Publicado el 2020-04-17 In Alianza de Amor Solidaria en tiempos de Coronavirus, Madrugadores

Los Madrugadores en tiempos de aislamiento social

CHILE, Octavio Galarce Barrera, Rancagua •

De los tres aspectos de nuestra espiritualidad como Madrugadores, expresada en las 3M (cualquier analogía o semejanza con una marca comercial es mera casualidad): Misa – Mesa – Mundo, la que más se anhela y extraña es la M de Mesa, el desayuno compartido con los hermanos luego del momento litúrgico que se vive con tanto entusiasmo y profundidad en cada comunidad.—

Hasta ahora la gran mayoría de las comunidades ha aprovechado lo que la tecnología ha dispuesto para usar la plataforma que más se acomode a su realidad y así continuar con las madrugadas vía streaming: Facebook, Zoom, Skype, y otras… En este ámbito la creatividad, el entusiasmo y la pasión por mantener viva la llama y este espacio tan importante en nuestras vidas no tienen límites. ¡Ha sido increíble!

Colombia: Bogotá, Calí, Medellín, Villavicencio y Cúcuta

Un maratón de madrugadas

En lo personal, y con toda certeza es también la experiencia de muchos otros madrugadores, he aprovechado para “seguir viajando” sin moverme de mi casa, en la cual ya hace tres semanas que estoy confinado. He tenido, sí, que renunciar a la posibilidad de sumar millas para futuros viajes… He madrugado con distintas comunidades del extranjero y en horarios muy diversos, lo que ha tenido una extraordinaria ventaja, ya que en más de una oportunidad algunos sábados he madrugado con dos comunidades muy distantes, separadas por miles de kilómetros la una de la otra.

Gracias, Señor, por la diferencia horaria entre nuestros países. Si hay maratones de series por el cable ¿por qué no un maratón de madrugadas?… no estaría mal, ¿verdad? Además, he madrugado un par de lunes (no sábados) con la comunidad de San Rafael de Escazú, Costa Rica, los que por razón de sus integrantes y de la realidad propia del lugar, desde sus comienzos lo han hecho así.

Nicaragua, Managua

Encuentros internacionales del rezo del rosario

Respecto de la creatividad a la que hacía alusión más arriba, un par de ejemplos: ha habido encuentros “internacionales” del rezo del rosario en horarios de la tarde, charlas abiertas, espacios de conversación.

En Argentina, el P. Leo Di Carlos celebra misa para madrugadores los sábados cada 15 días a las 07.00 hrs. (hora de Argentina) desde su parroquia en Mendoza. Para unirse hay que buscarlo en Facebook y pedirle ser aceptado. En Chile hay también algunos sacerdotes madrugadores que están ofreciendo este servicio a sus comunidades, de las cuales ellos forman parte activa.

Esto que estamos viviendo en todo el mundo jamás fue imaginado ni pensado

Como tantos aspectos de nuestra espiritualidad y que con el paso de tiempo hemos incorporado, esto que estamos viviendo a nivel mundial jamás fue imaginado ni pensado. Es de las cosas que habrá que agradecerle a esta pandemia mundial: nos ha dispuesto de manera extraordinaria para usar la tecnología e incorporarla como una herramienta muy importante para mantener, promover y hacer crecer esta corriente de vida ¡sin límites, sin fronteras, sin distancias de por medio!

Cada uno de los madrugadores, cada una de nuestras comunidades tiene que ir elaborando “estrategias” de promoción y difusión para cuando termine este tiempo de confinamiento social que nos impide reunirnos, para aprovechar la mayor sensibilidad que ya se ha despertado en los hombres por lo religioso. La mayor apertura y valoración de la vida espiritual, el darle un espacio a Dios y a la Virgen en nuestras vidas, es algo que se puede palpar en nuestro entorno. Sin duda alguna, es un espacio propicio para invitar a muchos hombres para que participen en nuestras comunidades y gocen de esa experiencia comunitaria de encuentro con el Señor de la vida y la historia, quien en compañía de la Sma. Virgen, solo quiere hacer de nosotros hombres nuevos, convertidos de corazón, hermanos de ruta en este caminar nuestro en la tierra.

Chile, Santago, Bellavista y Pablo Apostol

La segunda M volverá

Ya llegará, una vez podamos volver a la normalidad, el anhelado momento del encuentro con los hermanos en el desayuno (la segunda M) para compartir: el café, el té, el mate, el pan amasado, las tortillas, medialunas, huevos con longaniza, gallopinto, tamales, achiras, revoltillo, salchichas asadas, avena, cornflakes, rosquillas, pan de arroz horneado en hoja de plátano, pan dulce, etc.…

Evidentemente no todo a la vez y en un solo desayuno. Lo detallado es parte del menú de que se dispone en los distintos países en que se madruga. Y también para que aquellos que lean esta nota constaten que los madrugadores no solo rezan, sino que también disfrutan de la buena mesa dispuesta en el desayuno. El que quiera sumarse a alguna de nuestras comunidades, ¡bienvenido! Quien se entusiasme por fundar una nueva comunidad en cualquier lugar del mundo, cuente con nuestro apoyo.

Puedes escribir a: [email protected]

www.madrugadores.cl

 

Madrugadores: aporte original de la Familia de Schoenstatt a la Iglesia de las nuevas playas

Etiquetas: , , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *