Publicado el 18. abril 2018 In Vida en alianza

¡La vida llama! –Semana de trabajo 2018 de la JM

ALEMANIA /HUNGRÍA, Johannes Bechtold •

También este año la Juventud Masculina de Schoenstatt de las diócesis de Espira, Fulda y Maguncia/Limburgo, Alemania, ha celebrado su semana de trabajo. El lema era: “La vida llama”. Del 1 al 7 de abril viajamos juntos a Óbudavár, al Centro de Schoenstatt en Hungría.—

 

Lago Balatón

El domingo de Pascua se encontraron más de 50 jóvenes en sus Santuarios de Schoenstatt en Herxheim, Dietershausen y Weiskirchen, para partir en dirección al lago Balatón. Junto a este lago , que para muchos suena a vacaciones, se encuentra el primer santuario de Schoenstatt de Hungría. Todos marcharon con una oración de envío y se hicieron las preguntas de qué esperaban de la semana, de qué se alegraban, pero también de cuál podría ser su aporte personal al éxito del encuentro y,  si hay alguna persona o situación que quisiera ser llevada en el corazón durante estos días. Todas estas preguntas y respuestas las expusimos en una oración de la noche y viajaron con nosotros en la soledad de la noche hacia Hungría.

Hospitalidad húngara

Por fin hemos llegado. Disfrutamos de los primeros rayos de sol del día y estamos llenos de alegría de que nos reciban unos miembros de la JMS. Nos enseñaron el Centro de Schoenstatt y contaron alguna que otra anécdota del terreno y del nacimiento del Movimiento de Schoenstatt en Hungría.

Tras un par de cafés abordamos la línea temática de la semana, bajo el lema: “La vida llama”. El grupo se dividió en grupos más pequeños, que vivieron juntos toda la semana y pudieron compartir intensamente. Había gran cantidad de imágenes que  tenían relación con el lema y cada grupo presentó de forma creativa su conexión e interpretación del tema.

Hacia dónde a mí me llama la vida

Durante los próximos días nos ocupemos de nuestra vida hasta ahora. Cada uno diseñó un cartel, en el que se explicaba el “hilo conductor” de su vida y a continuación  compartimos  experiencias, éxitos, fracasos, hobbies y más. Otro día estuvo dedicado  a la cuestión de cómo podría ser nuestro futuro. ¿Cómo puedo vivir y aplicar mis talentos a una profesión? Respecto a estas preguntas hemos parodiado de forma muy práctica diversas situaciones, cómo se nos pueden presentar en una entrevista de trabajo o un centro de evaluación. En forma práctica y como un juego hemos aprendido todo lo posible. Al final de la semana nos hemos enfrentado a nuestra vocación de ser cristiano. Vivimos nuestra fe, pero ¿qué significa vivirla como cristiano?

Naturalmente hubo espacio para el tiempo libre y la diversión. Hemos disfrutado de tiempo primaveral junto al Lago Balatón y hemos pasado una tarde conscientemente con actividades  lúdicas: parque temático, excursión a una cueva, caminata por el parque nacional o baño en el Lago Balatón.

Fiesta de la Alianza de Amor húngaro – alemana

El último día, tras dejar el idílico Óbudavár fuimos a la capital, Budapest. Allí algunos amigos de la JMS nos mostraron la ciudad donde estudian y sus lugares predilectos. Por la noche nos encontramos en las salas de la JMS y, con un lleno total, hemos celebrado una fiesta de la Alianza de Amor. Fue el punto culminante de la semana, que terminó con una barbacoa, a la que nos invitó la JMS.

¡Muchas gracias por la hospitalidad y la vida compartida durante la semana!

Lamentablemente, teníamos que volver de nuevo a casa, pero cada uno pudo llevarse el buen ambiente, las intensas conversaciones, los momentos de encuentro a la vida diaria y seguir la vida con una nueva motivación y perspectiva.

 

Presencia en internet de la Juventud Masculina de Schoenstatt en Alemania

Original: alemán, 15.4.2018. Traducción: Paz Leiva. Madrid, España

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *