Publicado el 15. mayo 2015 In Campaña

Donde la Madre los lleve

ARGENTINA, San Justo – Mónica Jendrzejczyk y Cecilia Mata •

¿Cómo encarar el lema de la Familia de Schoenstatt Argentina para el 2015: “En alianza, salgamos al encuentro”? Y el disparador fue el via crucis que se realizaría por el barrio. Lo primero que surgió fue: ¡Qué hermoso comenzar diciendo “En Alianza, salgamos al encuentro de Jesús, que es el hermano que sufre, el necesitado!”, ¿por qué no comenzar el año ofreciéndole tiempo y entrega?

El año pasado, una imagen de la Peregrina bajo la modalidad de misiones especiales, llegó desde el Santuario Tabor en Santa María, Brasil, lugar que dio origen a la grandiosa Campaña del Rosario de la Virgen Peregrina de Schoenstatt de la mano de Don João Luis Pozzobon. Sin ninguna duda, este era el momento para llevar adelante una misión especial: visitar a los enfermos.

Así surgió la necesidad de misionar, junto a los jóvenes misioneros de la Mater, en una clínica en donde la mayoría son abuelos. La fecha pautada fue el domingo 3 de mayo, y para ello era necesario contar con el permiso del P. Raúl García, párroco de la Parroquia San Carlos Borromeo de Villa Madero, San Justo, y también ponerse en contacto con las autoridades de la Clínica Los Cedros de Tapiales, cuyos responsables del Departamento de Recursos Humanos estuvieron inmediatamente de acuerdo.

Plena confianza en nuestra Madre

Ese domingo 3 de mayo, un grupo de misioneras partió desde la Parroquia rezando el Rosario, con la Peregrina encabezando la peregrinación hacia la clínica en donde hay una capillita fundada por el Obispo Baldomero Carlos Martini. Allí se terminó de meditar el último misterio del Rosario, pidiéndole a la Mater la fuerza necesaria y que fuera Ella quien pusiera sus palabras y sus actos en los labios de los allí congregados.

Con profunda emoción, y acompañados por una enfermera del lugar, comenzó el recorrido por las habitaciones. Fue una grata sorpresa ver a los chicos sumamente respetuosos, acercándose a los enfermos, charlando con ellos, preguntándoles si podían anotar sus nombres para luego poder rezar por cada uno de ellos. Fue un día de muchas anécdotas y experiencias, estar cerca de muchos enfermos que, a pesar de ser domingo, no tenían a nadie que los visitara. Aquellos que estaban acompañados por sus familiares tomaron las estampas de la Mater que se habían llevado para entregarles y todos juntos rezaron, entre otras, la Oración de Confianza:

“En tu poder y en tu bondad fundo mi vida, en ellos espero confiando como niño, Madre Admirable, en Ti y en Tu Hijo, en toda circunstancia, creo y confío ciegamente. Amén”.

Otros tenían la necesidad de charlar y de escuchar y ahí se vio a los misioneros dar lo mejor de sí, entregándose al otro con mucha atención, pequeñez y humildad.

El jueves 7 de mayo el grupo, junto a otras misioneras de la Campaña de San Justo, se acercó al Santuario del Centro a poner en la vasija los nombres de cada enfermo para que la Mater obre milagros en ellos y en sus familiares, ofreciendo todo al Capital de Gracias.

El deseo es poder seguir realizando estas misiones y salir cada día un poquito más al encuentro de nuestros hermanos. Por eso ya se ha puesto en las manos de nuestra Madre la próxima misión que será la de compartir una tarde junto a los abuelos de un hogar de ancianos.

Gracias Madre por educarnos, por enseñarnos que dando, recibimos. Ayúdanos a llevar la alegría y el gran amor de Jesús y poder decir, cada día más: EN ALIANZA, SALGAMOS AL ENCUENTRO.

Etiquetas: , , , , ,