Publicado el 2. diciembre 2018 In Vida en alianza

Sí por siempre

NIGERIA, Michael Okpala •

La consagración perpetua es la forma de compromiso específica de los Institutos Seculares de Schoenstatt. Atreverse a decir sí a una llamada divina es bastante comprometedor debido a sus exigencias. Sin embargo, es aún más comprometedor decirlo para siempre. El 20 de septiembre de 2018, cuatro miembros del curso Apóstoles de la Alianza de Amor, que fueron ordenados diáconos, sellaron su consagración perpetua como miembros de la comunidad de los Padres de Schoenstatt. El mismo día, tres miembros del curso Stella Sion sellaron su compromiso temporal por tercera vez. Todavía están completando sus estudios teológicos en Nigeria. —

Permanezcan en mí, ámense los unos a los otros, vayan y den muchos frutos

Fue providencial que estos dos eventos tuvieran lugar aún en el quincuagésimo aniversario del funeral del padre Kentenich. El día comenzó con las vísperas, presididas por nuestro superior general, el padre Juan Pablo Catoggio, quien también recibió el compromiso de los siete miembros de la comunidad.

En su homilía el padre Juan Pablo reflexionó sobre Jn.15: 1-17, una lectura elegida por los futuros diáconos. También profundizó el mensaje del P. Juan Pablo para conmemorar el quincuagésimo aniversario de la muerte del Padre Kentenich. Se extendió en tres puntos principales:

Primero, “permanezcan en mí, como yo también permanezco en ustedes” (Jn. 15: 4). El P. Juan Pablo dijo a los candidatos lo que había dicho antes a la Familia de Schoenstatt, que esto era lo que nuestro padre y fundador querría decirnos cincuenta años después de su muerte. Es la identidad y el carisma de nuestro fundador lo que distingue a sus discípulos. Es nuestro gran deseo, como discípulos suyos, vivir ese carisma cada día y estar apegados a él en la Alianza de Amor que nos capacita para permanecer en él. Ese carisma lo hace presente en nosotros, vivo en nosotros y activo a través de nosotros.

Segundo, “ámense los unos a los otros como yo los he amado” (Jn. 15:12). P. Juan Pablo señaló que aunque el carisma del fundador es nuestra aspiración, no debemos olvidar que no se otorga solo a unos pocos seleccionados o una minoría un tanto iluminada. Es para todos. Es un regalo y un tesoro que todos debemos apreciar y apropiarnos juntos. Exige unidad y colaboración amorosa.

En tercer lugar, “Los he elegido para que vayan a dar frutos, frutos que durarán” (Jn. 15:16). Nuestro superior general enfatizó que la consagración perpetua o la renovación de la Alianza, no es posible simplemente porque elegimos la comunidad o la comunidad nos eligió a nosotros, sino lo más importante es que Dios nos eligió a nosotros. Su elección es anterior a la nuestra y precede a nuestras presuntas cualidades. Y debido a que es Él el que nos eligió podemos atrevernos a salir y dar frutos que durarán.

Finalmente, dirigiéndose a los candidatos, especialmente a los de consagración perpetua, dijo que decir “sí para siempre” podría parecer aterrador. En realidad, es aterrador, porque somos incapaces de vivirlo por nuestra cuenta. Sin embargo, el P. Juan Pablo dijo: podemos atrevernos a decir sí y a decir “sí para siempre”, porque nuestro Señor Jesucristo lo ha hecho antes que nosotros (como lo han hecho la Santísima Madre y el padre Kentenich). Porque Cristo, nuestro Señor y Maestro ha dicho sí, nos atrevemos a decir “sí para siempre” con la confianza de que Él nos sostendrá y traerá mucho más de lo que podamos.

La celebración concluyó en el santuario, donde los candidatos dijeron su sí por tercera vez y para siempre. Nuestro superior general impartió la bendición final y todos se retiraron con alegría. Los asistentes fueron: los PP. Juan Pablo Catoggio (superior general), Tommy Nin Mitchell (superior regional), Kingsley Okereke (delegado superior), Joseph Kunav (rector de la casa de los padres en Ibadan), Herbert Opara (maestro de novicios), Charles Ozioko (rector de estudiantes), Jean Bernard (superior de nuestra comunidad en Burundi) y los estudiantes.

Sitio web de los Padres de Schoenstatt: www.schoenstatt-fathers.org

Cualquier persona interesada en unirse a la comunidad, contáctese solo a través de este sitio web.

 

Idioma original: Inglés. Traducción: Kikito Vazquez, Asunción, Paraguay

 

 

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *