Nuevo Schoenstatt

Publicado el 2023-10-08 In Vida en alianza

Una visita al Santuario de Nuevo Schoenstatt

ARGENTINA, Marí­a Elena Cruz Sanchez •

El 1 de octubre celebramos el 97° aniversario de la fundación del Instituto Secular de las Hermanas de María de Schoenstatt y siendo esta fecha tan especial para dar gracias queremos dar testimonio de nuestro viaje reciente al Santuario de Nuevo Schoenstatt, en Florencio Varela, provincia de Buenos Aires, con la Rama de Madres de La Emilia. Agradecer porque cuando llegamos a las puertas del Santuario nos estaba esperando en la vereda la hermana Maria Ester y su presencia y cuidado nos transmitió el recibimiento de brazos abiertos y corazón atento de nuestra “Mater”, la Madre tres veces admirable de Schoenstatt. —

Providencialmente viajamos el 10 de septiembre, es decir en el 73° aniversario del inicio de la Campaña del Rosario de la Virgen Peregrina. Para nosotras era ¡una bendición! Llegábamos con retraso para participar de la Santa Misa de las 10 hs. y tuvimos la noticia de saber que el sacerdote celebrante también se encontraba retrasado. Al ingresar a la Iglesia de Dios Padre escuchamos la bienvenida de parte de una Hermana que mencionaba que proveníamos de la ciudad de María, San Nicolás de los Arroyos, donde la Virgen también tiene su santuario. A la vez, nosotros vivimos en La Emilia, donde se encuentra el Santuario de Jesús Misericordioso. Partimos desde allí, acompañados con la imagen auxiliar de la Madre Reina y Victoriosa Tres Veces Admirable de Schoenstatt. Tal como nos señala Don João Pozzobon “Ella, recorre el mundo… para ser conocida y amada, vinculando santuario con santuario”.

Nuevo Schoenstatt

La Imagen Auxiliar traída desde Santa Maria

Nuestro querido padre José Alfonso, fallecido durante la pandemia, trajo desde el Santuario de Santa María, Brasil, la imagen auxiliar cuando viajó con la señora Ana Lima hacia mediados de la década del noventa. Ellos, junto a otras madres, difundieron la presencia de Schoenstatt en la diócesis y estrecharon vínculos para que el cuadro de Jesús Misericordioso traído desde Polonia hoy se encuentre en La Emilia. Fue Ana Lima quien preparó a mi madre, Rosita Cruz, para sellar la alianza de Amor y la impulsó a ser misionera de la Virgen, visitar el Santuario, rezar las mil avemarías en adoración a Jesús Sacramentado y continuar preparando para la alianza con la Mater.

Conociendo la Iglesia de Dios Padre

El cambio generacional de nuevas madres en la Rama fue motivo de este bendecido viaje. Vivimos la Santa Misa con alegría y emoción. Por la tarde, la hermana María Ester nos ofreció conocer los símbolos de la primera iglesia de Latinoamérica consagrada a Dios Padre. Comenzamos el recorrido desde el Jardín. Allí nos invitó a caminar en silencio y a pensar en aquellos seres queridos que nos llevaron hacia el encuentro con Dios. Luego nos detuvimos frente al camino de flores. Allí la hermana nos explicó que la Iglesia tiene dos colores, uno oscuro y otro rosado y a la vez desde arriba se puede observar que posee una forma de arca. En medio de la tempestad del mundo ella nos quiere llevar hacia el amor de Dios Padre. El camino que nos lleva a la iglesia es de color rosado. En esta oportunidad, la hermana nos invitó a pensar en aquellas personas que reflejaron el rostro femenino de Dios.

Entramos al primer recinto que contrasta con el exterior. Del sol entramos a un ambiente oscuro, que simboliza la tempestad. En la pared vimos el diálogo de colores, por encima del oscuro se encuentra el color rosado que simboliza el amor de Dios. Seguimos el recorrido y avanzamos mirando el rostro de Dios Padre. El Padre sostiene con su mano derecha al hijo que está despertando resucitado y con su mano izquierda nos envía el Espíritu Santo. En esta obra de arte sobre la Santísima Trinidad, el Espíritu Santo no tiene rostro, y la hermana María Ester nos explica que el rostro es la Iglesia, es decir cada uno es el reflejo del amor misericordioso del Padre y del Hijo. Esto nos recuerda las palabras del Padre Kentenich “Todo aquel que se encuentra con nosotros debería tener un encuentro con Dios”.

Nuevo Schoenstatt

Momentos muy especiales y preciosos

En este día de gracia, la hermana María Ester y cada persona con la que nos encontramos fueron el amor misericordioso para cada uno de nosotros. Recordamos a una hermana mayor que ante la imagen auxiliar le hizo una reverencia y se apartó del camino para que pase, ¡qué enseñanza! También podemos mencionar a un matrimonio y sus hijas que se ofrecieron para llevar la imagen peregrina con devoción y emoción. Rogamos a la Mater nos conceda las gracias del Santuario en cada peregrinación para que también nosotros reflejemos el amor del Padre y del Hijo por la acción del Espíritu Santo.

Rama de madres de La Emilia - Santuario Jesús Misericordioso

Etiquetas: , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *