Federación de Familias España

Publicado el 20. mayo 2019 In Vida en alianza

Una comunidad de apóstoles

ESPAÑA, Laura Toves •

Una mañana soleada, en los verdes bosques de Trillo, la Federación de Familias se ha reunido en su tan esperado y tradicional “campamento” (jornada) anual. Los cuatro cursos que lo componen y sus hijos, que cuentan desde los 4 años de edad hasta los 22, han disfrutado, reído, compartido y rezado juntos durante tres días en los que, además, el buen tiempo ha acompañado. —

Este año la temática se ha centrado en Hoerde. ¿Qué fue Hoerde?, ¿qué es lo que pasó el 20 de agosto de 1919? Un grupo de jóvenes inicia allí lo que su director espiritual, el padre Kentenich, había estado trabajando y compartiendo con ellos: una comunidad de apóstoles. De esta forma se inicia la Federación Apostólica, que con los años, fundamentó la creación de todas las comunidades de la Obra de Schoenstatt, del Movimiento Apostólico de Schoenstatt, no solamente las distintas federaciones si no también los institutos y las ligas apostólicas.

Qué nos dice Dios hoy y cómo respondemos a ello y lo llevamos a la práctica

Pues bien, hoy, en 2019 conmemorando el primer centenario, la Federación de Familias ha profundizado en lo que Hoerde significa para cada uno de nosotros. Esto es, que nos preguntemos ante cualquier voz de Dios (sea del corazón, del tiempo o del alma) qué es lo que Dios nos dice hoy y cómo nosotros, tanto a nivel personal como a nivel comunitario, respondemos a ello y lo llevamos a la práctica: nada sin Ti, nada sin nosotros. En resumidas cuentas: qué es lo que Dios quiere de todos nosotros.

Acompañados por la nueva imagen de la MTA para el santuario de Pozuelo

Pero no todo ha sido estudio y puesta en común. Durante estos tres días nos hemos reído con los juegos en familia, el fuego de campamento, los paseos por los bucólicos parajes que el entorno nos ofrece, la yincana para los adolescentes o el tan esperado partido de futbol de padres contra hijos… Por cierto, se ha notado que nuestros hijos van siendo cada vez más mayores ¡y nosotros también! Además, los más pequeños nos han deleitado los oídos y engrandecido el corazón al cantar para todos los presentes una canción dedicada a las madres (por el día de la madre) titulada «Muchas gracias, mamá», que han compuesto con la inestimable ayuda de los monitores, ¿qué más se puede pedir?

También hemos tenido una invitada de excepción que nos ha acompañado en todo momento: la nueva imagen de la Virgen que se entronizará en el santuario de Pozuelo por el jubileo de los 50 años.

Sin duda el próximo año repetiremos, porque sabemos que disfrutaremos de un lujo de campamento del que todos vendremos renovados y con mucha fuerza para dar respuesta al ideal de la Federación de Familias de España:

“A la sombra del Santuario, un corazón con María, fiel y alegre para sembrar vida”

 

 

Etiquetas: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *