Publicado el 20. junio 2015 In Vida en alianza

Noticias de los Padres de Schoenstatt en Nigeria

NIGERIA, por P. Juan Pablo Catoggio, superior de los Padres de Schoenstatt en Nigeria •

Estos días asumió el nuevo gobierno de Nigeria. Desde hace 16 años el país vive democráticamente. Hasta ayer gobernó un partido – PDP, partido popular democrático –, que esta vez perdió las elecciones. Ahora ganó una coalición – el APC, All Progressives Parties. Todo ocurrió en un limpio proceso democrático, las elecciones y la transición. El presidente saliente, Jonathan Goodluck, es cristiano (no católico), el nuevo, Muhammadu Buhari, es musulmán. Los grandes dramas de Nigeria son la corrupción descontrolada a todo nivel y sus consecuencias en la moral y la economía, y la inseguridad y violencia, especialmente – pero no sólo – por el grupo fundamentalista y terrorista Boko Haram, que hace atrocidades en el norte del país: mata por doquier, arrasa con aldeas, secuestra niñas y mujeres, obligando a los sobrevivientes a buscar refugio en otros lados. El gobierno anterior fue absolutamente incapaz de hacer algo y por eso las expectativas actuales son grandes. Buhari es militar retirado, tiene 73 años y fue en los 80 o 90 presidente de facto, de mano muy dura. Algunos temen cierta islamización y que gobierne dictatorialmente. Pero tiene fama de ser moralmente muy íntegro. Dos frases de él: “Si Nigeria no mata la corrupción, la corrupción matará a Nigeria” (se puede aplicar a muchos lados, ¿verdad?). Y al asumir dijo: “pertenezco a todos, y no pertenezco a ninguno” (para decir que no lo manejará ningún grupo en particular). La palabra mágica de su campaña: ¡Change! ¡Cambio!

Al menos hay que decir que Boko Haram ha perdido mucha fuerza y está en retirada, fueron duramente combatidos estos últimos meses por fuerzas conjuntas de varios países vecinos (Nigeria, Niger, Chad y Camerún) y sufrieron muchas bajas.

2014-10-31-13-04-nigeria

Se celebra la vida

Me tocó participar en estos meses de tres funerales, dos de ellos de los papás de dos padres de la comunidad. Es algo impresionante. El funeral se celebra como muy pronto dos semanas después que la persona falleció, en general más tarde aún. Pues ningún familiar cercano puede faltar, y además hay que hacer muchos preparativos. Es un evento familiar y de toda la “village”. Ciertamente más importante que un boda o cualquier otra celebración familiar. Se celebra la vida: el difunto es recordado y honrado, se publica un folleto, con breve biografía, testimonios, palabras de homenaje de muchas personas, etc. Se festeja varios días, antes y después del entierro, donde se recibe y hay que alimentar a todos los que vienen. Se hacen posters y remeras con la foto de la persona, se reparten souvenirs, la familia se viste especialmente, todos con la misma tela, hombres y mujeres. Cuando el difunto es traído de la morgue y en el entierro mismo, la familia y los deudos lloran y expresan su dolor. En los otros momentos, antes y después, el clima es más bien de fiesta y celebración.

Ciertamente esto tiene que ver con la veneración de los ancestros – y por ello también el profundo respeto a los mayores y ancianos, característico de esta cultura. Los mayores y los antepasados son la historia, la memoria, las raíces. De algún modo siguen vivos en nosotros. Los cristianos entierran a los suyos en su “village”, en la propia casa, en el jardín, no importa que hayan vivido siempre en otra ciudad o en el extranjero ni dónde hayan muerto: al final vuelven a su tierra, a sus orígenes. Por eso la propia tierra, el terruño, es sagrado – no hay familia sin terruño. Y otra curiosidad: la tumba al tiempo desaparece, es decir, no hay ningún signo exterior – ni lápida ni cruz ni leyenda -, simplemente la tierra, y al tiempo crecen plantas arriba y nada indica que haya una tumba.

Encuentro de selección

2014-10-31-13-01-nigeriaLes cuento algo de la comunidad que les llamará la atención y quizá se pueda no entender del todo. La semana de Pascua tuvimos como todos los años el “Selection meeting”. ¿De qué se trata? Cada año recibimos unas 300 o 350 cartas de solicitud de chicos que se interesan por ingresar a la comunidad. Lo mismo, más o menos, ocurre a casi todas las comunidades religiosas y diócesis. De entre estos muchos interesados muchos son descartados de entrada, sea por la edad (muy chicos aún o muy grandes), sea por resultados regulares en el colegio – nosotros exigimos algo más de lo que se pide para ingresar a la universidad -, o por otros motivos.

Luego invitamos a unos 30, no más, a este “encuentro de selección”: están cinco días en los que conocen algo de Schoenstatt y de la comunidad, y nosotros los conocemos a ellos, a través de varias dinámicas y actividades, y en varias entrevistas personales con los padres. Después, rezamos mucho al Espíritu Santo, y según la impresión de los estudiantes mayores que nos acompañan toda esa semana y el intercambio entre los padres, decidimos a quienes aceptamos este año. El cupo máximo es 10, muchas veces no llegamos a ese número. Ya el año pasado estuve como “observador”, pero este año participé activamente, y fue realmente una experiencia fuerte.

Ustedes se harán mil preguntas: ¿por qué tantos chicos se interesan por el sacerdocio? ¿Será para salir de una muy baja condición social y tener mejores posibilidades en la vida? Uno tiende a sospechar. Les puedo asegurar que quizá en algunos sea el caso, pero no en muchos, seguro que no en la mayoría. ¿Por qué entonces? En definitiva es un misterio y sólo Dios sabe. Pero sin duda la explicación hay que buscarla en la profunda religiosidad de la gente, de las familias. ¡Casi todos estos muchachos fueron a misa desde niños todos los días! ¡Y cada día ellos rezaron el rosario en familia a la noche o comentaron el evangelio! Además el sacerdote es socialmente reconocido y muy bien visto, y ciertamente es atractivo para muchos. Pero me consta que los seminaristas que tenemos podrían tener una buena posición social y una buena carrera si no estuviesen acá – como de hecho ocurre con sus hermanos. Otra pregunta que se harán: ¿y cómo saben a quién seleccionar o no? La verdad es que en muchos casos, a pesar de ser un conocimiento muy breve, resulta claro y fácil tomar la decisión, ya sea por el sí o por el no. En otros casos es un salto en el vacío y confiamos en el Espíritu Santo. De todos modos, recién cuando ingresan inician un largo camino de discernimiento. Estudian cuatro años de filosofía – en los que van conociendo Schoenstatt más a fondo – antes del noviciado de dos años, para luego continuar con cuatro años más de teología y uno más de práctica y formación interna.

2014-10-31-13-03-nigeria

Mes de María

Por último una vivencia del Movimiento. En Nigeria se celebra el mes de María en mayo, y en general se celebra con mucha devoción en todos lados. Nosotros tenemos un programa especial en el Santuario, todos los martes y jueves por la tarde, y culmina con una gran cantata en honor de la Virgen. Esta fue el jueves 28 de mayo, en la explanada frente al Santuario. Después de un tiempo de adoración y de un rosario en común, comenzó la cantata. Invitamos a unos 8 coros de la ciudad (del seminario, de la universidad, de alguna parroquias), realmente muy buenos. Vinieron unas 400 personas en una hermosa tarde, y nuestro coro se lució. ¡Canto, música y danza es el lenguaje de los africanos! Y así expresan su fe.

Amigos, creo que es suficiente para compartir algo de mis vivencias por acá y sepan en qué estoy. Les agradezco por sus oraciones, me consta que muchos me acompañan con su oración. Sepan que lo siento muy palpablemente. También yo los recuerdo mucho y los llevo al Santuario.

Reciban mi afecto y bendición desde el Santuario de la Victoria, su

P. Juan Pablo

2014-10-31-13-06-nigeria

Todas las fotos: 18.10.2014 en el Santuario de Ibadan, Nigeria

Etiquetas: , , , , ,