Pastoral de la Esperanza, Paraguay

Objetivo

Renovación bautismal durante un retiro de la PEDesde el año 2005, la llamada «Pastoral de Esperanza» (PE) para separados en una nueva unión se sumó a otras iniciativas de lo que se denomina Pastoral Familiar del Movimiento de Schoenstatt de Paraguay,  junto con los talleres para novios, el servicio Acompañando, la Red de Santuarios Hogar, y otras que tienen como fin primordial «¡Salvar a toda costa a las familias!», como urgía Juan Pablo II.

La Pastoral de Esperanza quiere ser una respuesta de la Iglesia, que no puede permanecer indiferente a las situaciones dolorosas de separados en nueva unión, para que como Madre y Maestra, desde este espacio que están aprendiendo a construir, cumpla con su misión de conducir a la salvación a todos los bautizados.

El objetivo es acogerlos desde la verdad, con respeto y calidez. Acompañarlos con esperanza a superar el duro impacto de una separación y asumir el desafío de construir sólidamente las bases de una nueva vida. Schoenstatt quiere mostrarles que siguen siendo hijos de Dios, como antes del rompimiento, y que la actitud de hijos que se saben amados, les ayudará a experimentar un perdón sanador y les abrirá caminos inéditos de crecimiento espiritual.

Los inicios

Primer grupo de la PE con AlianzaA fines del 2005, Víctor y Stella Domínguez, de la Obra Familiar de Schoenstatt de Paraguay, entonces Secretarios Ejecutivos de la Conferencia Episcopal Paraguaya, asistieron a un encuentro del CELAM en Cochabamba, Bolivia, donde cada país aportó algo sobre el tema de familias irregulares. Con la mano en el pulso del tiempo y el oído en el corazón de Dios, se preguntaron, si Schoenstatt es para todos, ¿no tenemos que hacer algo también nosotros, desde la riqueza de nuestra espiritualidad, para estos hijos de Dios que se encuentran en esta situación? Posteriormente compartieron su inquietud con el Movimiento.

Al mismo tiempo, se presentan al P. Antonio Cosp en Tuparendá, Ypacaraí, el domingo 20 de noviembre de 2005 la pareja Karen y Bernardino Portillo, ex integrantes de la JF y JM en su tiempo de solteros, ahora separados en nueva unión, interesados en llevar adelante el apostolado para las parejas de su misma condición, siendo contactado por Otilia y Federico Acosta, miembros de la Rama Familiar.

Posteriormente, se concreta una entrevista en el Santuario Joven con el P. Antonio Cosp, el viernes 25 de Noviembre de 2005, donde Karen y Bernardino Portillo, presentan la idea al P. Antonio, quién se muestra interesado y propone presentar el tema a los líderes del Movimiento. Seguidamente, se lleva a cabo la reunión con Líderes del Movimiento en el Santuario Joven el martes 29 de Noviembre de 2005, donde participan el P. Antonio Cosp, Magdi Cosp, Lourdes Ortiz, Ada Centurión, Sonia y Eduardo Morales, Karen y Bernardino Portillo. En esta reunión se establecen las primeras bases para la conformación de la Pastoral de la Esperanza, un servicio para separados en nueva unión.

El 2 de mayo de 2006 se presenta el proyecto a la Obra Familiar y a la Central de Asesores (Hna. Edna y P. Antonio) y Rama de Madres del Movimiento (Hna. Ma. Marta) y a los Jefes de la Rama Familiar (Margarita y Alcides González). En la misma, los asesores y jefes aprobaron el documento base del proyecto presentado, que es el Acta fundacional,  y que también es la base para futuras invitaciones a parroquias, movimientos.  En esa reunión también los jefes de la rama comprometieron el importante apoyo económico de la RF a los gastos que demandare la implementación de esta pastoral.

El día martes 30 de mayo de 2006 a las 20:30 hs. se da inicio a las actividades de la PE en el Santuario Joven.

El 2 de enero de 2007 se realiza una importante reunión en la Pastral Familiar Arquidiocesana, participan el P. Antonio Cosp, Stella y Victor Domínguez, Sonia y Eduardo Morales, en la cual se pone a conocimiento de la Coordinación de la Pastoral Familiar Arquidiocesana que el Movimiento de Schoenstatt ha dado inicio a la Pastoral de la Esperanza, un servicio para separados en nueva unión, en esta instancia se recibe con beneplácito la idea, solicitan que esta nueva pastoral pueda llevarse a las parroquias, sin embargo ante el reciente surgimiento y la falta de medios para el efecto, la Coordinación de la PE pide que los interesados en llevar a las parroquias asistan en el ciclo de charlas abiertas en el Movimiento, a cuyo efecto los Coordinadores pone a disposición la PFA para hacer la invitación a través de los decanatos de modo a difundir esta actividad, con afiches, trípticos, etc., posteriormente ellos designarían a representantes para acompañar las reuniones de coordinación de la PE a los efectos de conocer la metodología y temas enfocados en estas charlas.

Actividades

Renovación de batusimoEl Movimiento de Schoenstatt desea mostrarles a estos hermanos los caminos para vivir unidos a Cristo, viviendo su compromiso cristiano dentro de la Iglesia, asumiendo que tienen derechos y obligaciones y participando de las actividades y medios de salvación que ella nos ofrece o reincorporarles al seno de la misma, si es que se han alejado.

Como movimiento eclesial comprometido con la misión de construir familias a imagen de Nazaret, quieren hacerse eco de aquello a lo que Juan Pablo II, en su encíclica «Familiaris Consortio» (nº 65) les urgía: «La solicitud pastoral de la Iglesia no se limitará solamente a las familias cristianas más cercanas, sino que, ampliando los propios horizontes en la medida del corazón de Cristo, se mostrará más viva aún hacia el conjunto de las familias en general y en particular hacia aquellas que se hallan en situaciones difíciles o irregulares. Para todas ellas la Iglesia tendrá palabras de verdad, de bondad, de comprensión, de esperanza, de viva participación en sus dificultades a veces dramáticas; ofrecerá a todos su ayuda desinteresada, a fin de que puedan acercarse al modelo de familia que ha querido el Creador desde el principio y que Cristo ha renovado con su gracia redentora».

Los encuentros se realizan el primer martes de cada mes en el Santuario Joven. Los temas que se desarrollan tienen relación con el conocimiento de uno mismo, de la pareja, relacionamiento mutuo y con los hijos, conocimiento del movimiento, parte de la pedagogía del Padre Kentenich.

Además se les ofrece la posibilidad de participar de un retiro anual en pareja para un encuentro profundo personal y de pareja, con Dios. Donde también tienen la oportunidad de compartir con otras parejas, en igual situación, sus experiencias de vida a través de talleres y dinámicas.

Participan de algunas actividades que se organizan en el movimiento como guardianes del santuario, la fiesta del 18 de octubre, circulo vocacional, entre otras actividades pastorales.

La Pastoral no asumirá un rol de mediación o negociación en conflictos ni pretende constituirse en una terapia de parejas.

En lo espiritual, momentos centrales de la Pastoral de la Esperanza son la comunión espiritual, la oración y el encuentro con el Dios de la Misericordia infinita.

Oración de los divorciados vueltos a casar

Señor Tú conoces el corazón de cada uno de nosotros
y sabes las luchas, las pruebas y las heridas
que han marcado la vida de muchas parejas,
entre las cuales nos encontramos.
También conoces los fracasos del amor.
Sólo Tú puedes medir lo que en nosotros hay de pecado
y lo que hay también de generosidad y fidelidad
y sólo Tú comprender el camino que, por encima del fracaso,
nos ha llevado a encontrar y acoger un nuevo amor.
Sabemos que tenemos necesidad de tu misericordia:
¿Quién puede creerse dispensado de tender sus brazos hacia ti?
Y creemos que este amor del que hoy vivimos es en verdad una parte,
por muy pequeña que sea, de Tu propio Amor.
Tenemos necesidad de compartir nuestra fe con nuestros Hermanos.
Tú que escuchaste el ruego de la cananea,
Tú que amas sin condiciones y no te vuelves atrás.
Tú a quien queremos amar siempre.
¡Bendícenos! Amén.

Comunión Espiritual

Creo Jesús mío que estas presente en el Santísimo Sacramento.
Te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte en mi alma, y
aunque no puedo hacerlo ahora sacramentalmente,
Ven al menos espiritualmente a mi corazón.
Como si ya te hubiese recibido te abrazo y me uno todo a ti.
No permitas Señor que jamás vuelva a separarme de ti. Amen.

Alianza de Amor

Retiro abiertoCuatro parejas, pioneros de la Pastoral de la Esperanza, que por propia iniciativa forman un grupo denominado “Tembiaporá”  – misión por realizar – , se prepararon de la mano del equipo Alianza del Movimiento, para sellar su alianza de amor con la Mater y lo han realizado en noviembre de 2008. “Sellar la alianza de amor con la Mater es entregarnos a Ella tal cual somos, con nuestros límites, errores e imperfecciones, para que Ella nos utilice como instrumentos”. En enero de 2009, se forma el Grupo Luz en el Camino con la participación de 8 parejas, integra también este grupo un Diácono permanente que participa como observador interesado en aprender la metodología para posteriormente aplicar en su comunidad.

Tareas y proyectos

Entre otras tareas, la Pastoral de la Esperanza, se propone:

  • Consolidar el equipo con reuniones periódicas de formación (se sugieren de manera especial las palabras de Juan Pablo II al respecto y la recopilación de materiales diversos de la Iglesia sobre el tema; redescubrir la Biblia y participación de la celebración eucarística).

  • Contactar con la Pastoral Familiar Arquidiocesana para conocer sus trabajos en ese campo, como así también con pastorales de otras parroquias y/o movimientos que ya estén trabajando en este tema.

  • Estar atentos y abiertos a lo que la vida nos vaya mostrando como camino en este tiempo y en especial a través de las primeras actividades. Sumar más matrimonios a la Pastoral.

  • Sostenerlos en la fe y la esperanza: Acogerlos con amor, respeto y calidez, como nos lo recuerda Juan Pablo II en sus documentos.

  • Ayudarlos a reconocer sus derechos, limitaciones y obligaciones dentro de la Iglesia.

  • Realizar encuentros, charlas y actividades que ayude a los SENU y a sus hijos a crecer en la fe.

  • Trabajar con fe, amor y esperanza en el fortalecimiento espiritual de los miembros de la Pastoral para que Unidos a Cristo caminemos juntos hacia la Salvación.

Videos

Encargados

Padre Antonio J. Cosp – Asesor

Lourdes y Alberto Bogarín.
Celular
: 0981-972222/0981-410193.
[email protected] / [email protected]

Stella y Victor Domínguez.
Celular
: 0981-443734/0981-424234.
[email protected]

Karen y Bernardino Portillo.
Celular
:0981-922287/0981-401061.
[email protected] / [email protected]

Más información