Costa Rica San Carlos

Publicado el 2022-11-17 In Vida en alianza

La Mater quiere crecer en San Carlos

COSTA RICA, Flora Rojas •

Schoenstatt Costa Rica inició su irrupción en la diócesis de Ciudad Quesada, integrada por varios cantones de la zona norte del país, en el año 2020. Tras participar del Fortalecimiento Matrimonial, el matrimonio conformado por Jorre Valeart (belga de nacimiento) y Verónica Herrera (sancarleña de cepa) convocó a otros matrimonios para formar un primer grupo en San Carlos. Se realizó una charla enfocada a matrimonios jóvenes y mientras crecía el anhelo de iniciar reuniones, se declaró emergencia nacional por la pandemia por COVID-19. —

Inicios sancarleños

Si bien otros grupos en el movimiento optaron por la presencialidad, estos matrimonios prefirieron esperar y poder iniciar con reuniones presenciales. En enero de 2021 comenzó su andar el Grupo 01 de la Rama de Familias, con una modalidad híbrida: alternando una sesión presencial y una virtual.

Ese año, varios de los matrimonios participaron en el Fortalecimiento Matrimonial y, contagiados por esa vivencia de grupo y de movimiento, invitaron a otras parejas a formar un nuevo grupo. Así, en enero de 2022 inició el Grupo 02 de la Rama de Familias.

Mientras tanto, la Virgen Peregrina iba abriendo caminos a su manera, y se inició también una comunidad de Madrugadores en la Parroquia de San Roque, Ciudad Quesada.

A comienzos de noviembre pasado se realizó una primera reunión de Apóstoles de María, grupo de niñas de 7 a 9 años, y recientemente se sembró la semilla para poder iniciar pronto un grupo de señoras.

Costa Rica San Carlos

Noviembre trae la consolidación de la Rama de familias

El mes de noviembre representa la consolidación de la Rama naciente, pues a finales de mes los matrimonios que conforman el primer grupo -cuyo nombre es Huellas de Unidad- realizarán su Alianza de Amor con la Mater. Este anhelo se concreta tras un proceso de formación con sesiones presenciales, virtuales, charlistas, jornadas y hasta talleres.

El pasado 13 de noviembre, se realizó un encuentro con el padre José Luis Correa, asesor nacional del movimiento, nuevos matrimonios y también los que ya forman parte de Schoenstatt, y con la inscripción de nueve parejas nuevas, se espera conformar el Grupo 03. Este grupo lo asumirán como monitores un matrimonio del Grupo 01, y ese mismo día se designaron también monitores para un futuro grupo de novios y a la pareja fundadora como coordinadores de la Rama.

La fuerza de la presencialidad

El aprendizaje de estos dos años en la diócesis deja claro que el acogimiento y la pedagogía se transmiten mucho mejor en persona, que si bien la virtualidad es una herramienta maravillosa, no sustituye la vivencia de escuchar un testimonio a viva voz por sus protagonistas, compartiendo un café y con la vista de “la bajura” (NR: Zona de tierras bajas) como escenario.

Ello implica un esfuerzo extra por parte de los charlistas y monitores, pues además de coordinar calendarios, requiere desplazarse dos horas desde San José y por lo general, quedarse a dormir en Ciudad Quesada. Por eso, los miembros de los grupos muestran su enorme agradecimiento a las parejas que han acudido a realizar charlas, talleres (Ideal Personal, Jornadas de inicio de año, y hasta el de las Cinco Dimensiones de Amor).

También ha resultado compleja la vinculación al Santuario Familia de Esperanza, tanto por distancia como por tiempo. Lo sorprendente es que ello ha fortalecido los rincones marianos en cada uno de los hogares.

Costa Rica San Carlos

La importancia de la red de apoyo para los nuevos retos

El crecimiento descrito trae consigo muchos desafíos. Por ello, actualmente se trabaja en realizar una Escuela de Dirigentes intensiva, para preparar a las parejas que asumen nuevos cargos y a todas las que demuestran liderazgo.

También se procura fomentar la vinculación entre matrimonios, tanto de cada grupo como de la Rama como tal. Para ello se inicia cada año con un tradicional “Rezo del Niño” y este año se espera iniciar una nueva tradición: una vinculación navideña de toda la Rama, con hijos incluidos.

En este contexto, debemos rescatar la importancia de la red de apoyo conformada por la red de jefes y monitores, padrinos de año, asesores y, principalmente, por el mismo padre José Luis. El impulso y el cariño que se manifiesta hacia la zona, el asombro de su rápido crecimiento y el acompañamiento en oración resultan claves para poder seguir caminando en la pedagogía del padre Kentenich.

La zona norte es una región próspera, rica en agricultura, industria, comercio y servicios. Pero también es una zona fronteriza, rural y con muchos desafíos. Poder brindar formación y esperanza a los matrimonios y las familias es el regalo más grande que nos da Schoenstatt en la diócesis de Ciudad Quesada.

Costa Rica San Carlos

Etiquetas: , , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.