Publicado el 2020-10-29 In José Kentenich

Un momento de discernimiento

Editorial schoenstatt.org •

Para decirlo desde ya: este artículo no es sobre el libro, sino para informar a nuestros lectores sobre su publicación. Mucho menos es una respuesta al libro o a los artículos que se publiquen en torno a él, pues se trata de dar una respuesta a Dios que nos habla a través de los acontecimientos. Parafraseando tu artículo, Ignacio, el contexto de descubrimiento es el libro o son las publicaciones de la Sra. Von Teuffenbach, el contexto de justificación es el llamado de Dios en este momento de la historia de la Iglesia y del mundo, el llamado a un discernimiento que recién comienza.—

El lunes 26 de octubre apareció el primero de dos o más libros anunciados por la historiadora Dra. Alexandra von Teuffenbach. El libro se basa – así lo explica la misma autora – en un enfoque biográfico, que usa testimonios y cartas encontrados en los archivos de los Palotinos en Limburgo, por parte de varias hermanas que en las décadas de 1950 y 1960 salieron de la comunidad. Algunas incluso fundaron después una nueva comunidad en Sucre, Bolivia. Aparecieron el mismo día varios artículos en la prensa de Alemania, el más largo y fuerte en el portal de los obispos alemanes, katholisch.de, donde ya se han publicado otros artículos sobre el tema.

El enfoque biográfico, como una de las muchas maneras científicas de aproximarse a la realidad, tiene sus fortalezas y debilidades, como todos los enfoques. No busca comparar los testimonios encontrados con los de otras personas en situaciones similares o con una evaluación profunda de otros elementos contextuales. La historiadora dice que la intención del libro no es ofrecer una evaluación completa, sino que es una publicación explicada de documentos encontrados, y solo de estos documentos. Las primeras líneas del libro muestran claramente su intención, así como la de su autora: “Dedico este libro a la Hna. M. Georgina Wagner y a sus valientes cohermanas, Hna. M. Eugenia Hagen, Hna. M. Beatrix Mesmer y Hna. M. Agnes Waldmann, que se atrevieron con éxito a poner fin a los abusos de aquellos años”.

Lo denunciado en este libro sobre los abusos de poder vividos o recordados por las exhermanas de María citadas, por parte del P. Kentenich, es fuerte y tiene un impacto para todo Schoenstatt, porque se trata de su fundador, a quien muchos schoenstattianos llaman padre.

¿Y ahora qué?

Queda mucho que evaluar, comprobar e investigar. Faltan fuentes importantes, falta ver – si eso es posible después de tantos años, con todos los protagonistas del tema muertos y sin poder contestar – si lo subjetivamente vivido y recordado coincide plenamente con los hechos reales. Queda esperar a lo que deben hacer las comisiones de investigación de la diócesis de Tréveris y de Schoenstatt.

¿Un error, un error grave, un quiebre en un aspecto esencial de su personalidad, una equivocación grave en la aplicación de su propria pedagogía, incluso un pecado del “mensajero” afecta el mensaje? Teológicamente hablando, nos dicen los teólogos, en la única persona en la cual no puede diferenciarse mensaje y mensajero es en el Verbo encarnado. Los apóstoles fueron grandes pecadores. Los santos que cambiaron el rumbo de la Iglesia cometieron errores, hicieron cosas imprudentes, exageradas, falsas, malas.

¿Significaría quedarse con el mensaje y despedir el mensajero? No. Pero puede significar crecer hacia la visión de un mensajero, un instrumento elegido por Dios para decir algo a este mundo, un instrumento que fue elegido para una misión demasiado grande para un ser humano, un instrumento que tuvo que pagar un precio alto para esta elección, un instrumento que, con san Pablo, debe quedarse con la palabra del Señor: «Te basta mi gracia, pues mi poder se perfecciona en la debilidad” (2 Cor 12,9). Un instrumento que, más que admiradores, necesita colaboradores y aliados maduros.

Traducción del artículo de Felix Neumann en www.katholisch.de: Paz Leiva, Madrid, España @schoenstatt.org

Etiquetas: , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.