Publicado el 25. mayo 2018 In Vida en alianza

Corrientes pronto tendrá su Santuario

ARGENTINA, Martha Liotti •

Pentecostés, fuerza divina que transforma y envía. Transformó a los Apóstoles, hombres confundidos e indecisos, en testigos y mártires por amor al Señor. La familia de Schoenstatt de Corrientes celebró esta fiesta como en el primer Cenáculo, reunida y junto a su Madre, en el predio Tierra de María. En ese lugar y con ese marco, el domingo 20 de mayo de 2018 se realizó la bendición de la piedra fundamental del futuro santuario en la ciudad de Corrientes. —

 

Este acontecimiento histórico, presidido por el padre Alejandro Blanco Araujo, de la Federación de Sacerdotes de Schoenstatt, convocó a todos los aliados de la Mater, desde los primeros hasta los más nuevos, juntos a familiares y amigos.

Vinculado al Santuario Original

La piedra fundamental es un fragmento del piso del Santuario Original en Alemania, que fue retirado cuando se reacondicionó el piso de la entrada, y fue entregado en el año 2014 por una Hermana de María a los peregrinos Carlos y Marianela Burgos, y sus hijas. Seguramente han quedado sobre ella las huellas del Padre Kentenich, de José Engling y tantos otros…

Toda la historia y misión de Schoenstatt condensada en una vida

Otro gran acontecimiento, fue celebrar la vida de Martina Cabrera, quien precisamente ese día cumplía sus 15 años. Ella eligió compartir la Misa de acción de gracias, allí, en esta Tierra de María, por ser hija predilecta de la Mater. Ella fue quien la cobijó desde su nacimiento, que tuvo riesgo de vida; Ella la ayudó a sobreponerse y luchar en los meses en que debió afrontar dos complicadas cirugías cardíacas; con Ella siguió avanzando hasta llegar a esta adolescencia, plena de salud y de alegría. Por este reconocimiento, llevó como ofrenda al altar Eucarístico, la misma Peregrinita para bebés que la acompañó al nacer.

Nito, su papá, le dirigió emotivas palabras, priorizando la certeza de que Martina había nacido con una clara misión: la de llevar a su familia, y en especial a sus padres, a la cercanía de Dios. Estos padres, Débora y Nito, comenzaron un camino hacia la Alianza de Amor, que los ha comprometido fuertemente. Actualmente, son dirigentes en la Liga Apostólica de Familias y misioneros de la Campaña en la modalidad para bebés y niños en riesgo de vida.

Corrientes

Martina con sus padres

Enviados hasta los confines de la tierra

Visiblemente emocionados y estrechamente unidos por vínculos de aliados con la Mater, recibimos la fuerza transformadora del Espíritu Santo, en una Tierra Santa que cobija y envía a los discípulos hasta los confines de la tierra.

 

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *