Karl Leiser – Cristo, mi pasión: Ordenado en Dachau

Karl Leisner fue beatificado por el Papa Juan Pablo II en 1996 en Berlín. Para Karl Leisner quien, como seminarista, se unió a un grupo de Federación de Schoenstatt – uno de cuyos miembros fuera más tarde el Obispo de Munich, Heinrich Tenhumberg -, los “momentos transcurridos en el Santuario de Gracias de la Santísima Virgen”, el Santuario Original en Schoenstatt, fueron horas decisivas de gracia en tiempos cumbre de su vida.

Cristo – mi pasión: a la luz de este ideal, trabajó como un dirigente juvenil comprometido y maduró su decisión por el sacerdocio. Un comentario sobre el intento fallido de asesinato a Hitler, dicho durante una estadía en una clínica de recuperación, lo llevó al diácono recientemente ordenado primero a prisión y luego al campo de concentración. La tuberculosis, prácticamente erradicada, resurgió en Dachau. Aunque su salud se deterioró rápidamente, su alegría contagiosa – pidió que le enviasen su guitarra a Dachau – se mantuvo intacta.

Cuando un Obispo francés fue confinado al campo de concentración, el sueño de Karl Leisner se hizo realidad. El 17 de diciembre de 1944 fue ordenado sacerdote en Dachau y celebró su primera y única Santa Misa el 26 de diciembre de 1944. Murió poco después de ser liberado del campo de concentración en un sanatorio en Planegg.

Bibliografía

P. Juan Pablo Catoggio, Carlos Leisner, Editorial Patris Argentina