Nicaragua

Publicado el 2022-02-22 In Vida en alianza

Primer torneo de voleibol de las familias de Schoenstatt Nicaragua

NICARAGUA, Eduard y Silvia Zeledón Guerrero • 

Una tarde en familia, llena de alegría, espíritu deportivo y amistad, compartió este sábado 19 de febrero la Rama de Familias de Schoenstatt Nicaragua. De esta manera se vivió el primer torneo de voleibol amistoso, con el lema; ¨Amigos siempre de Schoenstatt¨. —

La idea se originó con una invitación por medio de un video que realizó el Grupo 3, Aliados de Jesús y María, con el reto de realizar el primer torneo de voleibol. Nos entusiasmó que de inmediato todos los grupos mostraron su interés de participar. Confirmaron cinco equipos: Los Tigres, Los Aliados, Los SchoenstattTeam, Las Matracas y Los Increíbles.

Nicaragua

Preparando con mucho entusiasmo

El Torneo tuvo que afrontar algunos retos, como la conformación de los equipos por edades y género; la elección del lugar adecuado para el evento; la identificación de los árbitros idóneos y la elección de los premios. Para resolver cada uno de esos retos, se tuvieron que ajustar ciertas reglas de voleibol, conformar equipos mixtos de varones y mujeres, adultos y jóvenes, etc. A la vez, se contó con el apoyo decidido de miembros de la comunidad schoenstattiana, que ofrecieron el lugar y espacio, además de encontrar a los árbitros calificados.

El lugar escogido fue perfecto para que las familias de Schoenstatt asistieran con sus hijos: Un parque, donde los niños tenían un área de juegos, espacio abierto, área verde y una cancha lista para el encuentro.

Nicaragua

Cada equipo dio lo mejor de sí

El día fijado, el 19 de febrero a las 3:00 p.m., arrancó el torneo con unas palabras de bienvenida por parte de los coordinadores de la Rama de Familias de Schoenstatt Nicaragua y con la oración de la consagración a la Mater. Cada equipo dio lo mejor de sí, integrándose, apoyándose y animándose unos a otros. Los partidos fueron muy reñidos, cada punto se ganó con mucho esfuerzo y coraje. Todos los miembros de la comunidad disfrutaron de diferentes maneras: jugando, haciendo porras y otros compartiendo en fraternidad. Los niños fueron los mejores animadores, y los jóvenes los jugadores más aguerridos.

El equipo ganador del primer lugar, Los Increíbles, celebraron el triunfo, pero todos tuvieron la sensación de haber ganado, pues el objetivo principal del encuentro se logró al hacer vida en familia el ideal de nuestro fundador, José Kentenich, edificando la amistad, comunidad, cariño y hermandad bajo el espíritu de la familia schoenstattiana.

Nicaragua

Etiquetas: , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *