Publicado el 8. Mayo 2015 In Segundo siglo de la Alianza

Tres preguntas… sobre el Schoenstatt del segundo siglo de la Alianza de Amor (10)

Hoy contesta: Ana Mercedes Gutiérrez de Nieuwenhuis. Salvadoreña, coordinadora de la Campaña de la Virgen Peregrina en El Salvador. Conoció la Campaña del Rosario en la ciudad de Monterrey, México, y tuvo la bendición de llevar a la Mater a visitar los hogares allá por casi 10 años, ahora por 15 años más. «Nuestro Padre y Ella me han concedido inmerecidamente tratar de dar a conocer la maravillosa espiritualidad que nos regala nuestro Padre Kentenich, que como aquí en nuestro país nos dijo un Monseñor: “El fundador de Schoenstatt fue el precursor de Vaticano II”»

A medio año de peregrinar por el segundo siglo de la Alianza de Amor… ¿Cómo sueña este Schoenstatt en su ser, en su estar en la iglesia y en el mundo, y en su quehacer?

A pesar de lo lento y difícil que ha sido llevar a cabo la misión de Schoenstatt en mi país, sueño con un Schoenstatt insertado en cada parroquia para que se conozca la riqueza de nuestra espiritualidad.

Creo que después de la celebración del centenario, gracias a la publicidad que se dio en diferentes medios de comunicación, y a programas radiales que tenemos, hemos sentido un aumento en el interés, y una mayor entrega de los misioneros.

Sueño con un Schoenstatt en El Salvador que llegue a cambiar los corazones, que se deje educar por María la gran educadora. María no va sola, lleva a su Hijo y con Él la misericordia divina.

Para llegar a cumplir este sueño, ¿qué tenemos que evitar o dejar?

Debemos dejar nuestra comodidad, ser conscientes del compromiso que adquirimos, responsables y congruentes en nuestro actuar.

De gran ayuda sería la asesoría de un Sacerdote de Schoenstatt.

Debemos dejar la rutina.

Para llegar a cumplir este sueño, ¿qué pasos concretos debemos dar?

Pedir cada día a Jesús y a María que nos den fortaleza, que nos den la gracia que sellamos en nuestra Alianza de Amor y fidelidad a nuestro Padre y Fundador.

Salir al “Encuentro” como nos dijo el Papa Francisco, nuestras periferias nos urgen, que seamos instrumentos de paz, nuestro país está sumido en la violencia. Oremos con insistencia.

Hemos iniciado encuentros con nuestros hermanos de Esquipulas, Guatemala, han sido de mucha riqueza y lo seguiremos haciendo por la cercanía de nuestros territorios.

Pido a nuestra Madre Reina y Victoriosa Tres Veces Admirable de Schoenstatt que nos guíe, nos inflame en el fuego de su amor, para que podamos ser sus verdaderos instrumentos; y llevar el mensaje de Jesús.

Foto: visita a Esquipulas, Guatemala

Etiquetas: , , , , ,