Publicado el 25. marzo 2018 In Vida en alianza

Cuando un Santuario se queda solo…

TANZANIA, Philippe Kitabu •

En tres diócesis, en Kayanga, Rulenge Ngara y Bukoba, está presente Schoenstatt en Tanzania… y sigue creciendo, a pesar de que durante años se creyó que el Santuario allá quedaría solo. Philippe Kitabu desde Burundi, quien trabajó desde el 2005 para Schoenstatt en Tanzania, se alegra mucho de poder contarnos en schoenstatt.org un poco sobre el apostolado que se realiza en Tanzania. —

A inicios de los años sesenta, miembros del Instituto Nuestra Señora de Schoenstatt de Alemania, construyeron un santuario en la antigua diócesis de Rulenge Ngara, en la parroquia San Agustín en Isingiro. En el año 1979 las últimas alemanas dejaron el lugar para regresar a su país. Desde allí se pusieron en contacto con los Padres de Schoenstatt de Burundi para pedirles que cuidasen del Santuario y de los pocos schoenstattianos que habían quedado.

En el año 1992 el Padre Alois Haelg y Fidèle Havyarimana fueron a Isingiro y así comenzó un apostolado de Schoenstatt. En el año 2005 el Padre Jean Bernard Mazuru y yo comenzamos este camino del apostolado en Tanzania. Desde entonces Schoenstatt está presente en tres diócesis: Kayanga, Rulenge Ngara y Bukoba.

Las fotos muestran un encuentro en el Santuario en Isingiro de los schoenstattianos de las tres diócesis en octubre del año pasado.

Un santuario estuvo a punto de quedarse solo… pero sólo a punto.

 

Tanzania

Original: alemán, 21.03.2018. Traducción: Alexandra Kempff, Santa Cruz, Bolivia/mar

Etiquetas: , , , ,