retiro crisis

Publicado el 2020-11-14 In Vida en alianza

¿Cómo salir de esta crisis?

COSTA RICA, Patricia Fernández e Isidro Perera •

A la sombra del Santuario Familia de Esperanza, el sábado 17 de octubre se llevó a cabo el primer retiro de matrimonios jóvenes de Centro América y Panamá con el tema: ¿Cómo salir de esta crisis? —

En el retiro, dirigido a matrimonios con menos de 5 años de vida matrimonial, participaron 45 matrimonios de Guatemala, Honduras, El Salvador, Costa Rica y Panamá, la mayoría de manera virtual en la plataforma Zoom y, de manera presencial, asistieron 6 matrimonios en el auditorio de la casa del Movimiento en Santa Ana, Costa Rica.

Las fotos de los participantes en el altar

A las 12:30pm el padre José Luis Correa Lira, asesor del Movimiento en Centroamérica y coordinador continental celebró la Eucaristía en el santuario. Como un lindo detalle, las fotos de los participantes se colocaron al pie del altar, para que su presencia fuera algo más que virtual en la transmisión en directo y, de esta manera, también se ponían ante Dios Padre y la Mater todas sus intenciones.

A las 2:00pm, muy puntual, dio inicio el retiro, que se desarrolló en tres módulos:  cada uno con una charla, seguido de dos testimonios y una discusión en matrimonio, para cerrar cada tema.

Matrimonio y familia en tiempos de pandemia

En el primer módulo se tocó el tema Matrimonio y Familia, destacando la importancia de que, pese al estar juntos todo el día por la pandemia, es importante darse los espacios para compartir un tiempo solos como matrimonio y no olvidar lo importante de la oración juntos.

El testimonio de Mike y Xochitl, de Honduras, estuvo enfocado en resolver las dificultades que se presentan a luz de la fe en Dios y cómo dejarse guiar por Él, y entregarse completamente en sus manos. En el segundo testimonio, René y Carolina Guinea, de El Salvador, compartieron cómo la creatividad les permitió enfrentar la dificultad del encierro con su hijo y cómo lograron mantener viva la llama del amor y no descuidar su relación de pareja. Ambos testimonios permitieron a los participantes conocer un poco como, otros matrimonios en estados de vida similares, han podido salir fortalecidos de una crisis.

El balance en la salud

En un segundo módulo el P. José Luis habló de la importancia de mantener un balance en la salud tanto física, mental como espiritual, como nos comentaron Paolo y Florence Cartagena, de El Salvador, “el enfoque compartido por el padre fue muy acertado, analizando la perspectiva pastoral y teológica, identificando los efectos de la pandemia en nuestra salud espiritual, física y mental. Reflexionó sobre la exposición a nuestras vulnerabilidades, muchas veces con miedo a la muerte, otras con excesos de cuidado o descuido personal. Los dos testimonios fueron excelentes, el que más nos marcó (porque lo vivimos de cerca) fue el de René y Fernanda, que son parte de nuestro grupo de matrimonios. Fernanda estuvo contagiada y nos compartió el apoyo y pilar que fue para ella su esposo y la confianza absoluta en que todo iba a estar bien, aferrados a su fe en Dios y el cuidado de la Mater, y con muchas contribuciones al capital de gracias”.

Trabajo en tiempos de pandemia

En un tercer y último módulo, se abordó el tema del trabajo, de gran actualidad por los efectos de la pandemia en la economía de las familias, nos dijo Paolo que él personalmente rescató dos frases: “Es tiempo de elegir lo que realmente importa” y “nuestra única preocupación es llegar a ser últimamente despreocupados”, la última siendo una linda y muy cierta paradoja.

Aquí los dos testimonios muy ilustrativos, por un lado, Alex y Daniela, de Guatemala compartieron la manera en que, con resiliencia, enfrentan la caída en el trabajo de fotografía y cinematografía de Alex y como él aprovecha la oportunidad de tener más tiempo disponible para dirigir sus esfuerzos y energías al desarrollo de una página web con contenido religioso. Ambos también se han puesto al servicio de la familia de Schoenstatt para ayudar con una serie de charlas virtuales y de esa forma atraer nuevos matrimonios al movimiento.

Posteriormente, Diego Soto y Adriana Salaverria, de El Salvador, (que son padres de dos niñas, la menor de tres meses de edad), abrieron sus corazones y compartieron cómo enfrentaron ellos la pérdida de trabajo de Diego en medio del encierro de la pandemia, aferrándose a la oración y abandonándose en las manos de Dios. Finalmente, su matrimonio ha salido fortalecido en la fe luego de semanas de incertidumbre.

A meses de volver a una normalidad

Se llegó al final del retiro con una sesión de trabajo, donde los matrimonios se dividieron y compartieron en sus grupos de vida los aprendizajes y la manera de poder llevar a la vida lo vivido el día de hoy.

Pensamos que el retiro cumplió las metas y objetivos establecidos de previo, pues sabemos que la pandemia ha provocado un fuerte impacto, no solo a nivel de salud y de la economía en nuestros países, sino quizás un impacto aún mayor en la convivencia matrimonial y familiar.

Estando aún a meses de volver a una normalidad, consideramos que era muy importante el poder darles herramientas a estos matrimonios que están en su etapa inicial de vida conyugal, y así estructuramos este retiro con nuestro asesor nacional, comentan Isidro y Patricia Perera, miembros de la Federación Apostólica de Familias de Schoenstatt y co-asesores del Movimiento de Schoenstatt en El Salvador.

“Somos prioridad el uno al otro”

“Definitivamente, cada día Dios y la Mater nos sorprenden con sus regalos en nuestras vidas, desde que iniciamos nuestro camino en Schoenstatt como matrimonio hemos sentido un cambio enorme. No ha sido fácil, pero sin duda tenemos la certeza, fe y confianza de que ellos nos llevan de la mano para que seamos mejores”, cuentan Oscar y Auxiliadora, del segundo grupo de la Obra Familiar en El Salvador.

“En este primer retiro centroamericano de matrimonios jóvenes, aprendimos que debemos amarnos cada día, a pesar de las adversidades. Que debemos cuidarnos el uno al otro, que el mínimo detalle cuenta para ir abonando a nuestro amor, que debemos mantener nuestra oración diaria en pareja, que el amor requiere sacrificios que debemos hacer para que podamos estar bien, que somos prioridad el uno para el otro y debemos nivelar todos los aspectos de nuestras vidas. Nos llena el corazón y continuamos más motivados a seguir creciendo como matrimonio en el movimiento de Schoenstatt”.

Etiquetas: , , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.