Publicado el 3. marzo 2018 In Vida en alianza

Gratitud y preparación en la apertura del año en Jaraguá

BRASIL, Sueli Vilarinho y Karen Bueno • 

Con mucha gratitud por la proximidad del jubileo de los 50 años del Santuario Sion, se iniciaron las actividades de la Familia de Schoenstatt de Jaraguá en São Paulo/SP. —

El día comenzó con el clima fresco, típico de la región, y la oración de la mañana del libro “Hacia el Padre”. De esta manera se realizaba la primera actividad del año para la Familia de Schoenstatt, la apertura de las actividades de 2018.

Asistieron diversas ramas y comunidades del Movimiento, el matrimonio presidente del Consejo, Flávio Manoel dos Santos y Regina Celi Casarim dos Santos, y los asesores Sra. Raquel Padilla, P. Marcelo Aravena y Hna. Lucía María Menzel. Cerca de 150 personas participaron de la apertura.

“El mundo actual solo podrá sanar, solo podrá restablecerse a través de santos…”.

Pronto se fueron calentando el tiempo y el corazón al calor de los pensamientos de la Hna. Lucía María sobre las corrientes de vida de la Obra de Schoenstatt en Brasil. Entre otros puntos, la Hermana señaló una frase del P. José Kentenich:

“El mundo actual solo podrá sanar, solo podrá restablecerse a través de santos…”.

Brasil necesita cambios, dice, necesita santos y exige un cambio, primero en cada uno de nosotros en lo pequeño. Eso ocurre por el autoeducación por la ayuda de la Madre y Reina de Schoenstatt, aspirando a la santidad: este es el legado que nos dejó el P. Kentenich, destaca ella, hacer lo ordinario extraordinariamente bien.

Otro punto de la conferencia fue observar el mundo y la realidad siempre a través de la rendija o resquicio que es el corazón del Padre Fundador. ¿Qué nos dice realmente cada situación? ¿Cómo ver tantos ataques en los medios, en las conductas, en las leyes? ¿Será eso la ausencia de Dios y de la paternidad? La Hermana Lucía María recomienda mirar lo que Dios habla en los acontecimientos con los ojos del P. Kentenich, pues se necesitan familias fortalecidas en Dios y en el amor.

Continúa el trienio jubilar rumbo a los 40 años del Santuario de la Unidad de Corazones en el Padre.

A continuación, el presidente del Consejo invitó a todos a participar activamente en las actividades previstas para 2018, inspiradas por el lema “Unidos al padre y profeta, por una nueva tierra mariana”. La Familia de Schoenstatt de Jaraguá se encuentra unida por un trienio, conquistando un cetro para la Mater, que será colocado en la Carpa de la Unidad en la celebración jubilar de los 50 años de este santuario el 31 de mayo de 2019.

Luego se hizo la oración final y una bendición a cargo del P. Marcelo Aravena, nuevo Asesor de la Liga de Familias de Jaraguá y Caieiras/SP y del Rosario de Hombres del Regional Sudeste. La apertura del año culminó con la Santa Misa, también presidida por el P. Marcelo. En la homilía invitó a la Familia de Schoenstatt a escuchar atentamente el Evangelio: “Señor Jesús, que tu exigente llamado de conversión no nos intimide, antes nos estimule y nos impulse a cambiar radicalmente nuestra forma de pensar, vivir, actuar y amar en todas las situaciones de la vida”.

Finalmente, todos renovaron la Alianza de Amor en la alegría de abrir oficialmente el año para la Familia de Schoenstatt de Jaraguá.

 

Fotos: Alex Formigoni

Original: Portugués, 1.3. 2018; traducción: Carmen M. Rogers, Santiago de Chile/es

Etiquetas: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *