IKAF – La Academia Internacional Kentenijiana para Directivos

La IKAF (por sus siglas en alemán: Internationale Kentenich-Akademie für Führungskräfte) surgió en el año 2009 dentro de un círculo de empresarios y directivos del sector de la economía, quienes se familiarizaron con la pedagogía del padre Kentenich a través de su formación en la Academia de Familias y en el curso de Pedagogía Kentenich. La pedagogía del P. Kentenich resulta práctica y aplicable en gestión de personal, así lo han experimentado muchos directivos. Allí donde realmente se aplica la pedagogía Kentenich surge un ambiente de alegría, libertad y crecimiento. La IKAF surgió por el anhelo común de contagiar al mundo con el carisma del padre Kentenich bajo el lema:

Auténtico amor a Dios que debe arder en nosotros, regálanos:

una nueva visión,
un nuevo entendimiento,
un nuevo apego,
una nueva conducta.

De lo mejor en mí, para lo mejor en ti,
por un mundo nuevo.

Impulso e inicios

Desde hace algún tiempo atrás muchas personas en Suiza y en el entorno del Centro de Schoenstatt en Memhölz se dedicaban a estudiar algunos textos de la pedagogía básica del P. Kentenich, algunas de ellas comenzaron a analizar dichos textos enfocándolos hacia la gestión de personal y cultura de empresa. La actualidad del Padre Kentenich en el ámbito económico y temas  como la paternidad, solidaridad y el principio del pastor despertaron mucho  entusiasmo. Al mismo tiempo y de círculos externos a Schoenstatt se planteó la idea de buscar algo del P. Kentenich aplicable también al campo de la economía, entonces nació el anhelo el deseo: Queremos profundizar y aplicar aquello que hemos descubierto para nosotros para así poderlo difundir. Durante el curso de Pedagogía Kentenich un matrimonio se encontraba en la búsqueda de un proyecto y tras un diálogo en común acerca de los empleados y “el coaching para directivos” se preguntaron si éste podría ser el proyecto que andaban buscando. Otros se sintieron movidos por el impulso misionero tras la Conferencia 2014 la siguiente constatación: los primeros cristianos utilizaron la logística y las calzadas del imperio romano, el más poderoso en el mundo, para llevar la Buena Nueva a todo el mundo. La economía es hoy, quien determina el ritmo del mundo, con su logística y sus calzadas. ¿Podríamos bautizar la economía y utilizarla como marcadora global del compás y generadora de influencia? ¿Podríamos nosotros como directivos ser “misioneros de éste siglo”?

La crisis económica del 2008–2009 dio el empuje definitivo para la fundación de la IKAF en mayo del 2009.

Juntos como matrimonio en la responsabilidad directiva

Mientras la política y la economía luchan por lograr “un equilibrio entre profesión y familia”, es precisamente ahí donde -cuando uno o ambos cónyuges se encuentran en posiciones directivas- que la familia y la profesión son vistas como en una competencia. El crecimiento profesional  priva a la familia del tiempo y de la fuerza que la familia necesita y que además le corresponden; mientras a menudo se percibe a  la familia como un obstáculo en el camino del ascenso profesional. El concepto inicial que tiene la IKAF es diferente, no se trata de lograr a toda costa un equilibrio entre ambas partes, se trata más bien de un cambio paradigmático: marido y mujer avanzan juntos en la tarea directiva, mantienen un intercambio equitativo en el que ambos contemplan sus respectivos trabajos ya sea en la profesión y/o en la familia como una tarea en común, como un apostolado.

Los participantes así como los matrimonios que forman parte de la IKAF, aprenden a aplicar éste enfoque en casos en los que surgen tensiones entre profesión y círculo de amigos, compromiso social o pertenencia a la comunidad.

Modelo de trabajo: investigación en la práctica y a lo largo de la vida.

La Academia nace en la acción. El modo de trabajo se orienta en el concepto comunicativo del P. Kentenich: con una convicción básica en común, un anhelo en el corazón de cada uno, sintiendo un mismo latido se forman círculos de comunicación creativos, en los que se desarrollan y se realizan proyectos. El objetivo principal de la academia es plasmar la pedagogía del P. Kentenich en la práctica, es decir en las tareas de liderazgo de una empresa.

El modo de trabajo de la IKAF se basa en la vida real: por ejemplo, el núcleo del programa para un congreso se establece durante la primera noche a partir de las experiencias logradas de los participantes y sus preguntas sobre la realidad del día a día en las labores de dirección. Después de complementar con lecturas de textos Kentenich y pequeños impulsos basados en las preguntas más importantes, el trabajo consiste en analizar las experiencias desde el punto de vista de la pedagogía del P. Kentenich para luego hacerlas aplicables en casos individuales concretos. Las preguntas se comentan y trabajan entre todos, partiendo de la observación cotidiana, las experiencias y los principios del P. Kentenich. Desde la vida laboral para la vida laboral: basados en éste concepto y con el correr del tiempo surgen estímulos y modelos, los cuales caracterizan el estilo de liderazgo y la cultura de trabajo; al mismo tiempo también se trata actuar cada vez más desde una nueva visión, un nuevo entendimiento, un nuevo apego y una nueva conducta.

Proyectos concretos

Los proyectos concretos surgen cuando se perciben puertas abiertas en situaciones concretas en una empresa, así como también del carisma individual de los participantes. De ésta manera algunos matrimonios de la IKAF se convierten en ponentes tanto en academias como en eventos eclesiales con temas como: “Juntos equilibrando profesión y familia”; otros aplican lo aprendido en la IKAF en reuniones con empresarios y jefes de personal, en la formación de directivos, en coaching y asesoramiento de empresas, en el trato con los propios empleados o en seminarios para matrimonios en el ámbito económico. Un proyecto en común es el “Jour Fixe”, una reunión que se realiza con determinada periodicidad, en la que participan directivos para tratar un tema  intercambiando ideas y experiencias.

Las experiencias surgidas durante las conversaciones en las jornadas de la IKAF, así como los análisis y conclusiones son almacenados y se encuentran a disposición para todas las personas interesadas.

Introducir a la Santísima Virgen en el mundo de la economía

La Alianza de Amor crece en el campo económico siempre que el personal directivo confíe a la Virgen las situaciones críticas en su empresa, cuando rece por sus trabajadores y sobre todo cuando ofrezca Capital de Gracias. El objetivo principal de la academia es plasmar la pedagogía del P. Kentenich en la práctica, es decir en las tareas de liderazgo de una empresa.

Algunos han instalado en sus empresas un Santuario–oficina, o han coronado a la Virgen como Reina de su empresa e intentan esmerarse regalándole situaciones en las que Ella pueda actuar, sobre todo desde el Santuario del corazón.

Cultura de alianza en la empresa

Cultura de alianza en la empresa significa actuar en alianza con los empleados (y no sin ellos o contra ellos). De la forma de tratar a los empleados – con paternidad/maternidad, creando una atmósfera de crecimiento, de libertad, de intereses personales y disponibilidad, comprometiéndose en cuerpo y alma con los empleados – surge un espacio de la cultura de alianza.

Los planes para el futuro de la IKAF son:   construir una red estable de intercambio junto a otras iniciativas en el campo de la economía, así como también la compilación de un Kentenich-Readers sobre el estilo de liderazgo y una perspectiva más profunda de la vocación como empresario y ejecutivo en la economía.

Contacto/Información

Melanie y Ulrich Grauert
[email protected]

Traducción del alemán: M. Paz Leiva – Madrid/ Gilka Aranibar, Hannover, Alemania