historias reales Etiqueta

Queridos lectores y seguidores de schoenstatt.org: El motivo de esta carta es compartir con todos vosotros algunas de nuestras reflexiones e inquietudes, pero sobre todo queremos daros las gracias por seguirnos y dar sentido a lo que hacemos. Según las estadísticas de los dos últimos años, somos más de 360.000 lectores en más de 196 países en los cinco continentes, que han accedido a casi 1.700.000 páginas de nuestra web en sus 5 idiomas. Son cifras impresionantes que nos obligan mucho a todos los que estamos detrás: un gran equipoLeer más
FRANCISCO EN ROMA, Maria Fischer • El viernes, a la misma hora que Donald Trump juraba para su cargo en Washington, el Papa Francisco concedía en el Vaticano una larga entrevista al periódico español EL PAÍS, en la que pedía prudencia ante las alarmas desatadas por el nuevo presidente de Estados Unidos —“hay que ver qué hace, no podemos ser profetas de calamidades”—, aunque advertía de que, “en momentos de crisis, no funciona el discernimiento” y los pueblos buscan “salvadores” que les devuelvan la identidad “con muros y alambres” (verLeer más
Por Mons. Manuel Camilo Vial Risopatron, Chile • Con gran alegría, los responsables y colaboradores de schoenstatt.org recibieron el 1 de agosto un mensaje de impulso y motivación por parte de Mons. Manuel Camilo Vial Risopatron, Padre de Schoenstatt de la primera generación en Chile, obispo emérito de la diócesis de Temuco, Presidente del Área Social de la Conferencia Episcopal de Chile y miembro de la Comisión Pastoral. Como en verdad, todos los que entregan sus historias reales de vida y todos los que visitan a nuestra página schoenstatt.org son colaboradores,Leer más
AUSTRIA, Viena, por Tita Andras • Hace exactamente una semana me encontraba en camino de regreso desde Memhölz a Viena: acababa de participar junto a un grupo de schoenstattianos, en el primer encuentro internacional sobre Belmonte que tuvo lugar en el Centro de «Schoenstatt auf’m Berg» en Memhölz. ¿Qué tenía en común este grupo?: simplemente que a todos los que allí estábamos nos arde el corazón por Belmonte, por el Centro y el Santuario de todos nosotros. A algunos de los presentes los conocí en octubre de 2014 cuando trabajamosLeer más