Publicado el 2018-10-24 In Vida en alianza

Dilexit Ecclesiam: ¡Un faro en las nuevas playas de Texas!

EE. UU., Carlos Cantú •

La Convención Anual de Delegados de Texas del Movimiento de Schoenstatt se llevó a cabo el sábado 13 de octubre en el Santuario Cor Unum in Patre y Centro de Schoenstatt en San Antonio, Texas. –

Después de un desayuno continental, la convención comenzó con la siguiente oración inaugural:

“Después de haber conmemorado el 50º aniversario del regreso a casa de nuestro padre y fundador y la celebración del Año del P. Kentenich, una vez más nos volvemos hacia el futuro y nos hacemos la pregunta eterna: ‘¿Qué quiere Dios de nosotros en estos tiempos difíciles?’ La Divina Providencia nos remarca las palabras en la tumba de nuestro padre y fundador: ‘Amó a la Iglesia’, e inmediatamente conocemos nuestro camino. A pesar de todo lo que sufrió a manos de la Iglesia, el P. Kentenich quería que estas palabras aparecieran en su tumba. Mientras llevamos su misión a los nuevos tiempos, queremos ser como el P. Kentenich. Para que se pueda decir que amamos a la Iglesia, debemos amarla ahora, hoy mismo, con todas las dificultades y problemas que enfrenta. Obtenemos nuestra fuerza y ​​resolución de la Alianza de Amor con nuestra Madre Tres Veces Admirable, Reina y Vencedora de Schoenstatt. En estos momentos en que el hombre moderno recurre a las píldoras para enfrentar la vida cotidiana, el P. Kentenich diría que él solo tomó una píldora: la Alianza de Amor. El P. Kentenich no actuó por su cuenta, sino que siempre contó con sus seguidores, su familia. Unidos como una familia, fortalecidos por nuestra Alianza de Amor con nuestra Madre Tres Veces Admirable, Reina y Victoriosa de Schoenstatt, y de la mano del P. Kentenich en el santuario, proclamamos la misión de Schoenstatt a la Iglesia y al mundo. Al comenzar nuestra convención de delegados, oramos a nuestro Padre Celestial: ‘Guíanos de acuerdo con tus sabios planes. Amén’»

Sesenta delegados de diferentes diócesis de Texas asistieron a la convención. También estuvieron presentes los padres de Schoenstatt, Gerold Langsch y Raimundo Costa. Las Hnas. de María de Schoenstatt presentes fueron M. Danielle Peters, M. Heidi Infante, M. Gloria Mauricio y M. Mara Medina. Un agradecimiento especial a Albert y Maru García por ayudar en los preparativos necesarios para la convención.

Desde el corazón del Padre

La Hna. M. Heidi Infante hizo la primera y excelente presentación sobre el P. Kentenich, donde puso énfasis en P. Kentenich y su carisma fundador. Hizo hincapié en las palabras de san Juan Pablo II a Schoenstatt en 1985, con las que nos alentó a ser leales a nuestro fundador y a su carisma, a ser leales a la Alianza de Amor, a vivirla con generosidad y a tener el ejemplo de la vida de la Santísima Virgen en nuestra propia vida. La Hna. Heidi también mencionó las promesas que el P. Kentenich hizo a san Pablo VI y al obispo de Münster, Alemania.

La Hna. Heidi concluyó su presentación con las conmovedoras palabras del arzobispo Lucas Moreira Neves (secretario de la Congregación para los Obispos) a la Familia de Schoenstatt internacional en la basílica de San Pablo Extramuros de Roma el 21 de septiembre de 1985: ‘¡Haz tuyo el ideal que arde en el corazón del P. Kentenich y vívelo! »

Recordando al documento fundador vivo — José Engling

Felipe Quijano Ortiz, miembro de los hombres universitarios de Schoenstatt en Austin, Texas, presentó un inspirador retrato de José Engling, cuyo centésimo aniversario de muerte fue conmemorado recientemente en Cambray, Francia. Básicamente, enfatizó la búsqueda de santidad de José Engling, especialmente en las trincheras durante la Primera Guerra Mundial. El P. Kentenich llamó a José Engling el «documento fundador viviente» y Felipe hizo un excelente trabajo al demostrar cuán seriamente José Engling tomó su esfuerzo por la santidad y qué poderoso ejemplo él debe ser para nosotros en la lucha por la santidad de la vida diaria en el más alto grado posible.

El regalo de Schoenstatt a la Iglesia

La Hna. Danielle dio la siguiente presentación, y puso énfasis en la Iglesia de las nuevas playas. Habló elocuentemente de tres aspectos importantes: Schoenstatt, corazón de la Iglesia postconciliar, la imagen de la Iglesia del consejo y su desafío, y Dilexit Ecclesiam. Estos son los últimos tres capítulos del Kentenich Reader Volumen III: “Siguiendo a nuestro profeta”, para aquellos interesados ​​en leer esta valiosa información. La Hna. Danielle también destacó que el P. Kentenich prometió ayudar a san Pablo VI a llevar a cabo la misión postconciliar de la Iglesia, bajo la protección de María. Recordemos la foto donde el P. Kentenich está de pie frente a san Pablo VI y parece que tiene una lonchera en la mano, cuando en realidad es un regalo para el Papa, un cáliz para la nueva Iglesia que se construiría, Matri Ecclesiae, Madre de la Iglesia.

Concluimos estos pensamientos con el último párrafo del Volumen III del Kentenich Reader: “Cuando miro hacia atrás de esta manera ¡fue un momento increíble después de la Primera Guerra Mundial, cuando nuestra devoción mariana era tan controvertida! ¡Qué batalla peleamos en ese momento en honor a la Santísima Virgen! Y cómo se ha glorificado a sí misma en nuestra familia como parte de la Iglesia. Siempre será nuestra tarea velar por que la Santísima Virgen sea reconocida en la Iglesia; de hecho, no solo se reconoce a ella, sino que se la acepta como la gran abanderada de Cristo, sierva de Cristo y Madre de Cristo para la nueva era”.

Simplemente vívelo

El P. Gerold Langsch estuvo a cargo de la presentación final antes de las discusiones y deliberaciones para encontrar un nuevo lema para el año. El título de su presentación fue Dilexit Ecclesiam – Schoenstatt y la vida parroquial. El P. Gerold se había puesto en contacto con varios miembros de Schoenstatt y les había hecho compartir sus experiencias de implementación y experiencia de Schoenstatt en sus parroquias. En esencia, el objetivo es implementar Schoenstatt en tantas áreas de la vida parroquial como sea posible, no etiquetándolo como siempre refiriéndose a Schoenstatt, sino viviéndolo. De esta manera, cultivamos una cultura de alianza y estamos al servicio de la Iglesia. El P. Gerold animó a todos a vivir la vida diaria con la Santísima Virgen y dejar que ella se haga cargo del resto.

Después de las discusiones y deliberaciones, un grupo especial, en el santuario Cor Unum in Patre, discernió el nuevo lema para el año: “Dilexit Ecclesiam: ¡Un faro en las nuevas playas!

Edición: Melissa Peña-Janknegt, Elgin, TX, EE.UU.

Idioma original: Inglés. Traducción: Kikito Vázquez/ES, Asunción, Paraguay

Fotos: Albert & María García

Etiquetas: , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.