Publicado el 26. marzo 2018 In Vida en alianza

¿Cómo celebraron el primer aniversario del Santuario de Costa Rica?

COSTA RICA, Michelle Ramírez Aguilar de Monturiol •

Las actividades del triduo en conmemoración de la bendición del primer Santuario de Schoenstatt en Costa Rica “Familia de Esperanza” fueron un regalo para la Iglesia. Bajo el intenso sol caluroso del verano costarricense se vivió como una feria…un festival familiar y pedagógico. El nombre del evento: “Encuentro con Schoenstatt… juntos por la familia” unió las diferentes ramas de la Familia y apostolados de schoenstattianos. Unidos mostraron la obra familiar en un fin de semana. El objetivo fue dar a conocer el aporte de la Obra familiar a la Iglesia y a la sociedad costarricense.—

Con charlas abiertas y temas actuales, enriquecieron con sus testimonios de vida, Tony Gazel de la Federación de Familias, con el tema “Familia y Dolor” y también Eduardo y Rosa de Aymerich del Instituto de las Familias, con “Educación de los hijos en la pureza del amor”, ilusionaron a más de uno y aumentaron la esperanza entre los espectadores.

A lo largo del día, los salones de la casa del Movimiento se llenaban de oyentes en las charlas explicativas de los apostolados de la obra familiar:

También se mostró como trabaja la Obra Familiar en la formación de sus miembros (grupos).

Un Jardín de “carpas”

En los jardines alrededor del Santuario se podían ver los “techitos” blancos que iluminaban el trabajo y esfuerzo de todos los apostolados y de las ramas y comunidades del Movimiento de Schoenstatt. Era un verdadero jardín de carpas con colores y alegría reflejados en el semblante de los hijos de La Mater.

Las carpas de los apostolados eran los siguientes:

  • Jardín de Maria (jardín de infantes)
  • Invenio (Universidad)
  • Maria Ayuda (Obra Social)
  • Encuentro de novios
  • Misiones familiares
  • Misión matrimonio (acompañamiento matrimonial)
  • Grupos de la Rama (Familias de Schoenstatt)
  • Pastoral de la esperanza (crecimiento espiritual para parejas divorciadas y vueltas a casar)
  • Juventud de Schoenstatt
  • Catequesis Prematrimonial

Con la camiseta  “Padre Kentenich”

Para el domingo, bien temprano en la mañana, todos los deportistas y los no tan deportistas que se inscribieron en la carrera y caminata, lucían la camiseta bien puesta, alusiva al P. José Kentenich. Niños, grandes, abuelos empujando las carriolas o coches con sus nietecitos, otros con dificultades de salud también ofrecieron la caminata y esfuerzo. Todos querían participar de esta alegría contagiosa, hasta el padre José Luis Correa, asesor para Costa Rica y la Hna. María Amparo, no se dejaron ganar por la familia deportista y a paso firme y rápido cruzaron la meta.

“Símbolos a sus pies….”

Luego de un merecido descanso, todos refrescados, tras el deporte, entregaron a los pies del Santuario, los símbolos de los santuarios hogar de sus casas….. Se celebró una misa de renovación de los santuarios hogares, después de una conquista de diez días: “la décima”, en la que se renovaba con oraciones y contribuciones al capital de gracias los santuarios hogar.  En fin, aquí no termina la celebración, una Hora Santa que se sintió como un pedacito de Cielo, con el Santísimo expuesto peregrinando por las afueras del Santuario y bendiciendo a su paso a cada uno allí presente, se tornó en una experiencia sobrenatural e inolvidable.

No cabe duda de que la Mater y el Padre José Kentenich en Costa Rica se han manifestado de forma extraordinaria. La resultante creadora es un aliciente que sigue dando esperanzas a todos aquellos que visitan el Santuario Familia de Esperanza y más milagros están aún por verse.

 

Página oficial de Schoenstatt en Costa Rica

 

 

Etiquetas: , , , , , ,

2 Responses

  1. Hay cosas que casi no puedes creer. ¡Un año de Costa Rica y todos esos apostolados! ¡Es increíble! Esos “Ticos” se transformaron en hejos auténticos de la Mater y el Padre Kentenich

  2. Desde esquipulas Guatemala Unidos a la fiesta desde nuestros santuarios hogares en el año del padre fundador..adsum

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *