Publicado el 2020-06-04 In Vida en alianza

Una hoja del árbol, una búsqueda personal de huellas

P. Hubert Vonlanthen, Friburgo, SUIZA •

El viernes por la noche del 22 de mayo, después de un día bastante ocupado, decidí, al comienzo de una novena en preparación para Pentecostés, hacer una pequeña peregrinación a una capilla cercana de mi parroquia. Es la “Capilla Mülital», dedicada a la Virgen del Perpetuo Socorro. —

Me uní espiritualmente con todos los amigos de Schoenstatt, aquí en Suiza, en Chile y en todo el mundo, que se preparaban para esta coronación (N de la R.: en el santuario de Bellavista, Chile el 31 de mayo de 2020). Estaba muy contento con la iniciativa de la Hna. Angeline Duvoisin, que había preparado valiosos impulsos para sus círculos de peregrinos. Como había prometido, quería unirme a esta preparación y a la coronación. El crecimiento y la fecundidad de los círculos de la Virgen Peregrina, que están estrechamente vinculados al santuario de Friburgo, al movimiento de peregrinación regional, así como al santuario de Bellavista y su misión, son muy importantes para mí.

Una mirada a la historia del santuario de Friburgo

Permítanme añadir brevemente que el 31 de mayo, vinculado de manera única a estos dos santuarios, es de central importancia espiritual para mí (y también para el círculo central del santuario de Friburgo). Sin el santuario de Bellavista no existiría el santuario de Friburgo – y sin el santuario de Friburgo yo no sería hoy sacerdote (de Schoenstatt).

Para ayudar a entender mejor el contexto, esta es una breve reseña de la historia del santuario de Friburgo.

El santuario no existiría hoy sin los estudiantes chilenos, cofundadores del santuario. Estudiaron aquí entre los años 1953 y 1965 y también celebraron aquí su ordenación sacerdotal – en la capilla de las hermanas Ingenbohl, en Schönberg. De este círculo ha surgido un gran grupo de Padres de Schoenstatt.

En agradecimiento por su tiempo de estudio en Friburgo, los estudiantes chilenos de teología de esa época le regalaron a la Santísima Virgen la corona que se encuentra sobre su imagen. La corona es una reproducción de la que se encuentra en el santuario original, así como en el santuario de Bellavista (desde 1949).

En el reverso grabaron la inscripción: “31 de mayo – clarifica te». Esto significa: “31 de mayo – glorifícate». Esta fue una petición para que la Madre Tres Veces Admirable hiciera que la misión del santuario de Bellavista, desde el santuario de Friburgo, fuera fecunda para toda Suiza y más allá, ayudándole a caminar hacia adelante.

La misión del santuario de Bellavista es promover, a través de la alianza de amor con María, una nueva mentalidad del “pensar, amar y vivir orgánicos», para sanar y restaurar los lazos humanos y sobrenaturales, para la renovación de la Iglesia y de toda la sociedad humana.

Esta misma corona fue robada el 18 de enero de 2018 en el santuario de Bellavista y fue la razón extrínseca para que los chilenos volvieran a coronar a la Mater el 31 de mayo de este año. El motivo intrínseco es la profunda crisis de la Iglesia y la sociedad en Chile, que tampoco ha perdonado al Movimiento de Schoenstatt.

Una corona natural

Volvamos a lo que me sucedió. Caminé por un campo y luego me desvié por un pequeño sendero del bosque. Me encontraba rezando los misterios gloriosos del rosario, pidiendo por una preparación llena de gracias para la coronación e implorando ricas bendiciones para todos los que se preparaban. Iba a ser mi especial regalo para la MTA esa noche.

Después de aproximadamente 100 metros vi un objeto en el suelo y me detuve como electrificado. Era como si mi mirada hubiera sido dirigida desde mi interior. Lo que vi en el suelo: una hoja caída que tenía la forma exacta de una corona. . . un artista no podría haber diseñado esta corona de manera más hermosa.

