Publicado el 13. septiembre 2019 In Vida en alianza

Conversaciones de Emaús en la Sonsbeck suiza y sobre el Niers

ALEMANIA, P. Christoph Scholten / redacción •

 Tales recuerdos permanecen y se graban, incluso después de semanas: conversaciones de Emaús en la Sonsbecker suiza  o en el bote a remos sobre el Niers, conversar sobre el movimiento  Viernes para el futuro y Laudato Si, intensa cercanía a Karl Leisner en la confrontación con sus palabras y sus acciones. . . Bajo el lema “Tiempo de apostolado – recibirán la fuerza del Espíritu Santo»; (Hechos 1,8), dos diáconos y diez sacerdotes de las ocho diócesis de Aquisgrán, Augsburgo, Münster, Osnabrück, Rottenburg-Stuttgart, ‘s-Hertogenbosch, Tréveris y Würzburg se pusieron en camino por la ruta de peregrinación de Karl Leisner del 5 al 10 de agosto de 2019. El participante mayor tenía 93 años y 48 años tenían los dos de menor edad. Este año, esta peregrinación organizada por la Federación de Sacerdotes de Schoenstatt tuvo lugar por vigésima vez cerca del aniversario de la muerte de Karl Leisner. —

La primera peregrinación se realizó en 1999, y recién en 2005 se repitió para hacer posible la participación en la Jornada Mundial de la Juventud en Colonia, que tuvo lugar al mismo tiempo.

Por segunda vez, la casa parroquial en Kevelaer fue el lugar de alojamiento de los peregrinos y el punto de partida de las tres etapas diarias.

Después de la llegada el lunes por la tarde se celebró la Santa Misa en la capilla de la casa. Luego el tiempo fue aprovechado para conocerse, para refrescar recuerdos de antiguas peregrinaciones, para conversar y pasar momentos agradables.

Ocho de los doce participantes pertenecían a la Familia de Schoenstatt – sin embargo la peregrinación de Karl Leisner no es algo exclusivo para schoenstattianos, sino que era algo abierto para todos los sacerdotes, candidatos al sacerdocio y diáconos.

 

En el Portal de la Reconciliación de Bert Gerresheim, Basílica Kevelaer. Representación de la ordenación sacerdotal de Karl Leisner

„Vuelco al apostolado“

El martes, los peregrinos se dirigieron al Centro de Schoenstatt Oermter Marienberg en la región del Bajo Rin para visitar la estela de Karl Leisner y la comunidad Weggemeinschaft. En el impulso del día, el Padre Andreas Hagemann se refirió a las últimas palabras de Jesús en la cruz: “¡He aquí a tu hijo! . . . he aquí tu madre!” . . . Y Él. . . entregó el Espíritu»; (Juan 19:26-27-30). La nueva traducción (alemana) permite la interpretación de que Jesús entrega su Espíritu Santo a Juan, María y a las otras mujeres bajo la cruz y los envía como apóstoles antes de Pentecostés. El P. Hagemann amplió la idea refiriéndose al diario de Karl Leisner, en el que recordaba la conferencia del movimiento de los estudiantes de bachillerato de la Federación Apostólica en la Semana Santa de 1933: “. . . . los maravillosos retiros de Schoenstatt». – Desde entonces, vuelco al apostolado en la juventud».

Preservar la creación, Viernes para el futuro, Laudato Si

El camino de peregrinación comenzó primero por el “Sonsbecker suizo». Luego de la oración del rosario y la petición por vocaciones espirituales, se realizó la primera “conversación de Emaús». De a dos o tres, los peregrinos comentaron la motivación diaria e intercambiaron sus experiencias personales de fe.

Desde Kevelaer-Winnekendonk el grupo hizo una peregrinación a Kevelaer para ver la milagrosa imagen de la “Consoladora de los afligidos». La Santa Misa se celebró en la capilla del confesionario junto a la Basílica mariana.

El miércoles, el Padre Christoph Scholten dio una pequeña charla en el Portal de la Reconciliación. Como la mayoría de los otros portales de bronce de la Basílica mariana de Kevelar, proviene del artista de Düsseldorf Bert Gerresheim. Muestra la ordenación sacerdotal de Karl Leisner hace 75 años en el campo de concentración de Dachau.

El anhelo de tener “viento, sol, río y bosque a mi alrededor», como escribió Karl Leisner a su hermano Willi dos días después de su consagración como diácono, en los tiempos con grupos de niños y jóvenes y durante sus viajes por Alemania, los Países Bajos, Bélgica, Italia, Francia y Suiza, naturalmente no pudo satisfacer durante los largos años de prisión,. . . .

El P. Christoph Scholten unió en sus charlas que dio durante el día,  el mensaje bíblico de la misión del Espíritu Santo, que renueva la faz de la tierra, con el entusiasmo de Karl Leisner por la belleza de la creación y su otro lado, la amenaza a la creación y a la dignidad humana. Entre otras cosas, habló sobre el movimiento actual “Viernes para el futuro», sobre la encíclica “Laudato si»; del Papa Francisco y sobre el discurso pronunciado por el entonces Papa Benedicto XVI en el Bundestag el 22 de septiembre de 2011. Benedicto XVI había desafiado a tener en cuenta también la “ecología del hombre».

 

 Foto del grupo junto a la estatua de Karl Leisner de Bert Gerresheim frente a la iglesia en Kleve.

Con el bote inflable por el rio Niers

La segunda etapa del día apenas fue hecha a pie, sino con un bote de goma. Durante las dos horas y media que duró el viaje en bote desde el castillo de Wissen hasta el restaurante “Jan an de Fähr», los participantes rezaron el rosario pidiendo por vocaciones espirituales y tuvieron otra “conversación de Emaús».

Después de una amplia pausa para el almuerzo, tuvo lugar el traslado al Wolfsberg en Kranenburg-Nütterden, desde donde se recorrió una corta distancia a través del bosque de Reichswald hasta Kleve-Materborn. En el cementerio de Kleve los peregrinos conmemoraron la primera tumba de Karl Leisner hasta su traslado a Xanten en 1966 y visitaron la tumba de la familia Leisner.

El siguiente destino fue el lugar de encuentro con Karl Leisner en la casa de la calle Flandrische Straße 11, donde la familia Leisner había vivido desde 1929. Después del rezo del rosario en la cocina, tuvo lugar una adoración eucarística silenciosa en la Iglesia de la Asunción de Santa María de Kleve a partir de las 18. 15 horas. Allí los peregrinos celebraron la Santa Misa a las 19. 00 horas y luego visitaron el impresionante monumento a Karl Leisner de Bert Gerresheim frente a la iglesia.

Llegados

El jueves, el P. Armin Haas, dio el impulso en el Kermisdahl con una vista maravillosa del  Schwanenburg de Kleve, con el tema del día: “¡Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos!” (2 Timoteo 1,6). Citó la carta que Karl Leisner había escrito a su compañero también prisionero y jefe del grupo de Schoenstatt, Hermann Richarz, un buen mes después de su ordenación sacerdotal en el campo de concentración de Dachau. “Este mes he intentado profundizar el don recibido de Dios: despertar, practicar y renovar cada día el espíritu sacerdotal”. En las dos horas y media de camino hacia el Castillo de Moyland, los peregrinos rezaron el rosario pidiendo por vocaciones espirituales e intercambiaron ideas surgidas del impulso en la tercera “conversación de Emaús».

En la iglesia de peregrinos de Marienbaum, en la que Karl Leisner había rezado muy a menudo frente a la imagen “Maria Refugio de los pecadores», se dio la oportunidad para la adoración eucarística. Llegados al final de la Peregrinación Karl Leisner, en la cripta de los mártires de la Catedral de Xanten, los peregrinos celebraron la Santa Misa en la tumba del Beato Karl Leisner junto a algunos personas de Xanten y schoenstattianos.

Durante la reflexión final de la tarde se abordaron los planes para 2020.

La 20ª peregrinación de Karl Leisner finalizó con la Santa Misa y el desayuno del viernes por la mañana.

 

Después de la Santa Misa junto a la tumba del Beato Karl Leisner en la Cripta de los mártires de la Catedral de Xanten

Original: alemán 6/9/2019. Traducción: Tita Andras, Viena, Austria

Etiquetas: , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *