Publicado el 4. julio 2015 In Vida en alianza

¿Qué es lo que nos sostiene en tiempos inciertos?

ALEMANIA, Hna. Gertrud-María Erhard •

El objetivo de la mesa redonda y de los talleres del encuentro “Vielfalttage” (Jornadas de diversidades), que se realizan anualmente en el centro José-Kentenich-Hof de la Federación de Familias de Schoenstatt en Hillscheid, Alemania, fue aprender a confiar y a estimular la vida. No hay que olvidar que la bendición de parejas y de familias contribuyó a fortalecer la confianza y el encuentro personal.

Estas jornadas de diversidad fueron planeadas – como lo han sido durante los últimos diez años – por un equipo de la obra familiar y de la juventud. Se invitó a personas que por su edad estaban en la primera mitad de la vida. Estas jornadas de diversidad aspiran a ofrecer perspectivas y respuestas basadas en la pedagogía del Padre Kentenich, a los diversos cuestionamientos de la fe y de la vida.

vielfalt2

El tema de la confianza

“Lo que más me gustó fue la cordial bienvenida”, comentó Andrea M. al final del encuentro, “y la cata de vinos de la primera noche fue un exitoso comienzo y ayudó a distenderse después del día de trabajo y del viaje.” Muy bien elegido el nombre del encuentro: “diversidad”, dijo Ralf N. “expresión que se reflejó en todos los aspectos tratados. Me gustó el hecho de que todos participaran”.

Las jornadas giraron este año sobre todo en torno al tema de la confianza y de lograr estimular la vida: confianza en la relación de pareja, confianza por medio de un estilo de educación dialogante. La Hna. Doria Schlickmann lo graficó por medio de motivaciones pedagógicas.

“Hombre, no te enojes: vencer las agresiones”

Estimular la vida por medio de la motivación y el aprendizaje integral. La inteligencia emocional es el tema preferido de la Dra. Rita Pécsi, que viajó expresamente desde Hungría para asistir al encuentro. “Hombre, no te enojes: vencer las agresiones” fue su tema el domingo por la mañana. Como única crítica de toda la jornada, Markus R. comentó: “muy poco tiempo para un gran tema”. Y en otra esquela que reflejaba los ecos, se agradecía por la profesionalidad de los locutores y sus contribuciones, como también por los talleres para parejas: “tu confianza me da fuerzas”.

Los momentos espirituales culminantes fueron siempre los encuentros en un lugar muy especial: el Santuario de Schoenstatt, tanto el sábado por la noche, como también el domingo al mediodía al término del encuentro, coronado por la Santa Misa.

vielfalt4

Holzwerkstatt (taller de carpintería): “Aquí hay algo que no funciona”

Un punto culminante para los jóvenes y los niños – y también para algunos adultos – fue el taller de carpintería: “Aquí hay algo que no funciona”, preparado y acompañado con gran esmero por Herbert R. y Markus R. “Holzwerkstatt: por favor repítanlo” se leía en un papelito escrito con la insegura letra de un niño pequeño; otro decía: “¡El señor R. debe volver con las piezas de madera!”

“Suena bien: llega bien”. Este taller de entrenamiento de la voz dirigido por el locutor Mike Oeske encontró más aceptación de lo que él mismo había esperado. El moderó también la mesa redonda la mañana del sábado. Su conclusión al final del encuentro: “Las conversaciones con los participantes fueron muy agradables. También me gustó la reunión en común, especialmente la de la noche”.

Atraer a más público

Otro punto a destacar fue el “desayuno para el alma” el domingo por la mañana, con una recepción con champaña, un rico desayuno y profundos interludios musicales del matrimonio Carolin y Thomas S.

“Esta Jornada de la diversidad debe atraer a más público”, resumió Luitgard H.

Casi contrariada se despidió Theresa Y., porque hasta ahora ella nunca había oído hablar de estas jornadas. Justamente buscaba este tipo de encuentros con temas interesantes relacionados con la pedagogía kentenijiana y ahora estaba muy contenta de haberlo hallado.

vilefalt3

Original: alemán. Traducción: Tita Andras, Viena, Austria

Etiquetas: , , , ,