Publicado el 21. diciembre 2019 In schoenstattianos

Ingeniero civil, profesor de Universidad y… “santo schoenstattiano desconocido”

VATICANO, Roberto González •

En estos días hemos recibido, por parte del P. Eduardo Aguirre, la noticia de la Congregación de la Causa de los Santos que el proceso de beatificación de Mario Hiriart, Hermano de María de Schoenstatt, ha recibido el visto bueno de los teólogos, que estudiaron y dictaminaron que Mario, vivió heroicamente las virtudes cristianas. Esto fue firmado el 8 de diciembre pasado. Su proceso pasa ahora a la Asamblea de Cardenales y Obispos de la misma Congregación, quienes deben tratar si elevan la recomendación al Santo Padre para declararlo “Venerable”. —

De esta manera, si todo continúa avanzando positivamente como hasta ahora, y Mario es declarado venerable, entramos al proceso de espera de un milagro producido por su intercesión para beatificarlo.

Esta noticia representa nuevamente una confirmación, por parte de la Santa Sede, en el incentivo del trabajo y responsabilidad de los laicos en medio del mundo y de quienes deciden vivir la vida consagrada.

Mario Hiriart (1931-1964), chileno, ingeniero civil, miembro del Instituto Secular Hermanos de María de Schoenstatt, conoció los inicios de Schoenstatt en Chile, formando parte del primer grupo de la Juventud Masculina. Se destacó desde la etapa de colegio y la universidad por su personalidad, su amistad y preocupación muy cercana a los más allegados a él, su admiración por la naturaleza y espiritualidad de tacto sencillo. Su salud siempre fue delicada, a lo largo de su vida fue sometido a varias operaciones y a causa del cáncer, volvió a la casa del Padre días antes de cumplir 33 años.

Para el padre fundador, Mario encarnó el ideal del varón, convirtiéndose en el modelo a seguir; en sus últimos días, ya cuando se acercaba el final, él anhelaba ser santo, ser ese “Cáliz Vivo”, pero siendo “El santo schoenstattiano desconocido”.

Esta es una invitación a conocer más su vida y su misión laical en medio del mundo como ingeniero civil, profesor de Universidad y consagrado.

Al mismo tiempo, el proceso de Mario Hiriart y el de todos los otros schoenstattianos son ejemplos de vida de los “Hijos Espirituales” del padre José Kentenich. De esta forma, son ellos quienes se encuentran preparando el camino para el día que el proceso del fundador de Schoenstatt sea presentado.

Información adicional

En el documento que publicamos como información adicional, el P. Eduardo Aguirre, Roma,  explica cuales son las etapas en el proceso de beatificación y canonización, y también el estado en que se encuentran los procesos de los schoenstatteanos.

 

Etiquetas: , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *