Publicado el 26. octubre 2017 In Dilexit ecclesiam

Visita de la Presidencia Internacional de Schoenstatt al Cardenal Kevin Farrell, Prefecto del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida

VATICANO, P. Antonio Bracht, en nombre de la Presidencia Internacional •

El 24 de octubre de 2017, la Presidencia Internacional de la Obra de Schoenstatt hizo una visita al Cardenal Kevin Farrell, Prefecto del recién fundado Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, en el marco de la jornada en clausura de este año en Roma. Nos recibió junto con el Secretario de este Dicasterio, el P. Alexandre Awi Mello, Padre de Schoenstatt. También se encontraba presente la Hermana Maria Pilar, quien trabaja en el mismo como secretaria.

Ante todo el P. Juan Pablo Catoggio, Presidente de la Presidencia Internacional, saludó al Cardenal y al Secretario. A continuación introdujo una primera ronda en la cual se presentaron brevemente nuestras comunidades. Luego, en dos partes, presentamos nuestras actividades. Primero en forma general, a través del P. Heinrich Walter y de la Hermana Cacilda Becker, de la Instancia Coordinadora Internacional. A continuación nuestras familias presentaron algunos proyectos que se realizan al servicio de las familias, como por ejemplo, cursos de preparación al matrimonio, “Fortalecimiento Matrimonial” o el “altar familiar” en relación con el santuario hogar. Un segundo punto importante, el trabajo con la juventud, solo fue mencionado brevemente.

Luego hizo uso de la palabra el Cardenal Farrel. Comenzó constatando que hasta ahora prácticamente no sabía nada de Schoenstatt, porque no había tenido oportunidad de encontrarse con nuestro Movimiento dentro las actividades realizadas hasta ahora en USA.

Se mostró sorprendido por la multiplicidad de las comunidades que representamos y la repercusión que tenemos a través de tan variados proyectos. Hizo resaltar un aspecto en particular: la preparación de los laicos en las parroquias, algo que habíamos mencionado, subrayando su importancia actual. Señaló lo significativo de esta contribución en el contexto de la situación actual de la Iglesia ya que, según su apreciación, hoy la fe debe ser transmitida a través de los laicos.

Por tal motivo la Iglesia necesita laicos capaces de este desafío. Constató con satisfacción y asombro que Schoenstatt realiza esto desde hace 100 años, mientras que la Iglesia, como institución, solo está trabajando conscientemente en ello desde el Concilio Vaticano II.

Por consiguiente ve también la importancia de trabajar con la juventud, para que se le permita vivir la fe a su modo, tal como lo enfatiza el Papa Francisco.

 

De allí pasó a la segunda gran preocupación del Papa Francisco: la familia. El Papa ha convocado a dos sínodos sobre este tena, con amplias consultas a los cristianos de todo el mundo. Y los matrimonios son aquellos que mejor pueden hablar sobre matrimonio y familia. Lo pueden hacer con credibilidad. Junto con la preparación al matrimonio, sería muy importante el acompañamiento de los casados ya que, dijo textualmente el Cardenal, “la familia es un santuario” y el lugar definitivo de la transmisión de la fe. La Iglesia ha descuidado la preparación de las familias para esta tarea y hoy experimentamos las consecuencias de ello. “Entonces, ¡adelante!”, nos dijo. Y corroboró esta exigencia al señalar las dificultades que habría que vencer en la preocupación por la familia.

Él se puso a nuestra disposición en este sentido. Igualmente se mostró abierto a conversar con nosotros sobre el Estatuto General.

Luego de una palabra de agradecimiento, de la entrega de distintos regalos y de un canto nuestro, nos dio su bendición y se despidió. Nosotros visitamos todavía la oficina del P. Awi y la capilla del Dicasterio.

Original: alemán, 25.10.2017. Traducción: Ventura Torres, Santiago, Chile

Sitio web del Dicasterio

Etiquetas: , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *