P. Bodo-Maria Ehrhard

Publicado el 2020-12-17 In schoenstattianos

El P. Bodo Erhard ha muerto

ALEMANIA, María Fischer •

 Entre las historias de Schoenstatt de mi infancia, recuerdo la de una conversación de dos jóvenes con las mismas áreas de estudio (Física y Matemáticas), pertenecientes a la legendaria Federación de Jóvenes. Uno de ellos era profesor de secundaria y el otro estaba a punto de hacer carrera en la industria, ambos aún en la búsqueda de su vocación de vida y convencidos de tener que estudiar y entender mejor la pedagogía de este padre Kentenich, con quien a menudo se habían sentado en torno a la mesa para discutir sobre las cosas de Dios, del mundo y de Schoenstatt, con el fin de poder plasmar y cambiar el mundo, pero ¿de qué manera hacerlo? ¿Como científico en la industria? ¿como profesor? ¿como padre de familia en la Federación o en el Instituto de Familias? ¿como sacerdote?

 Es legendaria la conversación en la que este exitoso físico hablaba de cómo él hacía una y otra vez la misma serie de mediciones en Siemens y luego se preguntaba: “¿acaso con esto se podrá cambiar el mundo?”

 Y si no han muerto ¿entonces aún siguen conversando hoy? No. Uno de ellos dejó de medir para convertirse en sacerdote: Bodo Erhard. —

Los caminos vocacionales de los jóvenes de estas y tantas otras historias se separaron y se volvieron a cruzar una y otra vez en Schoenstatt (uno sabía que habría discusiones interminables sobre Dios, el mundo y Schoenstatt, y como niño uno rezaba fervientemente antes de la próxima visita a Schoenstatt, para que no apareciera más que uno de “aquellos”). Mucho más tarde, esta figura del relato schoenstattiano de la niñez, tantas veces contado, se convirtió en el autor del texto alemán de la canción» ¿Quién es esta Señora?», el Padre de Schoenstatt ordenado en la tierra de anhelo, Argentina, el Superior General de los Padres, el testigo contemporáneo del P. Kentenich (en ese orden).

La muchedumbre frente al santuario original

Salto en el tiempo, enero 2006, historia real publicada en schoenstatt.org:

P. Bodo-Maria Erhard, 2006

«Él estuvo presente en Roma en 1965, y acompañó al P. Kentenich desde Roma hacia Fráncfort. Revivió los dramáticos últimos días antes de la Nochebuena, cuando hasta el último minuto estaba la interrogante: ¿Podrá el P. Kentenich ir a Alemania y luego a Schoenstatt para la Navidad?  «Esas pequeñas cosas que fueron emocionantes, y que suelen ser un poco embarazosas», fueron las que se le quedaron grabadas, dijo el P. Erhard con humor. Por ejemplo, la situación a la partida de Roma, cuando no aparecía el pasaporte del P. Kentenich. Todos estaban muy alterados, dijo el P. Erhard, «y el padre se quedó allí, muy tranquilo, como un comandante mirando a la distancia. Tampoco miraba si las hermanas encontraban algo allí o no, sólo miraba al frente…. y todos seguimos esperando en silencio» – hasta que el pasaporte finalmente apareció. Otro suceso ocurrió con la muchedumbre que se agolpaba frente al santuario original, un hecho bastante mencionado, en el que el P. Erhard «se colocó cada vez más atrás» porque ya había tenido muchos encuentros con el P. Kentenich y quiso dar el paso a otros. El P. Kentenich, que lo vio salir del santuario original y no lo reconoció por la luz menguante del atardecer, se dirigió hacia él “saludando y estrechando manos en su camino”, – y cuando lo reconoció, «giró sobre sus talones, regresó saludando y luego todo volvió a la normalidad».

Llamado a la casa del Señor el domingo de Gaudete

A la edad de 96 años, el P. Bodo-Maria Erhard fue llamado a la casa del Señor en la tarde del tercer domingo de Adviento, el domingo de Gaudete.

En el obituario, el P. Theo Breitinger escribió: «Después de 1956, los círculos informados estaban conscientemente convencidos de la necesidad de crear una nueva comunidad de padres en lugar de los Palotinos. En 1959 decidió no seguir el camino hacia del sacerdocio diocesano en la diócesis de Múnich, sino que participó activamente en los preparativos para una nueva fundación. Terminó sus estudios de teología en 1961 y abandonó el seminario de Múnich. En 1963, en preparación para la nueva fundación, su camino lo llevó junto a otros candidatos a un período de formación en Milwaukee, donde conoció personalmente al P. Kentenich en forma más intensa. Pronto fue conquistado por él para tareas posteriores de dirección en el nuevo instituto debido a su experiencia de vida.

El P. Bodo-Maria Erhard fue ordenado sacerdote el 8 de septiembre de 1964 en Argentina, por imposición de manos del arzobispo Antonio Plaza. Desde entonces trabajó prácticamente durante años en la dirección de la nueva comunidad de los Padres de Schoenstatt, hasta que, tras dejar sus cargos en 1999, se trasladó a una filial de los padres en Essen. De 1965 a 1974 ocupó el cargo más alto de la comunidad como primer superior general de la misma.

Durante este período se fundó y construyó Monte Sion, hogar de los Padres de Schoenstatt. El P. Erhard jugó un papel importante en este proceso, comenzando con la adquisición del terreno, el nombramiento de Monte Sion, la construcción del santuario y las diversas casas de la comunidad de los padres en dicho monte. Durante el tiempo en que fungió como superior y aún después, se dedicó intensamente a la creación de una comunidad de adoración en Monte Sion, fomentando así la base espiritual y la profundidad necesaria para nuestra comunidad sacerdotal fuertemente apostólica. Después de su cargo como superior general, permaneció al servicio de su comunidad como superior provincial de la provincia de Sion durante otros doce años, de 1974 a 1986. En los últimos años, desde 2004, el P. Erhard perteneció a la filial de los padres en la Casa de Adoración de Monte Sion y participó activamente en el servicio de oración de nuestros hermanos en el santuario de Sion».

El réquiem y el funeral serán el 18 de diciembre de 2020.

En vez de enviar de coronas y flores, usted puede apoyar la formación sacerdotal de los Padres de Schoenstatt.  ¡Muchas gracias por su ayuda!

BIC:        GENODEM1DKM
IBAN:     DE79 4006 0265 0000 0107 00
VWZ:    “Pater Erhard”

Nachruf - P. Bodo ErhardtObituario del P. Theo Breitinger — P. Bodo-Maria Erhard (en alemán)

 

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetas: , , ,

1 Responses

  1. Juan Enrique Coeymans Avaria dice:

    Se nos están yendo los de la primera generación fundadora de los Padres de Schoenstatt. Recordarlo, es recordar los tiempos más difíciles de nuestra Familia, pero también los tiempos mas bendecidos. El padre Bodo, era un hijo como lo deseaba nuestro padre fundador: equilibrado, con fuerza espiritual, sencillo, sobrenatural, cálido pero con mirada estratégica de jefe. Junto con la Mater, nuestro padre con su soga para llevar a sus hijos ante Dios, lo debe haber izado y abrazado y presentado a Dios Uno y Trino. Otro mas de nuestros hermanos de Schoenstatt que han sido un ejemplo para todos los que los conocimos. Cuanta santidad de vida hay en nuestra querida Familia, a pesar y quizas por su pequeñez.Podemos cantar un Magnificart por la vida del padre Bodo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.