El hecho de que pudiera tomar una foto tan bella y noble de esta corona natural – sin ser un fotógrafo profesional – es otro regalo increíble para mí. ¿No da la impresión de que la corona de la foto estuviese hecha del mejor oro trabajada con una extraordinaria habilidad artística? ¡Qué nobleza, qué gracia irradia esta corona!

Y entonces me di cuenta inmediatamente: ¡es una corona de la Trinidad!

Para mí, esta “corona natural” es un regalo del cielo, de la Madre Tres Veces Admirable.

Mi interpretación personal

Sí, un regalo de nuestra Madre celestial, con el que vinculo personalmente el siguiente mensaje:

“A través de esta “corona» quiero regalarte una señal de que aceptaré con gusto la coronación y responderé con una rica corriente de gracias desde el cielo».

Y para mí fue como si ella quisiera vincular otro mensaje a esta “corona de la Trinidad»:

«Acepta esta corona natural como un regalo del Dios Trino, que te quiere decir con ella lo que en última instancia es importante en tu vida: La glorificación del Dios Trino. Sí, tu vida debe ser una alabanza al Dios Trino. Yo, como tu Reina del corazón, me encargaré de ello. Intenta vivir la coronación en tu vida diaria. ¿Y no me prometes con esta coronación que puedo ser tu madre? Acaso no me dices con esta coronación: ‘María, mi madre celestial, toda mi vida te pertenece, te pertenecen todos mis talentos y dones que Dios me ha dado- Te los doy, completamente y sin reservas, para que me ayudes a desarrollarlos plenamente para alabanza, para glorificación del Dios Trino y para el bien de mis hermanos. Sólo una cosa debe contar en mi vida: entregarme a Dios y a mis hermanos en el amor como tú lo hiciste Jesús, como tú lo hiciste, María, y con vuestra ayuda’. Sí, hijo mío, si quieres esta coronación en alianza de amor conmigo, o sea, en la vinculación diaria del corazón conmigo, en el intercambio de corazones, a pesar de tus muchas debilidades, intentando hacerlo cada día de nuevo, entonces me glorificaré en ti y a través de ti. Uniré sin reservas e indivisiblemente tu corazón con el amor de mi Hijo, para que el Espíritu Santo pueda actuar en ti y desplegar la imagen de Dios en ti (tu ideal personal) con plena luminosidad – para gloria de Dios Padre».

Esta es mi interpretación personal de mi experiencia, pero simplemente tuve el impulso interior de transmitir esta experiencia personal con este breve testimonio.

Confío estas líneas a la Santísima Virgen y a san José, para que todo lo que he escrito aquí tenga un solo propósito: dar testimonio de la misericordia y la bondad de la Santísima Virgen, la Madre y Reina Tres Veces Admirable de Schoenstatt y del Dios Trino. Amén. ¡Aleluya!

Santuario de Friburgo, Suiza

Original: alemán 31/5/2020. Traducción: Tita Andras/es, Viena, Austria

Etiquetas: , , , , , ,

1 Responses

  1. Me emocionó lo que escribiste. Yo estoy unido a ese Santuario porque estuve en Friburgu un año ( el 65) y el 18 de Octubre de ese año hice mi poder en Blanco en ese Santuario ofrecido por la liberación de nuestro Padre fundador, que estaba en los peores momentos de su venida a Roma. Dos días después el Padre , f
    ue liberado totalmente de los cargos que le habían hecho y que nunca se supieron. Todos los que ese día renovamos o hicimos el Poder en Blanco o l IAscriptio dijimos, nosotros y muchos otros, contribuimos a la liberación del Padre ( vamos arando dijo la mosca arriba del cacho de un buey…).
    Sentí tambien en tus honda palabras, que había una sensibilidad trinitaria en tu corazón, muy parecida a la de Santa Isabel de la Trinidad, amiga mía. Seguramente la conoces.
    Me alegra la corona trinitaria que el Padre de los cielos te regaló, y tu sensibilidad providencialista para entender que DIos nos habla siempre personalmente con un lenguaje gestual y no solo con palabras.
    SI quierees seguir conversando de estos temas, mi email, es [email protected]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *