Santuario de Corrientes

Publicado el 2022-09-16 In Vida en alianza

Primeras impresiones de la bendición del Santuario de Corrientes

ARGENTINA, Inés Petiti / Maria Fischer •

En presencia de miles de peregrinos de la ciudad y de la provincia de Corrientes, de varias provincias de Argentina, de Paraguay, Brasil y Chile, y con muchos más presentes vía la transmisión digital, el 11 de septiembre se bendijo el anhelado santuario de Schoenstatt “Tierra de María” en Corrientes. —

Santuario de Corrientes

Como antesala de la bendición del santuario, ubicado en la calle Güemes 1411, donde hace muchos años se encuentra una ermita, el sábado 10 se desarrollaron diversas actividades. A las 14 horas, se realizó una caravana con el cuadro de la Virgen de Schoenstatt, la Mater, recorriendo diversas ermitas de la ciudad, con la compañía de la Virgen de Itatí peregrina (la tradicional advocación mariana en la provincia de Corrientes) y una réplica de la Cruz de los Milagros.

En la tarde, hubo momentos de oración, una cantata y la misa con la bendición del sagrario del santuario.

El momento cuando se cumplieron todos los sueños

El domingo, desde muy temprano los peregrinos fueron llegando y eran recibidos con mucho afecto. La misa, celebrada por el arzobispo Andrés Stanovnik, se realizó en la Escuela de Policía, a solo dos cuadras del santuario, con autoridades provinciales y municipales. Luego se hizo una peregrinación hasta el santuario donde se entronizó la imagen de la Mater. Estuvieron presentes más de 3.000 personas de todo el país, así como también grupos de fieles de Paraguay, Brasil y Chile. Algunos llegaron en colectivos, otros en autos y hasta en caravanas de motos.

La misa fue un momento muy especial para todos los presentes, pero, sin dudas, lo más emotivo se vivió cuando se entronizó la imagen de la Madre tres veces admirable en su santuario.

Mons. Stanovnik, luego de bendecir con agua las paredes exteriores e interiores del santuario y antes de hacer la bendición de la imagen de la Mater, les dijo informalmente a los presentes: “Vayan preparando los sapucais…” (NR: grito largo y agudo, usado como llamado o signo de júbilo, típico de la cultura guaraní).

Cuando ingresó el cuadro se escucharon varios “sapucais” mientras sonaba un chamamé y se agitaban muchos pañuelos blancos saludando a la Virgen. Luego se cantó el Himno Nacional Argentino, y comenzó el gran movimiento hacia el santuario, pues cada uno de los peregrinos quería entrar y saludar a la Mater.

“Si, estoy llorando. Lloro de felicidad todo el tiempo”, comenta Inés Petiti, de la ciudad de Goya. Tantas veces ella compartió en schoenstatt.org su anhelo por el santuario, sus viajes a Córdoba o Buenos Aires para entregar los papeles con los aportes al capital de gracias de la ermita de Goya. La felicidad de contar finalmente con un santuario cerca es inmensa. Cómo no pensar en este momento en los primeros que trajeron a la Virgen Peregrina a Corrientes, en Martha Liotti, la fundadora de la Campaña para bebes en riesgo de vida, en los primeros matrimonios, en los que durante años y años guardaron a las ermitas de la ciudad… En este día se cumplieron todos sus sueños.

Todavía creo en eso

Durante muchos años acompañé los anhelos del santuario y los pasos hacia su construcción, pero su bendición la viví mirando la pequeña pantalla de mi celular. Estaba en un cuarto del hogar de acogida donde vive mi hermana, una schoenstattiana desde siempre, a quien un severo derrame cerebral le borró gran parte de su memoria y de su mente, y le complicó el hablar y el movimiento. Ella no entendía lo que se decía, pero disfrutó de la música y de los cantos, le encantó la banda militar… Hasta que llegó el momento de la entrada de la imagen de la MTA. Después de un rato de silencio, dijo con toda claridad: “Todavía creo en eso, en verdad, todavía, después de todo, todavía creo en eso”.

El servicio de los schoenstattianos

Por la cantidad de personas, hubo una organización especial dirigida por los integrantes del movimiento de Schoenstatt de Corrientes. Acompañaron a personas de otras provincias o países a los lugares de alojamiento, brindaron el desayuno, algunos se dedicaron a hacer cordones para el ingreso y egreso de imágenes, otros acompañaron a los sacerdotes en la eucaristía y varios se quedaron custodiando el santuario y atendiendo la cantina, a solo dos cuadras de la Escuela de Policía donde se celebró la Misa.

Los motoqueros de Paraguay

Arturo Aguilar es uno de los motoqueros que llegaron el viernes desde Paraguay. Con sus camperas de cuero negras con una imagen estampada de la Virgen de Schoenstatt, fueron los que más llamaron la atención. Mientras la imagen ingresaba al santuario, ellos tocaban bocina y muchos se emocionaron hasta las lágrimas.

«Nos preparamos espiritual y económicamente, es una bendición este momento histórico, que la Mater descienda a un lugar y reparta su gracia. Es lo más maravilloso que puede existir. Como hijos mimados de María, nos sentimos muy felices de estar junto a los correntinos», expresó Arturo.

A la vez, contó que «siempre peregrinamos a los santuarios y también a las iglesias. Somos 18 personas y vinimos en nueve motocicletas».

“Los motoqueros paraguayos, son matrimonios misioneros de la Mater”, comentó Inés. “Con sus motos, ¡no sabe el ruido que hacían!”.

Santuario de Corrientes

Los madrugadores

Los “madrugadores” en esta ciudad se reúnen desde hace cinco años, domingo por medio, desde las 8 de la mañana a rezar el santo rosario. Es una comunidad de aproximadamente 50 hombres, de los cuales, entre 15 y 20 se reúnen a rezar regularmente y el resto son golondrinas. “Para muchos hombres, es el portal hacia las comunidades masculinas de Schoenstatt”, explicó uno de sus integrantes, Ramón Sandoval. “Los madrugadores son como el jardín de infantes para ingresar al mundo de Schoenstatt. Luego, a medida que van descubriendo una nueva forma de vivir la fe, cada uno de ellos va eligiendo si quiere ingresar a una rama de hombres o a una federación, o simplemente quedarse en movimiento popular y de peregrinos como madrugadores”, añadió Sandoval.

Integran la columna de hombres de Schoenstatt, conformada también en Corrientes por la Juventud Masculina, la Rama de Hombres y la Federación de Hombres. Uno de los madrugadores de la provincia vecina, Chaco, compartirá su vivencia de la bendición en un artículo que estamos esperando.

Santuario de Corrientes

 

 

Video

Fotos: Inés Petiti, Goya, Argentina


En la prensa:

Etiquetas: , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.