Publicado el 2015-06-20 In Schoenstatt en salida

La Madre Tres Veces Admirable de Schoenstatt en el Ministerio de Economía y Finanzas

ITALIA, Roberto Alessandrini •

El jueves 11 de junio a la hora del almuerzo (14.00 a 14.30 hs.) Mons. Matteo Zuppi, obispo auxiliar de Roma a cargo del sector centro, realizó una visita al Ministerio de Economía y Finanzas. Se vivió con él un momento de oración en el estilo que ya es habitual desde el año 2000 en los encuentros de espiritualidad de la misión en los lugares de trabajo: leer las lecturas del domingo siguiente, compartir algunas reflexiones que surgen de ella y rezar con oraciones espontáneas.

Una genial intuición de San Juan Pablo II durante el año jubilar 2000 dio inicio a las Misiones de Evangelización en los lugares de trabajo.

Yo también, como dirigente del Departamento II del Ministerio de Economía, desde hace algunos años participo de esta bellísima experiencia. Pero la del día 11 de junio ha sido para mí mucho más significativa.

Unos días antes, en efecto, asumí la dirección de un nuevo sector en el ámbito del Ministerio y sentí la fuerte llamada de entregar al Señor este nuevo trabajo y a las personas que trabajarían conmigo. Pero ¿cómo hacerlo? El mejor camino para llegar al Señor, lo sabemos, es María… entonces ¿por qué no ponerla a Ella a la cabeza del despacho? ¿Por qué no hacerlo de manera que todas mis acciones, todas mis palabras, estuvieran orientadas en el ejemplo de María? Así surgió ante mi vista la imagen de Nuestra Señora de Schoenstatt (www.schoenstatt.org). Justamente mi historia profesional me había llevado a la decisión de sellar, junto con mi esposa, la Alianza de Amor con María en el pasado mes de septiembre, cuando, oprimido por preocupaciones relacionadas con mi trabajo, la gracia del Señor me había permitido dar mi pequeño sí… el resto lo ha hecho Él.

Desde aquel momento tuve la total certeza de no estar más solo. Y María con su discreción, se hizo compañera de viaje… cada día me enseñaba alguna pequeña cosa, casi susurrándomela al oído.

Ella me ha “guiado en el amor”. Y así cuando vi realizarse (con una coincidencia de tiempo perfecta tras la asunción del nuevo cargo y la venida del Obispo) la posibilidad de experimentar un signo concreto de la Alianza, pensé enseguida en comprar un cuadro con la bella imagen de la Madre de Schoenstatt, con el cual ¡entronizaría a María Reina en el despacho! Pero, mientras tanto, la Virgen me estaba preparando una sorpresa verdaderamente grande.

Algunos días después de comprar el cuadro, antes del encuentro con el Obispo, navegando en el sitio de Schoenstatt en busca de una oración acorde a la ocasión, me encuentro con una realidad que me mostraba ya actualizado, vivo y en marcha, lo que yo tenía en mi mente…. ¡La Virgen de Schoenstatt coronada Reina del mundo de la economía! Imprevistamente me encontré leyendo en el sitio eso que ya tenía en el corazón pero que hasta ese momento no había logrado explicarlo a fondo, ni siquiera a mi esposa. Lo llevo continuamente en mí.  El párrafo decía así:

Introducir a la Santísima Virgen en el mundo de la economía

La Alianza de Amor crece en el campo económico siempre que el personal directivo confíe a la Virgen las situaciones críticas en su empresa, cuando rece por sus trabajadores y sobre todo cuando ofrezca aportes al Capital de Gracias.

El concepto de Capital de Gracias todavía no lo he comprendido totalmente, sé que es una cosa preciosa y cuando llegamos a ofrecérselo a María: “del amor verdadero nacen palabras y gestos, silencios y dedicatorias. Crecen la generosidad y el espíritu de renuncia. Vive el heroísmo en el esfuerzo por nuestro crecimiento personal y para amar a Dios y al prójimo. Todo esto ofrecido por amor en el Santuario, es nuestro “Capital de Gracias” sin el cual la fuente de gracia se seca, porque él se alimenta y vive en la dinámica del “nada sin Ti, nada sin nosotros”. 

Justamente leyendo en el sitio encontré explicitada, y a modo de respuesta, la cuestión que tomaba forma en mí y que todavía no me resultaba del todo clara: “¿cómo se puede traducir la pedagogía del Padre Kentenich (Padre y Fundador del Movimiento de Schoenstatt) en la práctica, en tareas directivas de la Institución? “Algunos han instalado en sus empresas un Santuario de la oficina, o han coronado a la Virgen como Reina de su empresa e intentan esmerarse regalándole situaciones en las que Ella pueda actuar, sobre todo desde el Santuario del corazón”.

Todo bajo la Cultura de alianza en la empresa

Cultura de alianza en la empresa significa actuar en alianza con los empleados (y no sin ellos o contra ellos). De la forma de tratar a los empleados – con paternidad/maternidad, creando una atmósfera de crecimiento, de libertad, de intereses personales y disponibilidad, comprometiéndose en cuerpo y alma con los empleados – surge un espacio de la cultura de alianza. (IKAF)

¡María no podía hacerme un regalo más hermoso! Me ha regalado la confirmación de que todo lo que tenía en el corazón era justamente su propia voluntad, ¡ya realizada en el Movimiento de Schoenstatt! Así, con inmensa alegría y gratitud, el 11 de junio, con la presencia de Mons. Zuppi, de numerosos colegas y del queridísimo P. Valentino Menegatti que me ha acompañado con amor en el recorrido de Schoenstatt, regalando también algunas charlas en el ámbito de la Misión de Oficinas ¡la Virgen se ha “instalado” en el Ministerio de Economía como Madre, Reina y Victoriosa tres Veces Admirable! ¡Gracias Madre mía!

 

image003

Original: italiano. Traducción: Rosita Ciola, Buenos Aires, Argentina

Etiquetas: , , , , , ,

3 Responses

  1. ¡Hermoso! Compartiré este artículo con una de las familias que misiono…¡en el Ministerio de Economía de Buenos Aires! Nada sin ti, nada sin nosotros, Madre.

  2. gracias tambien a Todos por su aporte tan valorado y necesario en la Pagina. Es motivador conocer otras experiencias de la vida diaria, por ej: en el Trabajo. Tratare de imitar lo mas posible.

  3. ¡Felicitaciones! Es emocionante lo que lograron… Una vez más se mostró como http://www.schoenstatt.org es un vínculo mundial, impulsor de la vida de Schoenstatt. En la ciudad donde vivo, hace años que una empresa familiar instaló también el Santuario de la oficina, inspirándose en la iniciativa de una familia austríaca (Hirschmugl, http://www.schoenstatt.org/news-archive/news2002/04april/2t0404_sp_kentenichunternehmen.htm ) con la que llegaron a comunicarse. ¡Apostolado eficiente mediante Internet! Gracias todas las personas que están detrás de esta página, dedicando voluntariamente muchas horas a esta gran misión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *