Publicado el 2017-12-13 In Vida en alianza

Una apasionada defensa del matrimonio

ALEMANIA, P. Elmar Busse •

Desde hace cinco años, existe el proyecto «Boletín para matrimonios», iniciado y diseñado por dos matrimonios y un Padre de Schoenstatt, apoyado por la Rama Familiar de Alemania. El boletín quiere ser “una apasionada defensa del matrimonio” y “ayudar a mantener viva la alegría entre los esposos y fomentar su permanente desarrollo”. A fines de noviembre, la redacción de schoenstatt.org conversó sobre el proyecto con el P. Elmar Busse.

En diciembre se publicará el boletín N° 60. Celebra su 5º aniversario de publicación. ¡Muchas felicidades! Pero a la edad de cinco años todavía no se ha superado la infancia…

P.Busse:

Sí, eso es cierto. Con aproximadamente 850 suscriptores, todavía somos como niños de jardín de infantes entre los boletines. Por otro lado, también me siento orgulloso, porque somos un equipo de redacción muy pequeño: dos matrimonios, Claudia y Heinrich Brehm, Gisela y Klaus Glas, quienes trabajan en forma voluntaria y yo como sacerdote, donde no se puede diferenciar entre trabajo voluntario y de tiempo completo. Conmigo, los límites son variables.

 

¿Cómo nació la idea del Boletín para matrimonios?

P. Busse:

Nosotros cinco trabajamos desde hace años con la Rama Familiar y Klaus Glas como terapeuta a tiempo completo en su propio consultorio. Una y otra vez, nos dimos cuenta que los matrimonios invertían una gran cantidad de energía para el mantenimiento de la fachada: “Si no somos una buena pareja, al menos queremos dar esa imagen hacia afuera”. El orgullo juega un papel muy importante. “El matrimonio es lo más natural del mundo. ¿Entonces quién podría ayudarnos con esto? ¡Seguramente no puede ayudarnos un sacerdote que no está casado! Y si luego ya no se puede seguir así y uno de los dos busca desesperadamente ayuda desde afuera, a esas alturas la cuenta de la esperanza ya se ha sobregirado y se encuentra en menos. Algunos incluso buscan un escenario de salida justo y, en lo posible, poco doloroso.

Si las parejas hubieran llegado tres o cuatro años antes, hubiese habido más posibilidades de esperanza y no tantas lesiones. Entonces, uno se podría limitar a mostrar y a enseñar nuevas estrategias. En estos casos, hay que entregarle a ambos, mucha medicina de esperanza. Esta observación fue siempre un tema en nuestras conversaciones durante las reuniones y congresos. Entonces nos dijimos: “¡Llegó el momento de hacer algo concreto al respecto!”. Y así surgió la idea.

¿Cómo llegan a sus temas?

El Padre Kentenich, que trabajó con matrimonios durante su estadía en Milwaukee (1952 a 1965), se dejó guiar en sus temas por las preguntas que le hacían los matrimonios. Después de su regreso a Alemania, le dijo una vez al talentoso sacerdote de Maguncia, Werner Krim, que él debería estudiar más en las almas que en los libros. Este sacerdote lo hizo así. En su funeral, la catedral de Maguncia estaba repleta de creyentes. También nosotros nos dejamos conducir por los temas que nos traen los que buscan consejo.

Sí, pero ¿no se repiten los contenidos? ¿No es aburrido con el tiempo?

P.Busse:

Es algo similar como con la música. Antonio Salieri escribió 28 variaciones para orquesta (1815), Johann Sebastian Bach compuso sus Variaciones Goldberg (1741), Johannes Brahms escribió variaciones sobre un tema de Haydn (1874). El oyente con experiencia es capaz de constatar: Aha, ahora vuelve a aparecer en menor el tema que originalmente estaba en mayor; la misma melodía que era un vals, ahora se ha convertido en una marcha; ahora los tonos de la melodía básica se repiten juguetonamente como se decora un collar de perlas y una rama de pino.

Existen los típicos “puntos centrales de problemas” en la vida matrimonial: falta de comunicación entre ellos; falta de ajuste en la forma de educar, que ellos traen desde su propia experiencia; gestión de tiempo mal implementada; falta de disposición a perdonar; diferentes formas de entender el grado de desorden en el cuál uno se siente bien; frustración en la vida sexual; autocompasión, problemas de adicción, falta de atención – sólo para nombrar los puntos más importantes. Aquí hay nueve puntos sobre sexualidad y ternura, siete sobre comunicación (aunque este tema central está presente en casi todos los boletines), cuatro sobre gestión de conflictos, cinco sobre perdonar. Y ningún boletín con estos temas se parece al otro. A mí me gustan las comparaciones técnicas, a Klaus y Gisela les gusta citar los nuevos libros sobre matrimonio, los Brehms se caracterizan por sus detalladas observaciones. Esto es especialmente importante, porque muchas veces son las pequeñas cosas las que nos desesperan: así como una piedrecita en el zapato atrae la atención de nuestros 5 sentidos.

¿Este boletín no pasa inadvertido entre las muchas ofertas para matrimonios, especialmente dentro de la iglesia?

P. Busse:

No hay muchas ofertas. El «buque insignia“ es, sin duda, los seminarios EPL (Programa de aprendizaje para parejas que llevan 5 años de casados), KEK (Comunicación constructiva para matrimonios que llevan más de 5 años de casados; KESS (cooperativo, alentador, social, orientado a la situación): la formación de KESS se encuentra en el marco de un proyecto de la AKF -Comunidad católica de trabajo para la formación de la familia- en cooperación con el Departamento para la familia del Arzobispado de Friburgo. Los centros de la EFL (Consejería matrimonial, familiar y de vida) hacen un valioso servicio, pero a menudo con la desventaja descrita anteriormente del “demasiado tarde”.

Ya que mi horizonte se limita al contacto directo, quiero citar al teólogo pastoral de Múnich Wollbold, que debido a su profesión, tiene un horizonte más amplio. En el 2015, él fue foco de discusión porque publicó un libro llamado “Pastoral con divorciados vueltos a casar – nudo gordiano u oportunidades inimaginables”.

Allí también cita al Papa Benedicto XVI en una conferencia de sacerdotes en 2007: “¿Qué hacer? Un primer punto sería, naturalmente, la prevención… La primera parte de mi respuesta sugiere la prevención, no sólo en el sentido de preparar, sino también de acompañar, es decir, la presencia de una red de familias…” (Papa Benedicto XVI el 24/7/2007, durante el encuentro con los párrocos y sacerdotes de las diócesis de Belluno-Feltre y Treviso).

Wollbold continúa: «Desafortunadamente, uno tiene que confesar: nada de esto es estándar en las diócesis alemanas. En muchas de ellas no existe un plan de pastoral familiar que aborde los múltiples problemas y desafíos y no se limite sólo a ofertas puntuales.”

Muchos sacerdotes me han confesado: “Hemos estudiado lo incorrecto. Nadie me ha preguntado alguna vez sobre las doctrinas erróneas del siglo III, pero sí me han preguntado cómo ser felices nuevamente como pareja: eso es lo que la gente quiere saber y no los puedo dejar satisfechos con unos pocos principios generales y con buenos deseos. Luego ellos nunca más regresan por mi consejo. La pastoral familiar está poco considerada en la formación sacerdotal”.

 

Dadas las cifras de divorcio, ¿no es como una gota de agua que cae sobre la piedra caliente? Si la Oficina Federal de Estadística publica las últimas cifras y se puede leer como un titular, que cada tercer matrimonio está divorciado y cada segundo en las grandes ciudades, ¿esto no los desanima?

P. Busse:

Tal titular es una falsificación deliberada de los hechos, porque sólo se ponen en relación las cifras de matrimonios con las de divorcio. Eso no dice nada de la estabilidad marital y la duración de los matrimonios en general. Un ejemplo de cálculo: en un pueblo hay 396 matrimonios. En ese pueblo se casaron en el 2017 cuatro parejas y dos se divorciaron. Entonces en algunos periódicos aparece: cada segundo matrimonio se divorcia. En realidad es un 0,5% de los matrimonios existentes en ese pueblo. El matrimonio tiene una reputación mucho mejor de lo que se cree.

¿Una mirada al futuro?

P. Busse:

Espero que, al igual que con los procesos de crecimiento natural, podamos lograr con los suscriptores una curva de crecimiento exponencial. Lo hermoso con los boletines es el hecho de que más suscriptores no significan mayor trabajo y tampoco significa que ejemplares impresos permanecen como capital muerto llenándose de polvo en los estantes. Indudablemente que cuento con la bendición de arriba. Dios mismo está muy interesado en  que los matrimonios tengan éxito y que a través de sus experiencias interpersonales de calidad de vida y fidelidad, ellos puedan transmitir algo de la fidelidad de alianza de Dios.

Finalmente, espero que la idea de prevención también gane un lugar en la política familiar. Los niños de padres solteros corren un alto riesgo de pobreza. Si se otorgara sólo una fracción de lo que se invierte para los gastos sociales de familias de padres solteros en la prevención, o sea, para la estabilidad de los matrimonios, entonces habrían muchas más parejas felices a largo plazo. Después de todo, las parejas de novios no carecen de motivación. Las parejas traen el anhelo de que el amor dure eternamente. Lo que a menudo falta son las competencias sociales. Y ellas pueden ser transmitidas. No son un secreto.

 

El boletín para matrimonios (en idioma alemán) puede ser solicitado en forma gratuita a la siguiente dirección de correo electrónico:

[email protected]

o aquí

 Original: alemán. Traducción: Tita Andras, Viena, Austria

Por razones de privacidad, sólo es posible hacer pedidos personales. Una selección de los boletines se puede obtener en forma impresa a través de la misma dirección.

 

Tres preguntas…sobre el Schoenstatt del segundo siglo de la Alianza de Amor (37)

Etiquetas: , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *