santuário

Publicado el 2021-02-05 In Vida en alianza

Santa Cruz do Sul: Nueva audiencia e intento de acuerdo

BRASIL, Luciana Rosas •

Al acompañar el desarrollo de las situaciones relacionadas con el cierre del santuario de Santa Cruz do Sul (Santa Cruz del Sur) es inevitable cuestionarse para qué y para quién se construye un santuario de Schoenstatt. La bendición de un santuario es un acto apostólico que involucra a toda la comunidad, no solo a los responsables jurídicos. En ese caso, es posible estar en total desacuerdo con la carta abierta enviada por las Hermanas de María en la que alegan que el cierre del santuario se da porque no cumple su misión. Al observar la movilización de la comunidad, las declaraciones recogidas en la prensa, las peticiones de tantas personas del municipio y de otros lugares (en portugués) y el involucramiento directo de la alcaldesa de la ciudad y del Ministerio Público, se  percibe que el santuario cumplió y sigue cumpliendo misión. El santuario es defendido por la comunidad y por las autoridades del municipio, mientras que por parte de las autoridades de Schoenstatt lo único que se oye es un silencio que ensordece. —

Santa Cruz do Sul - Schoenstatt

Asi aparece en Google.

Abriendo un nuevo capítulo de esta discusión, este mes de febrero el Ministerio Público realizará una nueva audiencia entre las partes involucradas en la polémica sobre el cierre del santuario de Santa Cruz do Sul, Rio Grande do Sul, con la intención de que se firme un acuerdo.

Nueva audiencia pública en febrero

Según un  artículo publicado en el portal web Gaz el 27 de enero de 2021 (en portugués), el 11 de febrero el Ministerio Público realizará una audiencia entre el municipio de Santa Cruz do Sul (en el estado de Rio Grande do Sul) y representantes del Instituto Secular de las Hermanas de María de Schoenstatt, que son las representantes legales del santuario y están involucradas en la crisis que se generó en la Familia de Schoenstatt de Santa Cruz do Sul luego del cierre del santuario y el retirado del cuadro de la MTA, el altar y la estatua del padre José Kentenich, que se colocaron en una casa situada en el centro de la ciudad.

La audiencia contará también con la representación del grupo de la Familia de Schoenstatt de Santa Cruz que está en contra del cierre del santuario y el cambio del lugar en el que está actualmente.

El principal objetivo de la audiencia es establecer un acuerdo entre todas las partes interesadas, una vez que la intención inicial de vender el terreno y desmontar el santuario para reconstruirlo en otro lugar, a ser definido por las representantes legales, fuera prohibida por el Ministerio Público, ya que – según el mismo reportaje: “… el espacio fue donado por la Alcaldía de Santa Cruz do Sul y el templo fue erguido con la ayuda de la comunidad (….) la cesión del área por parte del municipio para la institución religiosa debe cumplir una función social, como consta en el propio documento de cesión. De esa manera queda prohibida la venta de un espacio público que ha sido cedido a terceros”.

Santa Cruz do Sul

Las hermanas ponen condiciones para considerar la reapertura del santuario

Según el mismo artículo, las Hermanas de María habrían acordado reabrir el santuario en días y horarios preestablecidos, pero con la salvedad de que “el Ayuntamiento esté de acuerdo con la venta de la propiedad a las religiosas, para que el área pueda ser permutada en el futuro por un nuevo espacio, sin impedimento del Ministerio Público o del poder público municipal”, condición que no debe aceptarse, ya que es un hecho incierto. El Ministerio Público trabaja para a reapertura inmediata del santuario, ya que en estos momentos el inmueble no está cumpliendo con su finalidad de interés público.

El 28 de enero, la Hna. Rosequiel Fávero, asesora de comunicación de la provincia sur del Instituto de las Hermanas de María en Brasil, concedió una entrevista a radio Gazeta. En esta entrevista deja en claro que la decisión de desmontar el santuario de su ubicación actual es irreversible por parte del Instituto, inclusive resaltando que los objetos del santuario que ya fueron retirados y están actualmente en la casa ubicada en el centro de la ciudad, no serán llevados de vuelta en caso de que el santuario vuelva a abrir, aunque solamente sea para las misas de los días 18.

Afirmó, como en la carta abierta, que el “Santuario ya no está cumpliendo su misión” en su ubicación actual, sin dejar en claro qué significa eso exactamente. En seguida define que el sentido de la existencia de un santuario es para que “haya peregrinación, que sea un lugar de oración y una escuela de formación para el Movimiento de Schoenstatt”. Nuevamente resaltó que la cuestión de la falta de seguridad es un factor clave para la decisión del Instituto de cerrar el santuario, así como el hecho de que solo dos hermanas viven en este lugar y estaban muy tensas y preocupadas por esa situación.

La Hna. Rosequiel también abordó la cuestión de los diferentes puntos de vista jurídicos y, según ella, inclusive hay una línea jurídica que entiende que “estaría todo correcto, tenemos la escritura en la mano y podríamos hacer lo que quisiésemos” y por eso hay la necesidad de conversarlo.

Respuesta a la entrevista

El viernes 29 de enero se publicó en el diario Gaz un comunicado del grupo que está en contra del cierre y transferencia de lugar del santuario “ladrillo por ladrillo”, en respuesta a la entrevista dada por la Hna. Rosequiel en la radio el día anterior. En este comunicado afirman:

Tenemos confianza en que el fiscal, el Dr. Érico Barin, y la alcaldesa Helena Hermany, tomarán ciertamente una decisión justa y correcta, de acuerdo con las leyes, a pedido de la mayoría de los habitantes de Santa Cruz y ciudades vecinas … en otras ciudades, con dificultad de desplazamiento e inseguridad. que existen en todas partes, la gente acude por la fe, por la devoción, subiendo escaleras y estos lugares nunca se han movido”.

 

Falta de respuestas

Schoenstatt.org, en congruencia con su misión de abrir todos los frentes de diálogo y discusión en libertad, buscó al director nacional del Movimiento de Schoenstatt de Brasil, el P. Vandemir Meister, para abrir espacio sobre un tema importante y sensible para el Movimiento de Schoenstatt, especialmente el de Brasil. El contacto, realizado a través de correo electrónico el 28 de diciembre de 2020, no ha obtenido respuesta hasta ahora.

El 11 de enero de 2021 se publicó una nota oficial, firmada  por los presidentes del Consejo de la Familia de Schoenstatt de Santa Cruz do Sul y, en seguida, un miembro del consejo, el Sr. César Ricardo Leuckert, representante del movimiento Rosario de Hombres, renunció a su puesto en el consejo por no estar de acuerdo con la forma de gestionar el asunto con la Familia de Schoenstatt. Em su carta se puede leer claramente el descontento que manifiesta:

El motivo es el desacuerdo por la transferencia de lugar (…) Sacar (a la MTA) de ahí por falta de demanda, inseguridad, costos y transporte nos hace pensar que el acceso a su casa está siendo limitado por algunas personas (…) Ahora nos vamos de un lugar sagrado, entre los menos afortunados, para presentarnos en otro lugar más agradable. ¿Quién hará la educación, la formación y la evangelización en las periferias, en las que seguramente Jesús preferiría estar? (…) Es mi sentimiento y, ciertamente, de muchas otras personas que se sintieron traicionadas, porque no participaron de este proceso, asiduos participantes, que se dedicaron al santuario para verlo crecer, y no participaron en el proceso de transferencia con la suficiente antelación».

Schoenstatt.org se puso en contacto con los presidentes del consejo y les hizo algunas preguntas con el fin de hacer más claros y tangibles los argumentos presentados en la nota oficial. La respuesta fue un agradecimiento “por el interés” y que ya todo estaba dicho en la nota oficial.

Aprovechamos este espacio para publicar las preguntas que fueron enviadas y que no se respondieron, para conocimiento de toda la Familia de Schoenstatt:

Ante la conmoción de la Familia de Schoenstatt Internacional en relación con el traslado del santuario de Schoenstatt de Santa Cruz do Sul, las diferentes manifestaciones en contra de la forma en que el asunto ha sido conducido por el Instituto de las Hermanas de María, representantes legales del santuario, la nota oficial firmada por ustedes y publicada el 11 de enero de 2021 en el portal www.schoenstatt.org.br, schoenstatt.org quisiera invitarlo a responder algunas preguntas con el fin de brindar una mayor claridad sobre el tema, no solo para la Familia de Schoenstatt en Brasil, sino también para la Familia de Schoenstatt Internacional.

El contenido de las preguntas y sus respectivas respuestas serán publicadas en el sitio web www.schoenstatt.org y se traducirán tanto al español como al alemán para facilitar así el acceso a la información.

 Nuestra intención es proveer un espacio para todas las partes involucradas en el asunto y aporta así a la transparencia y al espíritu de corresponsabilidad familiar.

  1. Según la publicación de Facebook del santuario de Santa Cruz do Sul, el 8 de enero a las 10:39 pm se realizó una reunión del Consejo Diocesano de la Familia de Schoenstatt de Santa Cruz do Sul, con la participación del P. Clodoaldo Kamimura, director del Centro Regional de Asesores del Movimiento de Schoenstatt. Se supone que la nota difundida el 11 de enero de 2021 surgió de esta reunión. En la agenda de la reunión, conforme a la información encontrada, había un punto de discusión sobre posibles soluciones para el lugar, pero el punto no se discutió. ¿Cuál fue la razón para no tener tal discusión? ¿También fueron invitados a esta reunión quienes esgrimieron argumentos diferentes a los presentados en la nota oficial? 
  2. La nota oficial dice “… sin embargo, las diversas propuestas de solución que surgieron a lo largo del tiempo fueron analizadas una a una (algunas implementadas) y llegamos a la conclusión de que no resolverían la compleja situación que encierra la realidad local de nuestro Santuario. Dios nos pedía más que eso…”. ¿Qué medidas se analizaron efectivamente, cuáles se implementaron y cuáles fueron los criterios de medición para que la conclusión haya sido que “no resolverían la compleja situación”?
  3. En esta misma nota oficial se afirma que: “Los miembros del Movimiento de Schoenstatt en Santa Cruz do Sul participaron en las negociaciones sobre el cambio de domicilio del santuario de Schoenstatt en Santa Cruz do Sul. Esto sucedió no solo en las reuniones del Consejo Diocesano, sino también en asambleas abiertas a todos los miembros del Movimiento que quisieran participar. El P. Clodoaldo Kamimura, director de los asesores centrales regionales de Schoenstatt para el Movimiento de Schoenstatt, también participó en algunos de estos encuentros. Todos tuvieron la oportunidad de expresar su opinión y hacer propuestas. Todas las opiniones fueron escuchadas y valoradas”.
    ¿Cómo se justifica entonces el hecho, por ejemplo, de que un integrante del propio Consejo de la Familia pidió su salida el 12 de enero de 2021 alegando que él y “…muchas otras personas que se sintieron traicionadas, porque no participaron de este proceso, asiduos participantes, que se dedicaron al santuario para verlo crecer, y no participaron en el proceso de transferencia con la suficiente antelación”?
  4. ¿Se contempló en estas discusiones la posibilidad de que el santuario fuera administrado por una comisión de laicos, ya que algunos de los grandes argumentos presentados fueron la edad de las Hermanas de María que viven en el santuario y la falta de vocaciones de la provincia? En caso afirmativo ¿por qué no se aceptó la propuesta?
  5. ¿Cuál es la posición, como presidentes del Consejo de la Familia, frente a la ausencia de las representantes legales en la reunión realizada en el Ayuntamiento del municipio el 14 de diciembre de 2020? ¿No hubiera sido el momento adecuado para presentar de forma transparente los estudios y las conclusiones para la comunidad de la Familia de Schoenstatt y del municipio de Santa Cruz do Sul?
Romaria 2018

Romaria 2018

La gran cuestión

La cuestión que queda es:

Aunque es expresamente necesaria la autorización de la Presidencia Internacional para toda y cualquier construcción de un santuario en cualquier lugar del mundo, parece que no es necesaria la autorización de ninguna autoridad del Movimiento de Schoenstatt (a no ser de los propios interesados directos) para su desmantelamiento.

Esperamos la audiencia del 11 de febrero y permaneceremos como medio atentos a todas las situaciones importantes de nuestro Movimiento de Schoenstatt.

Santa Cruz do Sul

Original: portugués, 4.2.2021. Traducción: Eduardo Shelley, Monterrey, México

Etiquetas: , , , , , , , ,

1 Responses

  1. Carla dice:

    El santuario se lo entreguen a otra comunidad .
    Las hermanas de María no son las indicadas para decidir por un santuario.Schoenstatt tiene otra organizaciones El santuario supera a las hermanas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *