Publicado el 10. abril 2019 In Vida en alianza

Camino de conquista de un terreno para María – con puertas abiertas y puertas cerradas

ARGENTINA, Rocío Galo y Griselda Pereyra •

Desde abril de 2017 teníamos firmado y efectivizado un comodato para el uso y potencial compra del predio e instalaciones pertenecientes al ex seminario menor de los Padres Dehonianos, en la ciudad de Resistencia. Debido a que no se logró un acuerdo para reducir el precio de venta con cotización en dólares y ante la imposibilidad de renovación del comodato firmado con los Padres Dehonianos hasta el 31 de marzo de 2019, la familia de Resistencia comienza una nueva etapa de búsqueda y conquista del terreno tan anhelado para el Santuario. —

Han sido dos años vividos de plenas conquistas espirituales, recordamos aquel 1° de mayo de 2017, en el que se realizó una peregrinación desde la Casita de la Juventud Femenina hasta el terreno donde se estaba conquistando, seguido a ello, se celebraron misas todos los martes, misas de alianza, casamientos, bautismos, retiros espirituales, jornadas regionales, encuentros, visitas y charlas con los padres y hermana asesores/a nacional y provincial del movimiento, adoración al santísimo coordinadas por el circulo vocacional del Padre Kentenich,  así como también las misiones barriales por la Juventud Masculina, y misiones familiares, que permitieron concretar la alianza en salida. Además de las conquistas concretas de los símbolos del santuario, tales como el cuadro de la Mater y la Cruz de Unidad.

Sin olvidarnos de mencionar la reorganización de la estructura interna del movimiento, formando nuevos equipos de ecónomos y de comunicación, que permitieron llevar una vida schoenstattiana un poco más organizada, generando y afianzando nuevos vínculos a nivel nacional e internacional.

Agradecemos a las distintas diócesis, ermitas y comunidades, por el incondicional y ferviente acompañamiento con la oración, haciendo visible la frase “Nada sin ti, nada sin nosotros”.

Creemos firmemente que María nos guiará para continuar el camino de conquista de un terreno para María, esto fue un gran paso hacia adelante, en esa dirección seguiremos afianzando nuestra fé en la Divina Providencia: “Con María alegres por la esperanza, y seguro por la Victoria, hacia los tiempos más nuevos”.

Frente de un desafío

El domingo 24 de marzo, la familia de Resistencia se reunió, para dar comienzo a sus actividades del año, para ello días previos, se invitó a la misma a un desafío-challenge “La mater en tu camino” en el cuál las distintas ramas, compartían imágenes, de sus momentos vividos con María. Con ese espíritu alegre, motivador y contagioso queremos compartirles algunos momentos claves en la jornada.

El padre Martín Gómez, asesor del movimiento de Chaco, en su charla recordó, un lema de las primeras épocas de fundación en Sudamérica: “Caminaban en la noche con la fe, puesta en el alba” citó esta frase para iluminar la situación que está viviendo la familia de Resistencia. También agregó un antiguo lema Carta de hebreos cap.11 “Fe y Esperanza. Por la fe, Abraham, siendo llamado, obedeció para salir al lugar que había de recibir como herencia; y salió sin saber adónde iba, ver con los ojos de la fe, nuestra fe práctica en la Divina Providencia, libremente le doy el poder en blanco”. Llamó a la reflexión: “Que María nos muestre el lugar para ella”. Años atrás hemos coronado a la Mater como “Reina del terruño, refugio de familia” y pedimos por la conquista de nuestro futuro santuario, hasta aquí llegamos en este lugar. Nada fue en vano, debemos preguntarnos: ¿Qué nos quiere decir Dios en estos tiempos, que por el momento no son fáciles de comprender y discernir? Pero debemos estar seguros de que María se tomó muy en serio y lo tiene guardado en su corazón. Toda esta entrega y compromiso de la familia de Resistencia. La Mater no se deja ganar nunca en generosidad, ella siempre nos guiará y se ha manifestado con todo lo vivido en estos dos años, el sólo hecho de tener un lugar propio para el encuentro en familia, tener una sede de María, es un motivo para ser agradecidos.

Pensar también que, quizás no sea éste el lugar que ella eligió, ¿o no? La Mater es la gran educadora, nos invita a ser más pacientes, y no perder las esperanzas en el alba, no nos dejemos vencer por las pálidas del momento, pedirle que fortalezca nuestras rodillas vacilantes.

Las puertas cerradas

Ahora nos queda como familia e instrumentos, poner en practica la fe, la ley de las puertas abiertas y otras que se cierran. Como lo decía el Padre Kentenich, palpar cuidadosamente los planes de Dios y entregarnos por entero a él, decía que, en los tiempos vividos en Dachau en medio de la oscuridad, siempre mantuvo su fe intacta. Debemos glorificar a la Santísima Virgen con nuestra vida de alianza por permitir que todo fuera obra suya.

El padre Martín Gómez recordó a modo de ejemplo al Padre Kentenich luego de su salida en Dachau y su plan de conquista de santuarios por el mundo. En el año 1949 viaja a Argentina y bendice la primera piedra fundamental en el lugar ofrecido a las hermanas de María como futuro santuario. Era un lugar llamado “Los Patos” que se encontraba vacío en un día de poca concurrencia y mucho viento pampero frío. Luego de dos años, en 1951, el padre regresa a Buenos Aires y la hermana Úrsula le comenta con mucho miedo que ya no tenía el lugar donde se había bendecido la piedra fundamental porque el donante del terreno ya no estaba más. En ése mismo instante el padre le responde: “Ustedes recibieron la bendición de Dachau, todo lo que recibieron ustedes, todo lo que ofrecieron, hizo que creciera mucho más la alianza de amor”. Eso mismo es lo que la familia de Schoenstatt de Resistencia vive hoy, ha crecido objetivamente en los últimos años, tanto en el compromiso espiritual como material, a través de hechos concretos. Por ese camino debe seguir, unidos en la oración, en la alianza de amor en profundidad, magnanimidad y compromiso; no quedarse de brazos cruzados y tener presente el texto de la segunda acta de fundación – para la familia un triple imperativo:

1) Cuidar con gran dedicación consciencia la misión e instrumento.

2) Conservar firmemente el carácter mariano de la familia de schoenstatt.

3) Colocar en primer término las contribuciones al capital de gracias. Con ellas surge o decae la familia en su fecundidad, el esfuerzo serio, autentico y diario por la santidad en el apostolado mariano.

Abrimos puertas inesperadas

También agregó que la familia debe ser corresponsal en el compromiso para construir el santuario del corazón, de hogares y del sitio para María. Debemos estar atentos a las señales que María nos manda, superar viejas grietas, hacer carne que somos familia y continuar con fuerza hacia los tiempos de hoy. Debemos poner en práctica el “Schoenstatt en salida”. Con fuerza misionera y apostólica a través de acciones concretas de levantarnos y seguir con fe y esperanza, para que la Mater se manifieste en Resistencia. Caminando con alegría más unidos, más confiados, más heroicos, la fe puesta en el alba, alegres en la esperanza seguros de la victoria, hacia los tiempos nuevos.

Al término de ésta enriquecedora charla en familia, hubo un momento de reflexión e intercambio de ideas y sentimientos. La jornada culminó con la santa misa de envío de nuevos misioneros, dando así inicio a las actividades de la familia de Schoenstatt Chaco.

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *