Publicado el 24. enero 2020 In Vida en alianza

¿Cronología de la construcción del santuario de Santa Cruz o fe práctica en la Divina Providencia?

BOLIVIA, Santa Cruz, Alexandra Kempff I.•

Les confieso algo a los lectores de schoenstatt.org: he utilizado este medio para ir guardando de alguna manera la memoria de la conquista de nuestro santuario de Santa Cruz. La página no es nuestra pero nos servimos de ella para inmortalizar aquellos momentos que se podrían perder en el tiempo y así en un futuro, cuando nosotros no estemos, nuestras futuras generaciones tengan de donde reconstruir parte de su historia. —

Nuestra conquista ha sido cuesta arriba y de muchos años pero una vez iniciadas las tareas de construcción física del santuario, la Mater nos ha mostrado que viene a buscar fuertes cambios sociales y políticos en nuestra sociedad. En este artículo intento hacer una lectura de las voces de la Divina Providencia entorno a esta conquista. Son tantos detalles que la Mater tiene con nosotros que necesitaríamos un libro, no un artículo, pero quiero remarcar los eventos que más me interpelan.

Voces del ser: descubrirnos y hacernos conscientes de nuestra identidad como familia de Santa Cruz.

Comenzamos el trabajo de búsqueda de la identidad de familia como actividades previas, con talleres dirigidos por la Hna. Silvia Beltrán, nuestra asesora. Recuerdo que lo que nos marcaba era la alegría, la solidaridad, nuestro orgullo por nuestra naturaleza. Finalmente, el consejo de la familia optó por utilizar el símbolo del fuego para plasmar nuestra identidad. A los pocos meses sufrimos el mayor incendio forestal jamás registrado en nuestra historia. Fueron meses de mucho sufrimiento pero decidimos enfrentarlo como lo que somos: Fuego vivo de esperanza.

Voces del alma: ¡Solamente Ella para darse modos para llegar a donde tiene que llegar!

Los cruceños en general no nos involucramos en política y a pesar de que el padre Rafael Fernández cuando era nuestro asesor, nos decía que teníamos que aspirar a involucrarnos en las esferas de toma de decisiones de nuestro país, ninguno de nosotros sentía ese deseo. Jamás se nos cruzaría por la mente que íbamos a vernos inmersos en cambios políticos y sociales tan fuertes como los que hemos vivido. Sin embargo, la Mater estuvo literalmente al lado del líder cívico que le pidió la renuncia al ex presidente y le anunció que iba a llevar la Biblia nuevamente al Palacio Quemado. En ese momento los grupos de Whatsapp de la familia reventaban de mensajes, algo que podía parecer anecdótico, en realidad no lo era: Ella estaba ahí pidiéndonos fuertemente transformación y acción apostólica.

Voces de las circunstancias: Se comienza a construir el Santuario de la Libertad.

Nuestra imagen partió de un Chile convulsionado y llegó a Santa Cruz en el primer día de un paro que duró veintiún días y terminó después de la renuncia del presidente. Yo creo que esos días nos cambiaron a todos, nos hicieron aferrar al hecho de que la habíamos coronado como Reina de la Democracia y la Construcción del santuario, nos hicieron descansar en los brazos de Dios porque humanamente no veíamos una solución. La Mater salió a los bloqueos tal como había salido corriendo a ayudar a su prima Isabel.

Entonces todo parecía haber resultado bien: entró un gobierno de transición, volvimos al trabajo cotidiano, comenzamos a levantar la construcción del santuario, repartimos invitaciones, se intensificaron las reuniones de coordinación del evento de la bendición y todos los etcéteras con los que se ocupa Marta… Hasta que el nuevo Tribunal Electoral anuncia la fecha de las nuevas elecciones: ¡3 de mayo! Nuestra bendición tenía que ser el 2, con ese anuncio teníamos que cambiar los planes… ¡De nuevo!

Después de intensos 12 días de Contribuciones al Capital de Gracias, en una reunión con el Arzobispo de Santa Cruz, Monseñor Sergio Gualberti, se fijó una nueva fecha, el 9 de mayo.

Cuando llegue ese día habremos celebrado elecciones y confiamos que la Reina de la Democracia habrá actuado. Ella fue quien escogió la fecha. A la sombra del santuario que nace, nacerá “el hombre nuevo de personalidad autónoma, de una gran interioridad, con una voluntad y disposición permanente a autodecidir, responsable ante su propia conciencia e interiormente libre, que se aleja tanto de una rígida esclavitud a las formas como de una arbitrariedad que no conoce normas”.

Tres generaciones frente del futuro Santuario

Etiquetas: , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *