Publicado el 2020-04-21 In Alianza de Amor Solidaria en tiempos de Coronavirus, Obras de la misericordia

¿Actuamos desde el amor solidario con el que sufre?

CHILE, P. Francisco Pereira, director espiritual de María Ayuda / mf •

Cada 12 de abril, María Ayuda celebra su aniversario con una eucaristía de acción de gracias abierta a toda la comunidad. En ella, niños y niñas, en representación de los hogares, traen sus ofrendas, símbolos de los frutos del año que ha pasado, sus logros y dificultades, así como también los de las distintas instancias que tiene la institución. —

Este aniversario, que cayó en el día de la Resurrección del Señor, nos sorprendió en medio de la pandemia del coronavirus y, por lo tanto, con restricciones de contacto social y físico por la cuarentena ordenada por las autoridades. Se hizo necesario por lo tanto pensar en una celebración interna en cada programa, donde los equipos pudieran realizar una liturgia y un encuentro comunitario con sus niños, niñas y adolescentes.

La grave crisis de salud que vive el mundo y nuestro país, además de las consecuencias económicas que ya empezamos a experimentar, nos recuerdan que María Ayuda nació en medio de la gran tormenta social y económica de los años ochenta, cuando muchas niñas pequeñas salieron a las calles de la capital a buscar formas de llevar unas monedas a sus casas. Era un tiempo de gran drama social, fruto de la enorme cesantía que se vivía. Y si nacimos en tiempos de gran dificultad y supimos navegar en la tormenta de esa época, sabremos también dirigir la barca hacia aguas más tranquilas, porque nunca hemos dudado que quien lleva el timón es María, victoriosa en cada paso que con ella hemos dado.

Será un año difícil, no hay duda. No podremos realizar la histórica colecta anual, y quizás todos los eventos para recaudar dinero tengan que postergarse o repensarse. Los equipos de casa central, obligados al teletrabajo, se han organizado de la mejor forma para apoyar a los programas sociales en todo Chile, que a su vez sacan lo mejor de ellos mismos para realizar la misión encomendada.

Por todo esto, queremos hoy apelar más aún a la generosidad de ustedes, queridos benefactores, socios y colaboradores, para que sigan apoyando esta obra fundada hace 37 años por el P. Hernán Alessandri, y que en medio de este nuevo desafío quiere continuar acogiendo a cientos de niños, niñas y adolescentes vulnerados a lo largo de Chile.

Que Dios los bendiga y María los proteja en este tiempo.

María ayuda al Cristo que sufre hoy

En la página de María Ayuda leemos:

Estamos viviendo la crisis de salud más grande que podamos recordar. El mundo entero está afectado, nuestro país también y por lo tanto nuestra querida María Ayuda también lo está.  Y es que nuestra institución no puede olvidar que estamos al cuidado de niños, niñas y adolescentes con graves vulneraciones, y por lo tanto serán ellos y ellas nuestra primera preocupación. Sí, ellos y ellas, no nosotros.

Esa es la actitud que hemos tenido y la que debemos tener utilizando todos los métodos de resguardo y así seguir acompañando a nuestros NNA. Pertenecemos a un grupo de personas y colaboradores que no puede bajar los brazos, así como los profesionales de la salud.

Sin duda se vienen tiempos difíciles. Esta situación traerá consecuencias económicas que afectarán a las empresas y al mercado laboral. Hay compañías que disminuirán el número de sus trabajadores, otras que bajarán los sueldos solidariamente. Nosotros dependemos en gran parte de la generosidad de las personas y si ellas dejan de aportar sin duda traerá consecuencias en María Ayuda.

A pesar de todo, no podemos dejar nuestros puestos de trabajo y seguiremos con la disposición que nos caracteriza, haciendo cada uno esfuerzos con el máximo de profesionalismo, que hoy es primordial para pasar lo duro que se nos viene con la esperanza puesta en lo mejor de cada uno y en Dios y la Mater que en la historia siempre ha sido victoriosos frente a todo lo que amenaza a la humanidad. Arriba los corazones, ha llegado la hora del amor.

Comentario de la redacción: No nos quedemos en el “hay que…”

María Ayuda, como también otras obras sociales de Schoenstatt en países como Argentina, Paraguay y Brasil, hacen todo lo posible para, a pesar de las restricciones por la crisis sanitaria global, no abandonar a los niños y jóvenes confiados a ellos.

No esperemos a un plan global elaborado por alguna entidad central de crisis. No nos quedamos en la espera del llamado desde arriba. No nos quedemos en la espera de una ayuda perfecta cuya perfección nos impide a jamás hacer algo.

No nos quedemos en el “hay que”, en el famoso “alguien” que ya hará algo.

Cada uno puede salir en solidaridad, creatividad y generosidad para dar una mano a María Ayuda. Ya. Antes de que sea tarde.

Con donaciones generosas y con la creatividad de recaudar fondos entre amigos, empresarios, otros schoenstattianos…

Como ayudar

Haz una donacion

Como escuché estos días en una homilía:

«Se puede coronar la Virgen una y otra vez. Pero la corona se la sacamos si no actuamos desde el amor solidario con el que sufre».

Más información: www.mariaayuda.cl

Etiquetas: , , , ,

2 Responses

  1. En Monterrey México desde hace muchos años una Sra.misionera y de la rama de familias, empezó ayudar a comunidades pobres, y sin saber lo de Chile le puso en el banco, el nombre de Maria Ayuda para depositar dinero de las misioneras y personas que ayudan. Vamos dos veces al año, cerca de Navidad y en Mayo a unas comunidades pobres y se les lleva despensas, cobijas en invierno, ropa, pastel y dulces para niños y también juguetes. Lo único es que vamos a donde sabemos nos necesitan. Y también vamos con ancianos, y un Padre nos acompaña y celebra Misa y cantan gozosos..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *