Publicado el 2018-04-29 In Vida en alianza

Día del Santuario Hogar – un encuentro en familia con Jesús y María

BRASIL, Sueli Vilarinho

La Liga de Familias de Schoenstatt de Jaraguá, en São Paulo/SP, realizó el domingo jubilar, 15 de abril, su tradicional celebración del “Día del Santuario Hogar”. Un encuentro en familia con Jesús y María. 

Motivados por los 70 años de la Carta de Santa María (escrita por el P. José Kentenich y que es considerada el Documento de Fundación de la Obra de Familias de Schoenstatt y de los Santuarios Hogar), los esposos abrieron sus puertas a las familias más jóvenes de la Liga. La intención, además de celebrar el día y agradecer las gracias de la Madre y Reina en cada casa, fue compartir ese ambiente sagrado con otras familias. El rito ya se repite hace diez años, uniendo a los esposos de la rama y fortaleciendo los vínculos con los nuevos matrimonios de la Liga Apostólica.

A las 19.30 hs del domingo 15 de abril de 2018, 35 Santuarios Hogar fueron visitados por 37 familias: por lo tanto, 72 familias rezaron delante de la imagen de gracias de la Madre y Reina. Cada grupo en su originalidad hizo una oración, la lectura de la Carta de Santa María, cantos y explicaciones sobre la misión de su Santuario Hogar. Una gran corriente de oración fue recibida por Jesús, “porque donde hay dos o tres reunidos en mi Nombre, yo estoy presente en medio de ellos” (Mt. 18,20).

Corriente de vínculos y de vida

Las familias más antiguas en la rama, que ya instituyeron un Santuario Hogar, están agradecidas por la presencia de María en sus hogares. Por eso, ese día, abrieron las puertas a los matrimonios que se preparan para invitar a la Madre de Dios a habitar en sus casas.

El intercambio de experiencias también fortalece los vínculos con el Santuario de Sion de Jaraguá y los coloca en consonancia con el ideal de rama de la Liga de Familias de Brasil: “Santuario vivo de Schoenstatt, un nuevo Nazareth, Tabor para el mundo”.

La realidad de cada familia pasa por la entrega de las dificultades y de todas las circunstancias de vida al Capital de Gracias. Con la certeza de que María recibe, acoge y transforma todo en gracias, se refuerza la confianza de que no están solos. María los acompaña de cerca, con su hijo Jesús, dentro de cada hogar. Un silencio profundo los impulsa a reconocer que “María conservaba estas cosas y las meditaba en su corazón” (Lc. 2, 19).

Inspirados por las palabras del P. José Kentenich en la Carta de Santa María: “Lleven la imagen de Nuestra Señora y denle un lugar de honor en sus hogares”, cada hogar se torna un punto de irradiación de gracias de María para el mundo.

“Madre, haz que Cristo brille en nosotros con mayor claridad; Madre, únenos en comunidad santa; danos constante prontitud para el sacrificio, así como nos lo exige nuestra santa misión” (Hacia el Padre, 194)

 

Original: portugués, 22.04.2018. Traducción: P. Esteban Casquero, Daireaux, Argentina

Etiquetas: , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.