Federación de Madres

Publicado el 2022-05-03 In Vida en alianza

Autonomía de la Federación de Madres en Paraguay

PARAGUAY, Norma Pistilli de Figueredo – Revista Tuparenda

Una tarde de 1995 se encendía en el corazón intrépido de una madre una pequeña llamita que iría creciendo con el correr de los vientos. El Espíritu Santo puso su soplo, la llama nació bajo el aliento del padre Nicolás Schwizer y un puñado de valientes señoras avivaron el fuego hasta hacerlo crecer más y más. —

Así nacía el Curso 1 de la Federación de Madres en Paraguay. Dieciséis señoras que pusieron alma y corazón en esta etapa fundacional, y quienes, por consejo del P. Nicolás, iniciaron la Pre-candidatura bajo la tutoría de la Federación de Madres de Argentina, ya en ese entonces conformada y consolidada gracias a la fecunda labor del padre Antonio Cosp.

Un camino compartido

Un par de años después, el 6 de mayo de 1997, con el inicio de la candidatura de las pioneras “Alegría del Padre”, despuntó la Federación de Madres Argentina – Paraguay. Un mismo territorio que nos acogía en la fraternidad, unidas bajo un mismo manto, el de la MTA, y bajo una misma bandera, la de nuestro terruño de Schoenstatt.

Ha sido un largo caminar como Región Paraguay. Fuimos creciendo, en lo profundo y en lo extenso, gracias al apoyo y a las orientaciones de nuestras hermanas argentinas. Hemos compartido encuentros, retiros, puentes, reuniones, tareas y misiones. Hemos vivido juntas momentos inolvidables, muchas alegrías, penas infaltables. Hemos crecido unidas bajo la asistencia de personas maravillosas que nos han dado su saber y su afecto.

Una mirada al presente

Y fue así como la pequeña llama se tornó un fuego que abrasa y conquista. Paso a paso fuimos consolidándonos como Región, ya que luego de 27 años de esa primera reunión, la Federación de Madres de Paraguay hoy está constituida por seis cursos con consagración, un curso en candidatura y un curso en la etapa de precandidatura en la ciudad de Encarnación. Somos en total ocho cursos conformados hoy por 91 madres de Asunción y alrededores; y también de Encarnación.

Una llama que siempre nos enciende

En 2019, año del Jubileo de Hörde (Hörde es un distrito de Dortmund en Alemania donde se fundó la Federación Apostólica de Schoenstatt en 1919), las madres federadas paraguayas empezamos a soñar con la autonomía y a pensar en la formación de nuestro propio territorio. La idea empezó a tornarse realidad cuando ese año decidimos presentar al Consejo Territorial el pedido de nuestra independencia. Fue entonces que el mismo Consejo envió una carta a la Presidencia Internacional presentando nuestra solicitud.

Y así llegamos a la respuesta de la Presidencia Internacional recibida un inolvidable 28 de agosto de 2020: “La solicitud: separación de la Federación de Madres en Paraguay de Argentina para la fundación de un territorio propio en Paraguay, fue apoyada unánimemente”.

Una mirada a lo que se viene

Los próximos 7 y 8 de mayo de 2022 participaremos del capítulo fundacional de la federación apostólica de madres de Paraguay, elegiremos un consejo territorial y aprobaremos la constitución territorial, los cuales de ahora en más serán nuestros motores directivos.

También coronaremos a nuestra Madre y Reina Tres Veces Admirable de Schoenstatt como Reina de la Federación de Madres de Paraguay, en cuya corona hemos estado trabajando espiritualmente desde el inicio de este proceso de autonomía.

Tanto por agradecer

En todo tiempo y, en primer lugar, elevamos nuestra gratitud a la Santísima Trinidad, la divina fuente de gracias donde todo se inicia y a donde todo nos conduce. A nuestra fiel y amorosa Aliada, la Sma. Virgen María, Madre y Maestra Admirable. A nuestro Padre Fundador, de quien hemos asumido el legado de su misión. A nuestras hermanas argentinas, quienes nos han ayudado a vivir los ideales de Hoerde en una fraterna comunidad de corazones. A nuestros asesores y asistentes, quienes nos han acompañado con su entrega fecunda y generosa a lo largo de estos años.

Tanto por renovar

Nos sentimos llamadas a renovar nuestro compromiso por la herencia recibida de los primeros en Hörde y de testimoniar como madres, esposas y apóstoles la misión de nuestro padre Fundador en la construcción de la Nación de Dios, en nuestros ambientes y ante los desafíos del mundo actual.

Tanto por celebrar

Por todo esto, compartimos con júbilo este paso fundacional que daremos como Federación Apostólica de Madres de Paraguay, aportando con un nuevo hito en la historia de nuestra familia schoenstattiana paraguaya.

Y como familia, nos unimos en oración para rogar a nuestra Madre Tres Veces Admirable de Schoenstatt que nos ayude a permanecer fieles a estos ideales, a vivir la santidad de la vida diaria y a ser federadas fecundas en el apostolado.

Etiquetas: , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.