Publicado el 7. noviembre 2017 In Vida en alianza

18 de octubre: Celebrando con el Padre en Texas

ESTADOS UNIDOS, Pilar Huerta •

La Celebración del de la fundación del movimiento de Schoenstatt de la Familia, se celebró en Cor Unum, junto a la familia de Texas en el Santuario del Padre, Monte Schoenstatt, Arquidiócesis de San Antonio, TX, EE. UU., el domingo 22 de octubre. “Nuestro Padre Celestial nos brindó un bello día soleado para la celebración familiar” alguien comentó agradecido. La familia de Schoenstatt y amigos de seis diócesis peregrinaron para visitar a la Madre Tres Veces Admirable y celebrar como una familia unida en el corazón del Padre y en el corazón de nuestro fundador, el Padre José Kentenich. Los guardianes del Santuario recibieron con entusiasmo a los peregrinos. La familia de Schoenstatt de la Diócesis de Laredo llegó en autobús contratado. ¡Tres Padres de Schoenstatt y siete Hermanas de Schoenstatt se unieron a la Familia de Schoenstatt de San Antonio para ese día!

Un día de familia con el Padre

El programa de la mañana comenzó con una serenata a la Madre y Reina y una oración de apertura verdaderamente hermosa expresando nuestro agradecimiento a nuestro Padre Celestial por un nuevo día para ser corno en Patre, un corazón en su propio corazón trino y paternal. El P. Patricio Rodríguez, director estatal, fue el celebrante principal de la Santa Misa en el Santuario Cor Unum en Patre y su patio frontal, que se encuentra entre los árboles de sombra de roble. Los padres Christian Christensen y Johnson Nellissery fueron concelebrantes en la misa. Todos vinieron preparados para un almuerzo campestre en los terrenos del monte Schoenstatt. La Hna. M. Mara Medina organizó juegos y actividades para los niños. Una presentación en los medios de Hna. M. Heidi Infante: “Impulso para el Año del Padre Kentenich” se mostró en el Centro Comunitario. Enfatizó varios puntos referentes al Padre. El carisma de Kentenich, cómo debemos mantenerlo vivo para configurar el futuro de la Iglesia y la sociedad, ¡debe cobrar vida en nosotros! Su carisma es un regalo y una tarea, es una misión, es una misión también para nosotros.

Encuentro con el Padre Kentenich en persona y en oración 

Un Panel de Testigos fue el siguiente número en el programa; la Hna. M. Danielle Peters introdujo a los presentadores que compartieron sus experiencias con el Padre Kentenich.

El P. Christian Christensen compartió sobre su encuentro con el Fundador y lo describió, de manera profunda, con tres palabras, “un buen hombre”.

La Hna. M. Erlinda Pimo estuvo en Alemania cuando era novicia (1966-68) y tenía la experiencia del P. Kentenich como alguien que tenía tiempo para todos y que le prestaba toda su atención a cada persona con la que hablaba. Ella compartió que recibía muchos obsequios de sus visitantes y que compartiría los obsequios con otras personas, incluida ella misma, y ​​les daba a cada una la oportunidad de elegir lo que les gustaría recibir de los regalos que le habían traído.

Carlos Cantu, conocido por todos los lectores de schoenstatt.org como fiel traductor y autor de muchos artículos, compartió una oración muy especial. Cuarenta y un años antes, su esposa estaba embarazada por quinta vez; parecía que algo podría estar mal y el médico sugirió un aborto terapéutico. ¡Al unísono, los Cantús dijeron que no! Se volvieron hacia el Padre Kentenich y le confiaron el embarazo. Todo salió bien y nació su único hijo, un bebé sano que ahora tiene 41 años. En agradecimiento por la oración respondida, el niño se llamaba José Carlos. Los Cantús son padres de cinco hijas y un hijo; están esperando su noveno nieto. Varios de sus hijos también recurren al Padre Kentenich en oración. Una hija también le confió su embarazo al Padre Kentenich. En agradecimiento, ella nombró a su hijo Josef. Así que Cantú instó a todos a confiar sus necesidades al Padre Kentenich, escribirlas y darlas a conocer, especialmente en este Año del Padre Kentenich.

Fue un regalo tan especial escuchar las palabras de los presentadores que acercan la presencia de nuestro Fundador a nosotros.

 

Un corazón, un padre, una familia de Texas

El hermoso día terminó en el Santuario con una oración de clausura y la renovación de nuestro compromiso: “Sí, Padre, ¡vamos contigo!” Juntos recitamos la Oración por el Año del Padre Kentenich. Tomados de la mano en el anillo de unidad expansiva alrededor del santuario, levantamos nuestras voces para renovar nuestra consagración, “Oh Señora mía, oh Madre …”

Uno por uno, todos fuimos a firmar con amor nuestro nombre en un corazón de cartulina roja que simbolizaba el corazón de nuestro Padre y Fundador. El P. Patricio entró al santuario con el corazón lleno de todos nuestros nombres y lo colocó en el altar. Con este acto de clausura de nuestra celebración, nuestra Familia de Schoenstatt de Texas expresó nuestra gratitud a Dios por el regalo de nuestro Padre y Fundador, particularmente su “paternidad”, de la cual deriva el amor que tenemos por él.

 

Original: inglés, 05/11/2017. Traducción: Kikito Vázquez, Asunción, Paraguay

Etiquetas: , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *