Publicado el 2020-09-18 In Vida en alianza

No se puede estar en todos lados… ¿o sí?

ARGENTINA, Claudia Echenique •

Hasta hace un año, los días 15 de septiembre uno recordaba el aniversario de la pascua del P. José Kentenich yendo a la celebración en algún santuario cercano, reuniéndose a rezar en torno a una ermita o, algunos más afortunados, peregrinaban al Schoenstatt original. En tiempos de pandemia, muy poco de eso se puede hacer. Pero sí es posible participar, vía streaming, de varias celebraciones, incluso simultáneamente. —

El coronavirus ha desarrollado la creatividad humana y se han desplegado un sinfín de medios, aplicaciones, programas, plataformas y tanto más para poder no solo comunicarnos sino también hacer tareas que antes eran solo presenciales.

Ahora, desde una casa en Argentina, por ejemplo, se puede hacer un curso de biblia que se dicta desde Israel, visitar museos en el Vaticano, participar en una conferencia en México, una misa en España y la adoración al Santísimo en el Santuario original. Casi un menú “a la carta”.

Celebrar tres eventos en una sola pantalla

Este 15 de septiembre, los schoenstattianos tuvimos numerosas posibilidades de recordar al P. José Kentenich a través de la web. Había que elegir qué eventos mirar en vivo y cuáles hacerlo en diferido. En algunos casos, era muy difícil la elección.

Y fue entonces que se me ocurrió mirar tres transmisiones en simultáneo. Tengo un monitor de 28 pulgadas y una buena conexión de internet por fibra óptica. Sabía entonces que no se cortaría, aunque abriera varias ventanas de YouTube.

Con esa ventaja, busqué a las 18 h la primera transmisión: la consagración episcopal de Mons. Jorge González en la Catedral de La Plata. A partir de las 19 h, sumé las trasmisiones de la misa de los 25 años del Santuario de Confidentia (el más cercano a mi casa) y la celebración de los 45 años del Sanatorio Mater Dei, de las Hermanas de María, en Buenos Aires.

Pero ¿qué ocurría con el audio? ¿Se escuchaba todo entremezclado? No. De acuerdo al momento de la misa en cada lugar, fui habilitando el sonido de cada uno y silenciando los otros dos para poder participar en los tramos más importantes de cada transmisión.

El Dilexit Ecclesiam hecho vida

Las palabras del arzobispo Mons. Víctor Manuel Fernández fueron sobresalientes, todo un programa de vida para el nuevo pastor. Cuando, con una mirada cómplice hacia Mons. Jorge (como diciendo “Vos entendés mejor esto que digo…”), se refirió al “Dilexit Ecclesiam”, creo que a todos los schoenstattianos se nos erizó la piel.

Sobre el final de las palabras de Mons. Jorge González, al referirse a José Kentenich como quien motivó su sacerdocio y escucharlo decir la oración “Aseméjanos a ti…”, coronó una celebración inolvidable. Se me hizo vida la frase “A la sombra del Santuario se codecidirán los destinos de la Iglesia y del mundo”, que el fundador de Schoenstatt expresara en 1929.

En la misa de Confidentia, el P. Manuel López Naón describió cómo llegan las personas a Confidentia (ahora habilitado por unas horas solo para rezar) luego de tantos meses y cómo se emocionan hasta las lágrimas al entrar al santuario. El P. Guillermo Carmona, quien presidió la bendición de este santuario en 1995, recordó al P. Esteban Uriburu, a Raquel Sáenz Valiente y a Oscar Alvarado, entre las primeras “piedras vivas” que cimentaron el lugar.

Al finalizar la misa en el Sanatorio Mater Dei, celebrada por el obispo auxiliar Mons. Alejandro Giorgi, las Hnas. de María presentaron una linda sorpresa: el video con el Himno del Sanatorio, interpretado por personal y colaboradores del Mater Dei. Todos son aficionados musicalmente y gozaron mucho con su participación en este video.

En esa pantalla se me abrieron tres ventanas para vivir una experiencia muy emocionante, que me permitió, de alguna manera, estar presente y acompañar a personas y lugares muy queridos, gracias a la tecnología. Un Dilexit Ecclesiam hecho vida, desde mi santuario hogar.

Numerosas opciones desde la víspera

También desde la víspera, el lunes 14 hubo presentaciones muy interesantes para ver y seguir viendo durante la semana, recordando a nuestro fundador.

Así, el Centro Pedagógico José Kentenich y Schoenstatt Argentina ofrecieron una entrevista del P. Guillermo Carmona a la Hna. Margarite Rodríguez, que desde Milwaukee explicó el tiempo del exilio del fundador de Schoenstatt, ilustrándolo con numerosas anécdotas.

Desde Paraguay, con 30 minutos de diferencia entre ambos, Mons. Claudio Giménez fue invitado por el Secretariado P. Kentenich a narrar “Cómo vivió en Alemania el paso del P. Kentenich a la eternidad” y Magnificat Paraguay organizó un conversatorio entre el P. Santiago Ferrero y la Hna. Elizabeth Parodi sobre “¿Por qué un padre?”, que se puede ver en Facebook.

Finalmente, a las 23 h, las Hermanas de María de Nuevo Schoenstatt estrenaron la “Cantata con el P. Kentenich”, una hermosa experiencia audiovisual que integró cantos schoenstattianos interpretados por familias de diversos lugares de Argentina.

 

Etiquetas: , , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.