Publicado el 4. agosto 2019 In Vida en alianza

Instituto Nuestra Señora de Schoenstatt: Dar pasos juntos a nivel internacional

COMUNIDADES DE SCHOENSTATT, Dr. Gertrud Pollak en conversación con schoenstatt.org •

El próximo domingo 4 de agosto finalizan tres intensivas semanas del congreso general del Instituto de Nuestra Señora de Schoenstatt, cuya primera parte tuvo lugar en enero de este año. La nueva superiora general, la Dra. Gertrud Pollak, se ha tomado un tiempo para conversar con schoenstatt.org sobre las experiencias del congreso. —

El viernes 2 de agosto de 2019 tuvo lugar el primer encuentro con el nuevo director espiritual, el P. José Melo, quien hasta ahora había sido el jefe del Movimiento de Schoenstatt en Portugal. Este día se caracterizó por un diálogo con la comunidad del congreso y una concelebración de la misa junto con el P. Alejandro Martínez, quien le regaló su servicio sacerdotal a nuestra comunidad durante 12 años.

El 21 y 22 de septiembre de 2019 toda la comunidad está invitada a Haus Regina para agradecerle a la directiva anterior y darle la bienvenida a la nueva.

Tres semanas intensivas

La Dra. Gertrud Pollak nos comentó que tuvieron tres semanas intensas en ambos congresos: “Debido a la composición internacional y a nuestro estilo de vida, fueron necesarias muchas conversaciones para conocerse realmente bien y decidir dar pasos en común internacionalmente». Todas las discusiones tuvieron lugar simultáneamente en español y en alemán, y las misas se oficiaron en cinco idiomas diferentes.

“La vivencia de oración en común, que tomó mucho tiempo, fue particularmente intensa”, dijo la Dra. Pollak.

¿Cuál fue el contenido del congreso?

“Hubo temas muy diversos sobre el carisma de la comunidad, sobre la formación, sobre las vocaciones y otros temas, siempre a la luz de lo que el fundador, el P. Kentenich, pensaba para esta comunidad.

Se le ha pedido a la nueva dirección la implementación de muchos temas y aspectos. La mayoría de los temas se continuarán trabajando en los próximos años. Se trata de poner acentos en la preparación al 75º aniversario de la comunidad, lo que ocurrirá en 2021″.

Maria Laufenberg y Lotte Holubars

Un domingo por la tarde se conmemoró el 75º aniversario de la muerte de María Laufenberg, perseguida por el nacionalsocialismo, y el 75º aniversario de la muerte de Lotte Holubars, una Señora de Schoenstatt que murió en el campo de concentración de Ravensbrück.

Charlotte („Lotte“) Holubars perteneció al Instituto de Nuestra Señora de Schoenstatt y murió en 1944 en el Campo de Concentración de Ravensbrück.       

Lotte Holubars, profesora durante muchos años en Heusweiler, Alemania, se resistió abiertamente a los planes escolares de los nacionalsocialistas y se dedicó con gran compromiso a la formación cristiana en la escuela ante la pedagogía racista e ideológica del Tercer Reich. Como miembro del Instituto Secular “Nuestra Señora de Schoenstatt», organizó una rica vida de grupo en Heusweiler y trató de enseñar a las jóvenes los valores cristianos básicos y de educarlas según el ejemplo de María.

Maria Laufenberg (1919-1944), profesora en Osnabrück, fue transferida a una zona remota e insalubre de la región de Emsland después de que los nacionalsocialistas tomaran el poder debido a su actitud religiosa. Esto resultó en daños para su salud. A pesar de ello, le dedicó todas sus energías a la comunidad de las jóvenes estudiantes de Schoenstatt. El esfuerzo por vincular lo más estrechamente posible la vida profesional cotidiana y la vida cristiana en el espíritu de Schoenstatt, la llevó al emergente Instituto Secular de “Nuestra Señora de Schoenstatt». En la lucha por la entrega incondicional a Dios, ella maduró desde acentuar el hacer y el querer hacer, hacia la entrega total a la voluntad de Dios, la que experimentó durante su enfermedad en su ideal: “Voluntad del Padre – Mi Alegría»

Una mirada a una espiritualidad relacionada

Se dedicó una tarde al estudio de una espiritualidad muy relacionada. La Dra. Annette Schleinzer, que ha estado trabajando con Madeleine Debrel durante años, nos dio una visión interesante. Una mujer que vivió una vida cristiana en medio del mundo, comprometida con los pobres, y a través de su ejemplo, de muchas conferencias y presentaciones, de presentaciones en la preparación del Concilio Vaticano II y de múltiples contactos con los obispos, fue capaz de allanar el camino y dar impulsos para una vida cristiana en medio del mundo. Para ella no hay división entre “sacral» y “profano» o “espiritual» y “secular». Ella busca a Dios en todas partes, con todo lo que encuentra. Para ella, la vida cotidiana se convierte en un lugar de experiencia de Dios. No hay vida religiosa para ella que sea adicional a la vida cotidiana. La vida misma, y particularmente las personas en ella, son transparentes en el sentido de que podemos ver a Dios a través de ellas. Después discusiones interesantes. (vgl. Otto Georgens, Lebendiges Zeugnis, 2010).

Solidaridad que debería continuar

“Queremos agradecer a las muchas personas de la Familia de Schoenstatt y de más allá que han rezado por nosotras durante estas semanas y que nos han ofrecido regalos espirituales», concluyó la Dra. Gertrud Pollak. “También queremos dar las gracias por las numerosas felicitaciones y saludos que nos han llegado de muchos países. La cordial solidaridad en la Alianza de Amor fue una hermosa experiencia que debe continuar”.

 

Dr. Gertrud Pollak en conversación con el P. Juan Pablo Catoggio, Superior del Instituto de los Padres de Schoenstatt

Fotos: Hanna Grabowska

Original: alemán 3/8/2019. Traducción: Tita Andras, Viena, Austria/es

 

Etiquetas: , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *