Federación de Hombres

Publicado el 2021-09-14 In Vida en alianza

La Federación de Hombres para el mundo hoy

CHILE, Nicolás Bär Armstrong •

“¿Cómo? ¿Otro grupo también está pensando fundar la Federación de Hombres?”. Esa fue la reacción de varios jóvenes profesionales, con edades en torno a los 30 años, cuando a comienzos de 2008 planteaban su interés de empezar la Federación en Chile. —

Retrocediendo aún más en el tiempo, fue en 1919 cuando un grupo de hombres ponía en Hoerde, Alemania, los cimientos de lo que sería la Federación Apostólica del Movimiento de Schoenstatt. Y aunque a lo largo de las décadas varias federaciones se desarrollaron en diferentes partes del mundo, no fue hasta 2008 cuando se fundó la Federación de Hombres por primera vez fuera de Europa, en Santiago de Chile.

Federaciòn de Hombres

Los primeros dos cursos

“No conozco a ninguno”, pensaron aquellos treintañeros cuando les mencionaron los nombres de los miembros del otro grupo. Se trataba de personas en promedio 20 años mayores, con diferentes historias y vinculaciones en Schoenstatt, pero que compartían la misma aspiración que sus pares más jóvenes: ser una comunidad apostólica federada de dirigentes laicos al servicio de la Familia de Schoenstatt y la Iglesia en su labor de evangelización de la cultura y el mundo.

Los mayores pasaron a formar el Curso 1 de la naciente Federación, y los menores el Curso 2. Esta sintonía de anhelos e ideales, unida a la notable sincronicidad temporal en la que ocurrieron los hechos, dejaba en claro que Dios estaba abriendo una puerta a algo grande. Y la resultante creadora que surgió a partir de ese momento confirmó la intuición.

El hito fundacional fue la primera reunión de los dos grupos, el 30 de agosto de 2008 en el santuario de Bellavista. Desde entonces se han creado otros dos cursos, hasta llegar a los actuales 27 miembros. A partir de este impulso, hombres en Argentina también han respondido a este llamado vocacional: a la fecha hay tres cursos en el país trasandino, los dos primeros ya con su primera consagración, y un tercero en su primer año de formación.

Nuevo jefe y nuevos consejeros

Ignacio Torres

Ignacio Torres

El último sábado de agosto, junto a la celebración del decimotercer aniversario de la Federación, se llevó a cabo la segunda parte de un congreso que comenzó en enero y que se extenderá hasta enero de 2022. El congreso busca madurar y aquilatar la experiencia de estos años y mirar aquello que Dios nos invita en el futuro. Los objetivos son avanzar en la definición de nuestro estilo en tres campos fundamentales: vida interior, vida comunitaria y acción apostólica; escudriñar el camino hacia la autonomía y decidir el camino para los próximos años.

En esa ocasión se llevaron a cabo las elecciones de la nueva Dirección. Durante una emotiva liturgia al final de la jornada, quien fuera el jefe desde el inicio de la Federación, José María Fuentes, del Curso 1, entregó el mando a Ignacio Torres, del Curso 2. Acompañarán a Ignacio en la conducción de la Federación, como miembros del Consejo, José María Fuentes, Matías Lira, José Miguel Arévalo y Julio Zepeda.

¿Qué tiene pensado la Mater para la Federación en los próximos años? Evidentemente no es posible dar una respuesta clara a esta pregunta. Sin embargo, resuenan fuertemente las palabras de José Kentenich en Bellavista el 31 de mayo de 1949: “…desde aquí se impondrán santas tareas, es decir, tareas que santifican, sobre débiles hombros”.

 

Fuente: Vínculo, ed. septiembre de 2021. Con permiso de los editores.

Etiquetas: , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *