ventana

Publicado el 2022-06-10 In Santuario Original, Vida en alianza

Desde mi ventana en Marienland

COSTA RICA/Schoenstatt, Hugo García •

Confiando, reposando…como este pajarito que se posa seguro, sobre la cruz del campanario del santuario, desde mi ventana de Marienland, comienzo a entender mejor qué significa tener una plena y total confianza, ¡qué es el “Poder en blanco”, la “Fe práctica en la Divina Providencia” … ya de una forma totalmente práctica y vivencial en mi hoy. Espero, confío, rezo, ¡creo! —

Esta gran experiencia vivida durante estos días en Schoenstatt, Alemania, se inicia con el grato anuncio por parte del P. José Luis Correa, quien me confirma que se abrieron un par de cupos adicionales para la participación de miembros de la familia de Schoenstatt Costa Rica, con ocasión de la celebración del Congreso de Pentecostés del 8 al 12 de junio, por lo cual se abre la oportunidad de representar a la Rama de Hombres y a Madrugadores en dicho Congreso.

encuentro con Pedro Dillinger

Encuentro con Pedro M.Dilliger después de 38 horas de viaje

Viajando 38 horas para llegar a Schoenstatt

De forma rápida inicio la preparación del viaje, sin no antes tener que realizar ciertos ajustes de itinerario, escalas de vuelos, etc.…temas logísticos normales de un viaje de este tipo. Se inicia el viaje y se da la primera circunstancia: se cancela el vuelo en mi segunda escala de Boston a Frankfurt. Logro resolverlo consiguiendo una conexión vía Zúrich, la cual le agrega unas 8 horas a un viaje que al final termina siendo de tres escalas y 38 horas “puerta a puerta” desde que salí de mi casa en Costa Rica hasta llegar a Marienland en Schoenstatt.

La verdad que pude tomarme ese incidente por el “lado bueno” sabiendo que podía ofrecerlo como abundantes contribuciones al “capital de gracias”…tras de tantas horas entre aviones, aeropuertos y el “corre-corre” típico de un viaje de este tipo.

Encuentro

Encuentro con Maria Fischer

La alegría del encuentro

Llego a Coblenza el domingo 5 de junio y comienzo a vivir la alegría de encontrarme con muy queridos amigos/hermanos en la fe: Pedro Dillinger, hermano de María, y también con María Fischer, corresponsal de Schoenstatt.org, con quienes disfruté de gratos momentos juntos. También tuve la oportunidad de reunirme con el P. Raúl Espina y llevarme la gran sorpresa de poder compartir un grato almuerzo con varios padres de Schoenstatt en Monte Sión, entre los que se encontraba el P. Joselo, con quien hacía unos años tuve la oportunidad de estar en Milwaukee junto con mi esposa Mercedes y mi hijo David.

Positivo…

pajaro

El pájaro

Llega el martes, día en que la mayoría de los participantes arriban a Marienland para el Congreso y viene la primera prueba, luego me doy cuenta que es más bien un regalo de La Mater…al hacerme el test de COVID-19 sale de inmediato positivo, me hacen una segunda prueba de descarte y también sale positiva….por protocolo me indican que se requiere me hagan una tercera prueba, esta vez de PCR para determinar con total exactitud si tengo COVID o no.

Acá en este mismo momento en que escribo estas líneas, estoy a la espera del resultado de la prueba: esperando, confiando, rezando, creyendo….

Ciertamente enfrentado con el contexto puro y simple de uno como persona, se me hizo tremendamente difícil aceptar el hecho de que, después de toda la odisea de poder llegar al Congreso, tuviera que quedarme “guardado” en mi habitación. Esta situación la asumí con un alto grado de preocupación y angustia, no sólo por poder estar contagiado de COVID, sino también por la posibilidad de haber infectado a mis amigos y a otras personas con las que estuve, antes de las pruebas que me habían realizado.

Los últimos dos días han sido muy intensos en la oración, guiado y apoyado también por todas las personas que acá en esta “Tierra Santa” me cuidan perfectamente: La Mater, las Hermanas en Marienland, Edi y todo el equipo de apoyo local,  mi familia, mi curso de federación, el grupo de Costa Rica acá presente y amigos que están orando junto a mí, en este mismo momento.

Tengo la total certeza de que Dios Padre tiene un plan perfecto para mí en este momento. Me permitió llegar hasta acá y acepto con confianza y con fe lo que Él tenía dispuesto y sé que es bueno para mí. Viviré un retiro de silencio, orando y pidiendo intensamente por el derramamiento de la gracia del Espíritu Santo sobre todos los asistentes al Congreso de Pentecostés, para que sea muy fecundo.

Desde mi Ventana en Marienland, sigo esperando, confiando, orando, ¡creyendo!


El PCR salió positivo. Finalmente sé desde la fe que este era el plan de Dios para mi estadía acá en Marienland, orando y meditando desde mi ventana en Marienland.

Etiquetas: , , , , , , , ,

5 Responses

  1. Queca Espinoza dice:

    Hola Hugo me gustó mucho tu artículo, soy de la Familia de Schoenstatt de Lima-Perú. Nos cuentas que has podido vivenciar en forma práctica la Fe práctica en la Divina Providencia, así como el Poder en Blanco. Te faltaba vivir tu Dachau ser sentenciado y salir airoso y libre de este Covid que sigue aún en el mundo. Pienso que todos somos necesarios no solo para aportar en un Congreso, se necesita personas que hagan lo que tu hiciste, un retiro de Silencio y aportarlo como Capital de Gracias para la Fuente Santa de Gracias de la Mater. Mientras los demás transmitían sus propuestas y aportes había alguien que cerquita de ellos rezaba y ofrecía su sufrimiento, como tantas veces lo hizo nuestro padre Fundador. Espero que cuando leas estas líneas ya estés totalmente recuperado. un fuerte abrazo schoenstattiano. Queca Espinoza Santuario de Lima Perú, peregrina de la CVP.

  2. Juan Enrique Coeymans Avaria dice:

    Me alegra el crecimiento hermoso d Schoenstatt en Costa Rica, pero me duele que se siga diciendo por parte de algunos miembros de los Madrugadores, que ellos son una especie de Rama de Schoenstatt.
    SI sigue cundiendo esta percepción y algunos concretos como invitarlos a Jornadas del Movimiento, estaríamos perdiendo una hermosa oportunidad de cumplir el objetivo de los Madrugadores que es ser una de las iniciativas en la linea de la Confederación Apostólica Universal, la CAU , que es uno de los tres fines de Schoenstatt.
    Ruego a la Matee que salvemos esta iniciativa de apertura a la Iglesia y de trabajo apostólico con otros movimientos y estructuras de Iglesia.

  3. manuel emilio montero dice:

    Gran testimonio Hugo, de fe practica de poder en blanco, de poder en blanco y sobre todo de ser un Schoenstattiano de «hueso colorado». Mi agradecimiento por hacernos conocer tu testimonio.

  4. Eduardo Carvajal Umaña - Costa Rica dice:

    Hermoso testimonio, con el que contribuís a nuestro crecimiento espiritual, a los «valientes varones» que formamos parte de las comunidades de Madrugadores y quienes por iniciativa, impulso y perseverancia tuya, nos has dado el regalo de iniciar nuestro peregrinar en los Grupos de la Rama de Hombres. Una muestra, una vez más de tu profunda fe en la Mater. Estamos unidos con vos en oración, seguros de que el Espíritu Santo ha depositado paz, sabiduría y fuerza para vivir estos días a plenitud a la luz del Plan que el Eterno Padre tiene para vos. Abrazos..!! Bendiciones

  5. Mario Garcia dice:

    Asi es mi querido hermano Hugo.
    Sabemos por fe que Dios tiene planes que algunas veces no coinciden con los nuestros, y nos llegan dudas de porque pasan algunas cosas; pero como bien lo expresas creerle a EL, y dejarnos llevar por otras cosas que tambien nos hacen bien a nosotros, a nuestras vidas, y con las cuales podemos ayudar a otros.
    Muchas bendiciones y que esta experiencia sea de bendiciones, y de seguro tendras otra oportunidad para vivir un Encuentro como este.
    Un gran abrazo a la distancia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.