Publicado el 2020-02-28 In Vida en alianza

Acampando a la sombra del santuario

PERÚ, María Fernanda Huapaya Vilcherres •

La Juventud Femenina (JF) de Schoenstatt de la ciudad de Callao realizó el fin de semana un campamento, lo hizo a la sombra del santuario, después de casi 10 años lo volvían a hacer. —

El pasado sábado 22 de febrero, a las siete y media de la mañana, un grupo de 22 chicas partíamos de la parroquia San José de Bellavista, rumbo al santuario de La Molina. Después de diez años, la espera acabó. Era hora de llevar a cabo el campamento de la Juventud Femenina del Callao. Para muchas, era vivir una nueva experiencia y conocer a un nuevo grupo de personas, ya que era su primera vez en el santuario y conociendo Schoenstatt; para otras, era el anhelo de que todo saliera bien y la Mater pudiera encender muchos corazones más.

Presentaciones y testimonios

Ni bien llegamos preparamos el lugar y ya, con todo en orden, comenzamos con la larga lista de actividades que teníamos planeadas. Temas como “el amor de Dios y la Mater” o “el ideal de la JF de Callao”, en el que recordamos generaciones anteriores de nuestra JF con fotos y anécdotas fueron, entre otros, parte del programa. Los momentos de alegría tampoco faltaron gracias al repertorio de cantos de animación y juegos que habían preparado nuestras encargadas. Cerramos la jornada del sábado con la presentación de cada uno de los grupos de nuestra juventud, comenzando con un sketch de nuestras Apóstoles de María, seguidas por las Aliadas y concluyendo con los pequeños testimonios de las Universitarias.

Nuevos retos y metas para 2020

El domingo comenzamos muy temprano. A pesar del cansancio y el calor, sabíamos que la Mater estaba muy contenta por la entrega de cada una. Después del desayuno, tocamos el último tema, “el llamado”, con el que nos planteamos nuevos retos y metas a tomar en cuenta este 2020. Antes de concluir, hicimos una evaluación de todo el campamento y reconocimos la labor de las encargadas de las comisiones que permitieron que todo marchara de la mejor manera.

Recorrimos un largo camino para concretar la idea de nuestro campamento, sin embargo, no estuvimos solas. Recibimos el apoyo de toda la familia de Schoenstatt, no solo del Callao, sino también de Lima y San Borja. Por nuestra parte, conquistamos un capital de gracias de más de 10.000 oraciones de confianza.

Las puertas siempre abiertas

Este fin de semana marcó un antes y un después para nosotras. Nuestro primer campamento a la sombra del santuario, nuevas amistades formadas, nuevas metas, nuevos retos, todo con la Mater recibiéndonos las veinticuatro horas con las puertas abiertas y dispuesta a abrazarnos siempre. Felices de haber sido instrumentos para conquistar más corazones con su amor y tener más azucenas en su jardín.

Hija Predilecta del Padre, Cáliz Vivo, Ofrenda de Amor para el Mundo

Etiquetas: , , , ,

3 Responses

  1. Que buena iniciativa de la Juventud Femenina el hacer esta jornada, muchas bendiciones a todas y que siga creciendo el movimiento con jovenes entusiastas que sigan el camino que hizo la Matter,tres veces admirable.
    Dios las bendiga y sigan de la mano de la Matter.

  2. bendita nuestra MATER, que con su amor maravilloso TRANSFORMA CORAZONES para su amado JESÚS. 🙌💖🕯🌹😇

  3. Es una bendición y un regalo en este tiempo el renacer de la JF en el Perú. Una fidelidad como las pequeñas Marías, siempre presentes y siempre dispuestas a servir a la Obra….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *