fundación – al tema de la hospitalidad y la integración de inmigrantes y refugiados, especialmente con respecto a los corredores humanitarios, que ahora se consideran no sólo para Italia, sino también en Europa como modelo.

Se trataron diversas cuestiones en relación con el compromiso de Sant’Egidio en los diversos continentes, como el trabajo por la paz y, en general, la preocupación por los pobres y las periferias.

 

Los primeros refugiados, directamente de Libia a Italia

“Este es un desarrollo realmente innovador“, dice el enviado de la ONU para el Mediterráneo central, Vincent Cochetel. Y también el ministro del Interior de Italia, Marco Minniti, habla de un “momento histórico”, tras los primeros vuelos. Por primera vez, se ha abierto un corredor humanitario para traer refugiados reconocidos por ACNUR y sacarlos de la ilegalidad. El presidente de la Conferencia Episcopal Italiana, Cardenal Gualtiero Bassetti, ve en los corredores humanitarios, básicamente, un camino para salvar a muchas personas.

Porque este es el objetivo de los corredores humanitarios, un concepto que han elaborado juntos el ministro del Interior italiano y la Conferencia Episcopal. Primero quieren posibilitar la entrada legal y segura, y luego garantizar una mejor integración de los refugiados con un apoyo a más largo plazo.

Financiado con fondos de impuestos de la Iglesia

Los obispos italianos y el gobierno de Roma pactaron al efecto un acuerdo de dos años en enero. En consecuencia, la admisión se financia con fondos de impuestos de la Iglesia. Parroquias, familias, organizaciones religiosas y organizaciones de ayuda participaron en el alojamiento. La cultura de la Alianza al servicio de los más pobres y vulnerables. Y por cierto, quizás la mejor publicidad para la Iglesia en estos tiempos turbulentos.

Sant’Egidio es pionero en corredores humanitarios.

No es suficiente que abramos nuestros corazones al sufrimiento de los demás

“Con espíritu de misericordia, abrazamos a todos los que huyen de la guerra y del hambre o que se ven obligados a abandonar su tierra a causa de la discriminación, la persecución, la pobreza y la degradación ambiental.

Somos conscientes de que no es suficiente sentir en nuestro corazón el sufrimiento de los demás. Habrá que trabajar mucho antes de que nuestros hermanos y hermanas puedan empezar de nuevo a vivir en paz, en un hogar seguro. Acoger al otro exige un compromiso concreto, una cadena de ayuda y de generosidad, una atención vigilante y comprensiva”.

Original: alemán, 24.12.2017. Traducción: Paz Leiva, Madrid, España

Papa Francisco, Mensaje para la Jornada Mundial de la Paz

 

 

Etiquetas: , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *