Reyes magos

Publicado el 2022-01-09 In Vida en alianza

Los Reyes Magos nos llevaron donde la Reina

El Salvador / España, Lee Aguiñada •

Este año con mi esposa celebramos el 6 de enero de manera diferente o para ser más preciso, lo recordaremos como una fecha inolvidable. —

“Al entrar a la casa vieron al niño con María, su madre; se arrodillaron y le adoraron.” – Mt. 2, 11
Recientemente cumplimos nuestro primer aniversario de casados, y decidimos planificar unas cortas vacaciones. El destino seleccionado fue: Madrid. Era nuestro primer viaje como matrimonio, y tenía que ser un lugar que enamorara de principio a fin. La capital española cumplía con todos los requisitos: mismo idioma, gastronomía exquisita, valor histórico y cultural, pero sobre todo, una ciudad que tuviera un santuario de Schoenstatt para poder conocerlo.

“Deben visitar al santuario de Madrid”

Reyes Magos

Entrada, Santuario de Schoenstatt en Madrid, Calle Serrano

Para Gaby, mi esposa, era su primera vez en Europa; para mí, era la tercera vez en el viejo continente, ya que tuve la oportunidad de participar en la JMJ Madrid 2011 y Cracovia 2016, respectivamente; sin embargo, en esos años todavía no conocía nada del Movimiento, mucho menos había escuchado hablar de nuestros santuarios.

Para hablarles de nosotros, somos una pareja de jóvenes salvadoreños, que recientemente acabamos de integrar el grupo Nº 4 de matrimonios en nuestro país. Gracias a Dios, la Rama de Familias, al igual que Schoenstatt El Salvador, se ha ido consolidando ya que tenemos aproximadamente dos años de haber iniciado oficialmente como movimiento estructurado, gracias a la sabia dirección y al empuje del padre José Luis Correa Lira, nuestro asesor para Centroamérica. Y fue él precisamente quien nos recomendó e insistió que visitáramos el santuario que se encuentra ubicado en la Calle de Serrano.

Peregrinar en tiempos de pandemia

Volviendo al viaje, irse de vacaciones en estos tiempos pandémicos es muy complicado. No solo por el riesgo de contagio y por todas las medidas que se deben tomar, sino porque las cosas pueden cambiar de un día para otro, por causa de “fuerza mayor”.

Originalmente, la peregrinación al santuario la habíamos planificado al inicio del viaje. Nos había encantado la idea de asistir a la Eucaristía dominical del primer domingo del año; pero una repentina publicación en las redes sociales de dicho santuario modificó los planes, ya que informaban a sus seguidores que las misas de ese fin de semana se suspendían debido a un posible contagio.

Por precaución, decidimos dejar pasar un par de días esperando alguna nueva noticia; sin embargo, no comunicaron nada más. Escribí mensajes por diversos medios para saber si, por lo menos, podíamos ingresar al lugar y lastimosamente no obtuve respuestas.

Nuestra Estrella de Belén

Por un momento, pensamos que nuestro anhelo de conocer el santuario en la ciudad de Madrid podía truncarse; pero gracias a la ayuda del padre José Luis (nuestra Estrella de Belén), pudimos contactarnos directamente con su amigo, el padre José María García Sepúlveda, quien vive en la casa de los Padres de dicho santuario, y él me confirmó que podía llegar sin mayor problema cuando quisiéramos.

Así fue como, después de mucha incertidumbre, peregrinamos en el día de Reyes y realizamos la misión más importante de todas: visitar a la Mater en el santuario y adorar al Niño Dios que nos ha nacido.

¡Feliz y bendecido 2022 para todos!

Reyes Magos

Etiquetas: , , , , , , , , ,

1 Responses

  1. Gonzalo Vega dice:

    Hermosa vivencia de peregrinación. Felicidades Lee y Gaby y extraordinaria noticia sobre el crecimiento de la Familia de Schoenstatt en El Salvador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.